_
_
_
_
_

Toyota duplica sus beneficios entre abril y septiembre y mejora en un 50% las previsiones para final de año

El resultado ascendió a 16.194 millones de euros y las ventas a 137.458 millones de euros

Logo de Toyota en una feria de automoción en Nueva York
Logo de Toyota en una feria de automoción en Nueva YorkDAVID DEE DELGADO (REUTERS)

El fabricante japonés de vehículos Toyota Motor registró un beneficio neto de 2,59 billones de yenes (unos 16.194 millones de euros) entre abril y septiembre, un 121,1% interanual más, gracias al aumento de ventas de coches en todas las regiones del mundo, incluidos Estados Unidos, Asia y su mercado nacional. EL buen dato le llevó a mejorar el beneficio operativo para todo el año Toyota desde 3 billones de yenes (18.766 millones de euros) a 4,5 billones (28.149 millones de euros), debido en gran parte a los efectos favorables de los tipos de cambio. Se espera que la debilidad del yen represente 1,18 billones de yenes (7.381 millones de euros) de la revisión del beneficio para todo el año.

La mayor empresa de automóviles del mundo por volumen de ventas anotó un beneficio operativo por valor de 2,56 billones de yenes (16.004 millones de euros) en dicho período, primeros seis meses del ejercicio fiscal japonés, lo que supone un incremento del 124,2% con respecto al año previo.

La facturación por ventas de la firma nipona aumentó un 24,1%, hasta 21,98 billones de yenes (137.458 millones de euros) en dicho semestre, en el que comercializó 4.744.000 unidades de vehículos de la marca Toyota y 5.596.000 en lo que respecta a vehículos de todas las firmas que pertenecen al grupo, entre ellas Lexus.

Esto supone unos incrementos del 14% y del 8,3% interanual en el volumen de ventas, respectivamente. “Las ventas aumentaron en todas las regiones, incluidas las de los modelos eléctricos, que supusieron el 35,3 % del total”, explicó en la rueda de prensa de presentación de los resultados el jefe de operaciones de Toyota, Masahiro Yamamoto.

Yamamoto destacó el impacto positivo que tuvo en las ventas un cambio del yen favorable con respecto a otras divisas, aunque añadió que lo idóneo sería tener “un tipo de cambio estable”, dado que esta tendencia afecta también negativamente a los costes de producción, debido a que encarece la importación de materiales, entre otros.

En vista de estos resultados, Toyota llevó a cabo una revisión al alza de sus previsiones para la totalidad del ejercicio.

Para el ejercicio en curso, que concluirá el 31 de marzo de 2024, la empresa automotriz japonesa espera anotar un beneficio neto de 3,95 billones de yenes (24.700 millones de euros), lo que marcaría un incremento del 61,1% interanual y supondría una cifra récord.

En lo que respecta al beneficio operativo, Toyota prevé que crecerá un 65,1%, hasta 4,5 billones de yenes (28.135 millones de euros) y espera un crecimiento de ventas del 15,7 %, hasta alcanzar los 43 billones de yenes (268.820 millones de euros).

La empresa mantuvo sus previsiones en lo que respecta a la venta de unidades de vehículos, que espera que alcancen los 9,6 millones para los modelos de la marca Toyota, un 8,8 % interanual más, y los 11,38 millones en lo que respecta a la comercialización de modelos de todas las marcas del grupo, lo que marcaría un aumento del 7,9%.

Toyota reestructuró no obstante su previsión de volumen de ventas en las distintas áreas geográficas. Aumentó su estimación de ventas para Norteamérica y Europa, pero revisó a la baja las de Asia, especialmente China, donde “la competitividad es muy alta”, explicó el director financiero, Yoichi Miyazaki, en la comparecencia.

Miyazaki aseguró no obstante que Toyota espera mantener su cuota de mercado “y por el momento lo estamos haciendo”, añadió.

El fabricante espera seguir aumentado las ventas de sus modelos electrificados y que para la totalidad del ejercicio este tipo de vehículos supongan el 37,2 % de las unidades comercializadas.

En lo que respecta a las áreas de vehículos eléctricos (VE) y vehículos eléctricos de batería (VEB), en las que los fabricantes japoneses se han visto rezagados en comparación con sus competidores europeos y

estadounidenses, los directivos de Toyota se mostraron conscientes del “área clave” que suponen, sobre todo de cara a la descarbonización hacia la que está girando el sector automotor.

“Queremos explorar nuevas áreas de negocio”, como podría ser el de las baterías o la expansión de operaciones en el extranjero, dijo Miyazaki, que señaló, sin embargo, que cualquier inversión en un sector incipiente es algo que “no se materializa de la noche a la mañana” y no ofreció más detalles al respecto de proyectos futuros.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Archivado En

_
_