_
_
_
_

Líbere Hospitality amplía capital para acelerar su expansión en Europa

La operación, de seis millones, es suscrita por el equipo fundador y los trabajadores. La gestora de apartamentos turísticos acaba de entrar en Italia y Portugal

Marimar Jiménez
Jon Uriarte, cofundador y presidente de Líbere, junto a Mikel Rodríguez y Antón de la Rica, co-CEO de la empresa.
Jon Uriarte, cofundador y presidente de Líbere, junto a Mikel Rodríguez y Antón de la Rica, co-CEO de la empresa.

Líbere Hospitality, gestora de activos inmobiliarios para su explotación turística, residencial y corporativa en régimen de corta y media estancia, ha llevado a cabo una ampliación de capital de seis millones de euros para reforzar la solidez del grupo e impulsar su proceso de internacionalización y competir en óptimas condiciones en el extranjero. La operación ha sido suscrita íntegramente por el equipo fundador y los trabajadores de la empresa, con el fin de mantener el control total y acelerar su estrategia de expansión. En mayo, desembarcó en Italia y Portugal, donde ha contratado a Niccolo Pravettoni y Pedro Silvestre como responsables de desarrollo de negocio en sendos mercados, pero la compañía española se ha marcado como objetivo extenderse a toda Europa.

Lanzada en 2020 por Jon Uriarte y Ander Michelena, fundadores de Ticketbits, Líbere Hospitality Group (LHG) espera multiplicar por seis sus ingresos en los próximos tres años, cerrando 2023 con una facturación de 15 millones, casi el doble de los 8,5 millones de 2022. “Nuestra previsión es lograr la misma tasa de crecimiento en 2024 y alcanzar el break even ese año”, explica a CincoDías Antón de la Rica, co-CEO del grupo.

Uriarte remarca que la meta es llegar a ser el principal operador europeo de turismo alternativo y un grupo reconocido en el sector a nivel internacional. “De momento, nos hemos centrado en Italia y Portugal, además de España, porque estos tres países, donde aún falta mucha profesionalización en el segmento donde operamos o simplemente no existe, cubren una gran parte del mercado turístico europeo”, aclara De la Rica. Este añade que, aunque han empezado a analizar otros mercados (todos en la franja sur del Mediterráneo), la prioridad ahora es ver cómo ejecutan su plan en Italia y Portugal y cumplir con los objetivos que se han marcado en estos países.

LHG tiene ya en cartera 37 propiedades (15 en funcionamiento), que suman más de 1.200 unidades en 13 ciudades españolas y en dos del sur de Europa. “La meta es acabar 2024 con más de 1.300 unidades en funcionamiento y contar con 5.000 unidades para 2026-2027 entre los tres países. El 70% entre España e Italia, y el 30% en Portugal”, añade el co-CEO, que apunta que la “solidez y robustez” que les aporta esta ampliación de capital “es una buena carta de presentación en el exterior, junto al track record que hemos logrado en España. Las dos cosas combinadas hacen que cuando sales a abrir un nuevo mercado te miren con otros ojos”, continúa.

El directivo afirma que están trabajando “muchas oportunidades” y que esperan contar con 2.500 unidades solo en España en el medio plazo. En este país, LHG tiene presencia actualmente en Madrid, Barcelona, Bilbao, Valencia, Alicante, Granada, Málaga, Córdoba, Vitoria, Pamplona, San Sebastián, Ciudad Real y Sevilla. La mayoría de los contratos con los que trabaja el grupo español son de arrendamiento a largo plazo. La compañía no solo se enfoca a grandes ciudades sino también a otras de menor tamaño (Coimbra o zonas del Algarve, por ejemplo, en Portugal), donde creen que su modelo es exportable.

La ampliación de capital servirá, además, para acelerar la captación de nuevo talento (sobre todo perfiles de desarrollo de negocio y tecnológico necesarios para la siguiente fase de crecimiento) y reforzar la plantilla actual de 150 trabajadores. Líbere Hospitality Group quiere aumentar de manera importante su inversión en el desarrollo de tecnología propia para expandir su modelo de negocio que califican de “muy disruptor”.

De la Rica insiste en que el volumen de la ampliación de capital que han llevado a cabo ha venido muy marcado por la visibilidad clara que tienen del negocio a corto y medio plazo, que ha hecho que el equipo de LHG confíe en el futuro del proyecto y hayan querido invertir. “Tenemos una visión de las ventas y de la caja que vamos a generar bastante clara y, por eso decidimos que para el importe que estábamos buscando, que no era una megaronda, y para poder mantener la independencia que hemos tenido estos últimos tres años, hacerlo internamente era la forma más adecuada”.

La decisión de no salir fuera a buscar capital no obedece, según el ejecutivo, a la fase “más cerrada de financiación de los grandes fondos de capital riesgo, que están cambiando los axiomas de valoración”, sino al interés de la compañía en mantener su fuerte independencia, “que creemos ha sido una de las grandes ventajas del grupo a la hora de ejecutar nuestro plan marcado durante los últimos tres años”.

La compañía, que estrena su identidad corporativa LHG, bajo la que articula sus tres marcas (Líbere, B48 y Nailty), opera en el segmento Hospitality Tech, que aprovecha las ventajas de la tecnología para optimizar los recursos de la gestión inmobiliaria, y mejorar la calidad en el servicio, la sostenibilidad, la eficiencia y la rentabilidad de las operaciones.

De la Rica sostiene que este modelo tecnológico les permite ser más eficientes que un operador tradicional. Señala que la modalidad de alojamiento y gestión de inmuebles que ofrecen digitaliza toda la cadena de valor y permite dar unas “condiciones flexibles” tanto para los huéspedes como para los propietarios de los inmuebles. Por ejemplo, gracias a un sistema de gestión que permite a los operadores de alquileres vacacionales administrar múltiples anuncios en varias plataformas de reserva desde un único panel de control, o mediante la implantación de un software de gestión de huéspedes que ayuda a los hoteleros a gestionar las reservas, registros y otros aspectos de la experiencia del huésped.

“Nuestro equipo está formado por ingenieros y lo que hemos hecho es desenmarañar todo el modelo operativo de un operador hotelero y buscar cada punto donde la tecnología puede hacer más efectivo el modelo (procesos de limpieza, de control de personal, estrategias de comercialización...). Además, aplicamos la tecnología para mejorar la experiencia del cliente, con el chek-in online o las ofertas personalizadas basadas en el análisis de datos, entre otros servicios.

Entre las siguientes aperturas previstas por Líbere Hospitality está un edificio en Madrid, un hotel reconvertido en apartahotel que será abierto para finales de septiembre o principios de octubre. Y habrá otras unidades que se irán poniendo en marcha para finales de este año o principios de 2024. Además, en Lisboa abrirán en octubre su primer establecimiento y esperan poder inaugurar el segundo para el primer trimestre del año que viene.

La compañía no prevé necesitar más capital en este momento. “Todo dependerá de la estrategia que decidamos seguir. Si nos planteásemos hacer una expansión a más países o lanzar alguna otra iniciativa dentro del grupo, es posible que hiciera falta, pero ahora no lo prevemos porque no lo necesitamos”, remarca De la Rica.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Marimar Jiménez
Redactora senior en la sección de Empresas de CINCODIAS. Sigue la actualidad del sector de tecnologías de la información y del ecosistema emprendedor español. Antes de incorporse al diario en 2000 trabajó en Actualidad Económica y los suplementos Futuro y Negocio en EL PAIS. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Más información

Archivado En

_
_