_
_
_
_
_

SEPI reconoce que estudia entrar en Telefónica y abre la puerta al retorno del Estado al capital

La sociedad pública advierte que el análisis “no presupone” el cierre de la adquisición

Telefonica
Logotipo de Telefónica en una sede de la compañíaVIOLETA SANTOS MOURA (REUTERS)

El Gobierno buscar dar entrada al capital público en el accionariado de Telefónica tras la irrupción de la saudí STC en la teleco con una participación del 9,9%. La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ha confirmado en un hecho relevante que está “monitorizando la situación de Telefónica” y “está llevando a cabo un análisis exploratorio interno relativo a una eventual adquisición de una participación accionarial en dicha compañía”. El posible movimiento llega apenas una semana antes de que Telefónica celebre su Día del Inversor, en el que su presidente, José María Álvarez-Pallete, presentará el nuevo plan estratégico.

La SEPI, sociedad pública dependiente del Ministerio de Hacienda, señala no obstante que ese análisis “no presupone la adopción de una decisión que suponga dicha adquisición”, según la nota remitida a la CNMV. Fuentes de Telefónica no han querido hacer comentarios.

De cerrarse la inversión de la SEPI, supondría el retorno del Estado al capital de Telefónica, tras su definitiva privatización en 1997, bajo la presidencia de Juan Villalonga, con el Gobierno del Partido Popular. En su etapa inicial, tras su fundación en 1924, Telefónica estuvo controlada por la estadounidense ITT, hasta su nacionalización en 1945.

Telefónica cuenta con una capitalización en Bolsa de 20.530 millones, a cierre del lunes, por lo que la compra de un 5% del capital supondría el desembolso de unos 1.026 millones de euros. Las matildes registran subidas superiores al 1,2% pasado el mediodía, hasta 3,65 euros.

La fuerte crisis de las telecos en España a causa de la dura competencia ha contribuido a un deterioro de Telefónica en Bolsa, con una caída de la acción cercana al 60% desde 2016. Esta situación ha provocado la amenaza de inversores y operadoras de fuera del Viejo Continente en algunas de las principales telecos europeas.

El Gobierno ha mostrado abiertamente su objetivo de salvaguardar los intereses de la compañía dado su carácter “estratégico” y la adquisición supondría un equilibrio de fuerzas en el capital frente a Saudi Telecom Company (STC), la teleco controlada por el fondo soberano de Arabia Saudí, que adquirió una participación del 9,9% en Telefónica en septiembre. Desde la irrupción de la saudí en el capital de la teleco, se han sucedido los rumores y las presiones sobre la decisión del Gobierno, que tiene que dar el visto bueno a la operación. El Ejecutivo no ha reconocido hasta ahora si la saudí ha presentado ya la solicitud de autorización, que tiene que recibir luz verde del consejo de ministros en virtud del llamado decreto antiopas, por tratarse de una participación superior al 5% en un sector estratégico y una empresa con participación en actividades de defensa.

STC se convertiría con su adquisición del 9,9% del capital en el primer accionista de Telefónica, desbancando a BBVA que era hasta ahora el primer inversor. La entidad presidida por Carlos Torres cuenta ahora con 4,839% de los derechos de voto, según los últimos registros de la CNMV. La gestora Blackrock tiene el 4,983%, y CaixaBank suma el 4,879%.

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, se ha referido a la histórica presencia del banco en Telefónica, como miembro del núcleo duro de su capital, junto a CaixaBank. “Es una participación financiera, no estratégica, y no vamos a ampliar esa posición. Es una posición disponible para la venta y no pensamos ampliarla”, ha señalado en la presentación de las cuentas de la entidad.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, fue preguntada ayer sobre la posible entrada de la SEPI en el capital de Telefónica, y solo destacó el carácter “estratégico” de Telefónica para España, y evitó pronunciarse sobre esa supuesta adquisición. “Es una empresa estratégica para España por su papel en el ámbito de las telecomunicaciones, pero también en el ámbito de la defensa. No vamos a comentar cada una de las informaciones que se publican sobre estas operaciones por la prudencia que exige esa relevancia estratégica de la misma”, dijo la ministra en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Recientemente, Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía en funciones, señaló que el Gobierno aplicará “todos los mecanismos necesarios para garantizar la protección de los intereses estratégicos de España”. Poco antes, Yolanda Díaz, vicepresidenta y ministra de Trabajo en funciones, señaló que trabajaría para evitar la entrada del grupo saudí STC en el accionariado de Telefónica. “No podemos consentir que esta operación continúe”, dijo, ya que podría suponer un riesgo para los intereses españoles por los datos que Telefónica maneja.



Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_