_
_
_
_
_

Iberdrola amplía su alianza con Abu Dhabi para invertir 15.000 millones en renovables en Alemania, Reino Unido y EE UU

La eléctrica y Masdar rubrican la venta de un 49% del parque East Anglia 3 por 2.000 millones

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, Dr Sultan Al Jaber, ministro de Industria y Tecnología Avanzada de los EAU, presidente de Masdar y presidente de la COP28 y Mohamed Jameel Al Ramahi, CEO de Masdar.
Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, Dr Sultan Al Jaber, ministro de Industria y Tecnología Avanzada de los EAU, presidente de Masdar y presidente de la COP28 y Mohamed Jameel Al Ramahi, CEO de Masdar.

Salto de gigante en el acuerdo de renovables de Iberdrola y Masdar, brazo inversor del fondo soberano de Abu Dhabi, Mubadala, que es también accionista de Cepsa. Tras dar entrada al fondo en plantas de eólica marina en Alemania y en Escocia, ambos grupos han anunciado en el marco de la COP28 un acuerdo estratégico para invertir conjuntamente hasta 15.000 millones de euros en proyectos eólicos marinos y de hidrógeno verde en Alemania, Reino Unido y Estados Unidos.

Ambas compañías “trabajarán para invertir conjuntamente en futuros proyectos eólicos marinos y de hidrógeno verde en Europa y otros mercados”. Iberdrola y Masdar son ya socios conocidos después de la venta del 49% de Baltic Eagle en Alemania por 375 millones, y han acordado dar entrada al fondo soberano en East Anglia 3, situado en Escocia, tal y como publicó este periódico en octubre. La eléctrica culmina así la búsqueda de un socio para este parque eólico, un proceso que encargó a Goldman Sachs antes de verano.

La operación de Masdar en East Anglia 3 supuso una inversión de 2.000 millones en un parque valorado en unos 4.000 millones. La alianza en el proyecto en el mar Báltico aportó otros 375 millones más. Iberdrola señala que ambas empresas ya están estudiando “otras oportunidades” tras el acuerdo marco de inversión por 15.000 millones.

El proyecto East Anglia 3, en Escocia, en el que Masdar tendrá una participación de hasta el 49% por unos 2.000 millones de euros, se encuentra ya en construcción y se prevé que entre en funcionamiento en el cuarto trimestre de 2026. En julio de 2022, Iberdrola firmó contratos por diferencias (CfD) con el Gobierno de Reino Unido para la venta de energía del parque a un precio que se irá incrementando en función de la inflación. Por su parte, Baltic Eagle, en aguas alemanas del Mar Báltico y con una capacidad de 476 megavatios, continúa con los trabajos de construcción. Masdar acordó adquirir el 49% del proyecto por 375 millones, lo que implica una valoración implícita del 100% del parque, una vez concluida su construcción, de aproximadamente 1.630 millones.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, aseguró que después de décadas de “compromiso con las renovables, las redes y el almacenamiento”, esta alianza con Masdar muestra el compromiso de Iberdrola de seguir “aumentando las inversiones”. Galán hizo un llamamiento a la colaboración del sector público y privado para alcanzar el objetivo de la COP28 de triplicar la capacidad de energía renovable para 2030. El directivo señaló que esa meta “requerirá una acción inmediata por parte de los gobiernos y el sector privado”.

El director ejecutivo de Masdar, Mohamed Jameel Al Ramahi, señaló por su parte que dados los recursos eólicos, “Reino Unido y Europa son los principales mercados para Masdar”, para alcanzar su objetivo de llegar a 100 GW para 2030.

Iberdrola realiza este movimiento en el marco de su último plan estratégico, a cumplir antes de 2025 y que actualizó el otoño pasado. Este prevé invertir 47.000 millones, de los cuales, dedicará 17.000 millones a renovables y 36.000 millones a redes. A estos se suman otros 11.000 millones que dedicará a la integración de su operación estrella de los últimos años, la toma de la compañía estadounidense PNM Resources. Buscan alcanzar los 60 GW en renovables para 2025.

Para alcanzar estas ambiciosas cifras, la estrategia seguida por Iberdrola en los últimos meses ha sido buscar socios financieros con los que aliarse y sufragar este desarrollo renovable, a cambio de ceder participaciones minoritarias en los proyectos. La alianza con Masdar sigue a la rubricada a principios de año con el fondo soberano noruego Norges, que ha tomado el 49% de un portfolio de proyectos renovables en España, el llamado Proyecto Romeo, con 1.200 MW de capacidad, de los que un 20% son proyectos eólicos y un 80%, fotovoltaicos. Los nórdicos aportaron entonces 600 millones y ahora negocian ampliar el acuerdo a otros 1.000 MW más —que incluyen también activos en Portugal y con el objetivo de incluir en el futuro otros en otros países del extranjero— a cambio de 500 millones más de inversión del fondo noruego.

La compañía que pilota Sánchez Galán cuenta con otros procesos de venta en la recámara. Uno de ellos es dar entrada a un socio financiero en su filial de renovables de EE UU y también ha sondeado la venta de una minoría en otra plataforma renovable en España, que incluye sus activos de ciclos combinados, que ya intentó vender en el pasado en varias ocasiones aunque sin éxito. Además, también ha dado entrada al fondo EIP en otro proyecto de eólica marina, Vikinger, con un 49% por 700 millones de euros.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

_
_