_
_
_
_
_

Mediapro confirma la salida de Jaume Roures después de 30 años al frente de la compañía

El Consejo de Administración del grupo audiovisual mantiene al resto del equipo directivo

El ex administrador único de Mediapro, Jaume Roures, en un acto público reciente.
El ex administrador único de Mediapro, Jaume Roures, en un acto público reciente.MARISCAL AGENCIA EFE (EFE)

El Consejo de Administración de Mediapro ha aprobado este mediodía la desvinculación de Jaume Roures como socio gestor de la productora, un cargo equivalente al de consejero delegado. Como adelantó CincoDías, el ejecutivo abandona la casa por desavenencias con el principal accionista, Southwind Media, después de 30 años al frente de la firma. Tatxo Benet, que ya compartía dirección del grupo, seguirá con sus actuales funciones de presidente y de primer ejecutivo, así como los restantes miembros del equipo directivo.

El Consejo de Administración toma la decisión a petición de su socio mayoritario y, en un comunicado, destaca que “Roures y Benet han sido unas piezas clave en la evolución no solo de Grupo Mediapro, sino que han sido referentes mundiales en el sector audiovisual”. También subraya que continuarán con normalidad en sus puestos todos los miembros del equipo directivo de Mediapro. “Todos ellos están plenamente comprometidos con el futuro del grupo y trabajan sin descanso para satisfacer a sus clientes y aportarle valor a los accionistas”.

El movimiento se produce después de tres décadas en las que el ejecutivo ha convertido la firma de servicios audiovisuales que creó en 1994 en un auténtico referente en la gestión de los derechos deportivos, con el fútbol -sobre todo La Liga y la Champions- como principal bandera. Al tiempo, ha desarrollado con éxito divisiones de producción televisiva y cinematográfica, cuyos trabajos han recibido los principales galardones internacionales.

La decisión se explica por las desavenencias de Roures (Barcelona, 1950) con el accionista mayoritario y propietario de la compañía, Southwind Media. La firma de inversión con sede en Hong Kong, que cuenta con importantes ramificaciones en el mundo del juego, quiere dar una orientación y una estructura societaria a Mediapro que no encaja ni con los principios fundacionales de la casa ni con la visión que tiene el empresario catalán sobre el futuro de la compañía. Según información oficial de la productora, Roures desempeña la función de “socio gestor”, una suerte de consejero delegado.

Además de su labor en la operativa diaria, el ejecutivo es también accionista de la firma, con un 5% del capital. Estas fuentes subrayan que lo lógico sería que Roures también se desprenda de esa participación, e incluso que la compañía la recompre, en tanto su presencia en el accionariado carece de sentido si no comparte el sentido estratégico del proyecto. Al margen de Southwind, con un 85%, en el capital también figuran la multinacional británica WPP, con un 5%, y Tatxo Benet, el histórico socio de Roures, con quien abandonó en su día TV3 para montar Mediapro; posee una cuota similar. En este momento, la salida de Benet de la compañía no está sobre la mesa.

Roures y Benet llegaron en el año 2018 a un acuerdo con la china Orient Hontai Capital, primer grupo de capital privado del país, para venderle la mayoría de Imagina, el holding que aglutinaba Mediapro y Globomedia. Ese proceso supuso la salida del capital de accionistas señeros del proyecto. Para empezar, de Torreal, la firma de Juan Abelló, que atesoraba un 22,5% del conglomerado y fue la que promovió la búsqueda de un inversor. También de la Televisa de Emilio Azcárraga Jean, que había acompañado a Roures en la aventura de La Sexta y que controlaba el 19%, y de Mediavideo, la firma de Gerard Romy -el tercer mosquetero en la fundación de la productora-, que acumulaba un 12%. La suma de ese 53,5% fue la que permitió a los asiáticos tomar el control de la sociedad, en una transacción que suponía valorar el holding en 1.900 millones. Una condición básica del acuerdo fue el mantenimiento de Roures y Benet al frente de la gestión.

