_
_
_
_
_

RIU se prepara para reducir 1.400 millones de deuda con caja y sin vender activos

El pasivo de la hotelera se disparó tras la compra del 49% que tenía TUI en 19 hoteles que compartían

Carlos Molina
Luis y Carmen Riu, consejeros delegados de Riu Hotels & Resorts
Luis y Carmen Riu, consejeros delegados de Riu Hotels & Resorts

RIU se dispone a aprovechar la recuperación acelerada del turismo para reducir los 1.400 millones de euros de deuda con los que cerró 2022. La empresa de la familia Riu es la que más ha visto crecer su pasivo desde que arrancó la pandemia, ya que de una situación saneada pasó a otra sobreendeudada, como consecuencia de la compra del 49% de la cartera hotelera que compartía con el touroperador alemán TUI, cerrada en mayo de 2021.

En un movimiento contracorriente, con las grandes cadenas desprendiéndose de activos y solicitando líneas de liquidez para compensar la falta de ingresos, RIU hizo un desembolso millonario de 670 millones de euros en plena pandemia. Desde la hotelera balear enmarcaron la operación desde la posición de lealtad que preside la relación entre ambas compañías. TUI conserva la participación del 50% en RIUSA II, la empresa que gestiona y opera los hoteles de la marca Riu y que fundaron ambas compañías en 1993, mientras que RIU mantiene una participación inferior al 2% en el capital de TUI, al diluirse tras no haber acudido a las últimas ampliaciones de capital.

Para financiar esa adquisición, la hotelera balear cerró en junio de 2021 una línea de crédito con CaixaBank por valor de 825 millones para hacer frente a la compra y también para tener la liquidez necesaria “para desarrollar nuevos proyectos empresariales en México y Senegal”. Los restantes 575 millones de la deuda que acumula Riu corresponden fundamentalmente a los préstamos solicitados durante la pandemia para hacer frente a un par de años sin ingresos.

El plan de la compañía pasa por aprovechar el abundante flujo de caja para ir amortizando de forma anticipada una gran parte de esos 575 millones de euros. Desde RIU aseguran que la posición de liquidez se verá incrementada en los próximos trimestres gracias a la mejora de márgenes, ya que, a diferencia de otras épocas, las ventas se están haciendo sin descuentos ni promociones. Por ahora descartan ni la refinanciación de la deuda ni la venta de activos en un contexto en el que todo apunta a que registrarán un año histórico en beneficios. En 2022, la cadena cerró con unos ingresos de 2.905 millones, un 30% por encima de los niveles de 2019, y el objetivo es acercarse a los 212 millones de beneficio neto que obtuvo en 2019.

La volatilidad del escenario económico y geopolítico ha obligado a la hotelera a diseñar planes alternativos, que por ahora están guardados en el cajón a la espera de que la actual buena coyuntura pueda torcerse. Una de las grandes fortalezas de la compañía es su patrimonio inmobiliario y el elevado valor que puede adquirir en un mercado de transacciones en el que el precio de los hoteles, lejos de depreciarse, se ha encarecido. Los datos a los que ha tenido acceso en exclusiva Cinco Días confirman que Riu cuenta con munición de sobra para aplacar otra crisis de liquidez. La cartera operativa está compuesta por 96 hoteles, de los que 85 son en propiedad, ocho compartidos con un socio, dos en gestión y uno en franquicia.

En los cinco años transcurridos entre 2018 y 2022, la hotelera habrá invertido 2.500 millones de euros en la renovación de su cartera hotelera, con un protagonismo especial para el hotel Riu Plaza España de Madrid, con una inversión global de 400 millones de euros, o los dos hoteles construidos sobre el mar en Maldivas, con un desembolso de 120 millones. Una cifra a la que se suman los proyectos previstos para este año y el que viene. En 2023 abrirá un hotel Riu Plaza en Londres y hará seis grandes reformas (dos en México, dos en República Dominicana, una en Gran Canaria y otra en Islas Mauricio). El año que viene incorporará otros tres nuevos activos que estarán situados en Chicago, Toronto y Jamaica.

México se ha convertido en el destino que más ha crecido en la cartera de Riu. “En 25 años hemos abierto 22 hoteles, casi tantos como en España (27), y la disposición es seguir creciendo”, aseguran fuentes de la hotelera. Es el país en el que más factura, en el que más empleados tiene (9.000) y es el tercer mercado emisor de viajeros a los hoteles de Riu, por detrás de EE UU y Reino Unido y por delante de Alemania y Canadá.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_