Southwind Group entró en liza a mediados de 2022, cuando la compañía oficializó la refinanciación de su deuda tras el durísimo golpe de la pandemia, que no solo paralizó buena parte de las competiciones deportivas y hasta 56 rodajes, sino que disparó las pérdidas y la deuda de un grupo que nunca la había tenido. Vinculado a Orient Hontai, que también había resultado afectado por el covid y en la que había invertido, Southwind se hizo entonces con ese porcentaje cercano al 85% del grupo tras inyectarle 620 millones de euros. La operación dejó a WPP, Roures y Benet con participaciones en torno al 5%, respectivamente. “La mayor parte de ampliación de capital se destinará a la amortización del endeudamiento hasta situarlo por debajo de los 400 millones de deuda neta (o 500 millones de deuda bruta), con una ratio de deuda neta sobre ebitda de 2,3 veces”, destacó entonces la compañía en un comunicado. Inicialmente, el planteamiento tampoco implicaba un cambio en el equipo de dirección hasta el año 2025.

Según publicaba la agencia Reuters hace apenas dos semanas, Southwind estaría ahora barajando la posibilidad de colocar su participación en Mediapro, interés que coincide con la salida de Roures. Los números acompañan. De acuerdo con los datos correspondientes al ejercicio 2022, los últimos disponibles, la productora disparó su beneficio bruto de explotación (ebitda) un 18%, hasta los 189 millones, ampliamente por encima de las previsiones y tras mantener los ingresos por encima de los 1.200 millones. La deuda, situada en el entorno de los 435 millones, también mantenía la senda de contención.

El legado de Roures

En el mismo comunicado confirmando la noticia, el grupo audiovisual ha asegurado que “continuarán con normalidad en sus puestos” todos los miembros del equipo directivo de Mediapro: Juan Ruiz de Gauna, director general; Eva Abans, directora financiera; Josep Ensesa, Legal Officer; José Luis Rubio, director de Broadcast and Media Services; Laura Fernández Espeso, directora de The Mediapro Studio; Carmen Fernández Tallón, directora de Innovación, o Carme Anglada, directora de Comunicación.

El propio Benet ha declarado que “Grup Mediapro se ha convertido en una gran empresa, una empresa resiliente que ha demostrado que siempre ha sabido superarse ante cualquier nuevo desafío”. “Todo el equipo gestor y las 7.000 personas que trabajamos en el grupo seguiremos haciéndolo con la misma eficiencia, eficacia y dedicación. Todo el equipo gestor y su consejero delegado estamos totalmente alineados con los socios accionistas del grupo, Southwind y WPP, con quienes compartimos sin fisuras el proyecto de futuro de la compañía”, ha subrayado.

“No hay, en este sentido, ni la más mínima disconformidad. En este sentido, no solo no ha habido discrepancias en el modelo de futuro, sino que no ha habido ni el más mínimo cambio ni en el proyecto fundacional ni en los valores que el grupo representa. Y no los va a haber mientras este equipo directivo esté aquí, porque es este equipo directivo quien los ha puesto en práctica durante treinta años y porque nuestros accionistas comparten nuestro proyecto y nuestros valores, que han sido clave a la hora de valorar su inversión en Mediapro. Nadie los ha cambiado ni nadie quiere cambiarlos”, ha asegurado.

Por otro lado, Benet ha afirmado que “el vacío que deja Jaume en el grupo es inmenso”. “Y desde un punto de vista personal añoraré mucho estas décadas maravillosas de trabajo conjunto, codo con codo, durante las que hemos colaborado para levantar el Grup Mediapro y convertirlo en lo que es. Pero ello no hubiera sido posible sin las personas que trabajan en el grupo, los mejores profesionales en sus respectivas áreas. En este sentido, Grup Mediapro seguirá estando en muy buenas manos”, ha manifestado.

“La inspiración y el legado que nos deja Jaume forman parte insustituible del ADN de Grup Mediapro y seguirán siempre presentes en el trabajo de esta compañía, recordándonos que lo primero son las personas, que nunca debemos renunciar a nuestras ideas y sueños, que trabajando como lo ha hecho Jaume seguiremos alcanzando todo aquello que persigamos, por difícil que parezca, sin que el miedo sea un freno a lo que el talento y el esfuerzo nos fijen como objetivo”, ha comentado.

Finalmente, Tatxo Benet ha remarcado: “Vamos a cumplir ahora 30 años de vida y todos, absolutamente todos, accionistas, consejero delegado, equipo directivo y todas las personas que componen el grupo estamos alineados y comprometidos para vivir otros treinta años, como mínimo, con el mismo éxito que hasta ahora hemos tenido”.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Regístrate gratis para seguir leyendo en Cinco Días

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte

Gracias por leer Cinco Días

_
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_