_
_
_
_

Acerinox aspira a crecer en EE UU tras el fracaso de la fusión con Aperam

Prevé una relocalización de la producción para acercar fábricas y consumidores y reducir la dependencia de China

Carlos Molina
Bernardo Velázquez, consejero delegado de Acerinox
Bernardo Velázquez, consejero delegado de AcerinoxManuel Casamayon

Acerinox se prepara para volver a crecer tras haber llenado la caja en 2022, en el que cerró con los mejores resultados de la historia de la compañía, con una facturación de 8.688 millones de euros, lo que supuso un 30% más de 2021, y un beneficio neto de 556 millones de euros, un 3% menos anual lastrado por el deterioro de un activo en Malasia.

Tras el fallido intento de fusión con Aperam, propiedad de la familia Mittal, el pasado ejercicio, que hubiera dado lugar a un gigante mundial de la siderurgia, la compañía sigue buscando oportunidades para seguir creciendo de forma orgánica e inorgánica, especialmente en EE UU, donde concentra el 50% de las ventas y donde anunció a principios de este año una inversión de 225 millones de euros para aumentar un 20% la capacidad de producción de su fábrica de acero inoxidable. “EE UU es una economía muy estable, con una fuerte demanda y con un mercado de trabajo muy boyante que nos está aportando una solidez financiera muy buena”, aseguró Carlos Ortega, presidente no ejecutivo de Acerinox, en un encuentro con medios previo a la junta general de accionistas.

En su opinión, una de las claves para impulsar el crecimiento de las inversiones es el bajo nivel de apalancamiento en un contexto adverso con el incremento de los tipos de interés. “Tenemos una deuda de 600 millones con un resultado de explotación (ebitda) de 1.200 millones, lo que nos da una ratio muy baja de 0,5 veces y nos permite generar mucha caja para invertir en ciclos alcistas”.

La compañía no descarta seguir creciendo también en Europa, donde se hizo con la alemana VDM al inicio de la pandemia por 532 millones de euros. “No paramos de invertir, pero en Europa no nos planteamos aumentar la capacidad. El objetivo es movernos hacia productos de mayor valor añadido como hicimos con VDM (aleaciones especiales)”, recalcó Bernardo Velázquez, consejero delegado de Acerinox. “Las únicas condiciones de las compras es que mejoren a nuestra compañía y que generen valor al accionista”, aseguró.

Velázquez avanzó que tras un 2022 histórico se va a producir una corrección de ciclo este año. “Pese a ello esperamos que será un ejercicio bastante positivo”. El consejero delegado enfatizó que el principal cambio que se producirá será el del modelo de negocio que se dirigirá a un proceso de mayor regionalización. “Después de la pandemia, la crisis del canal de Suez o la guerra en Ucrania, los países se han dado cuenta de que tienen que diversificar sus países suministradores de bienes y servicios y acercarlos para evitar los problemas surgidos con China o Rusia. Esto va a provocar un incremento de compras en EE UU y Europa y elevará el peso de la industria en España”.

La junta de accionistas de Acerinox vota el martes el incremento del 20% del dividendo, que quedará fijado en 0,60 euros por acción, distribuido en dos pagos en enero y junio. “Pensamos cuidar a los accionistas, ya que han estado a las duras y maduras”, aseguró Ortega, quién remarcó que está contemplada la posibilidad, siempre que las condiciones de mercado lo permitan, de retribuir al accionista con dividendos extraordinarios. “Para ello la deuda tendrá que estar por debajo de 1,2 veces ebitda y que no se presenten oportunidades de crecimiento”.

“Nuestra acción está muy infravalorada”

Tanto el presidente no ejecutivo como el consejero delegado de Acerinox hicieron varias menciones a lo largo de su intervención al fuerte castigo que está recibiendo la acción de la compañía en bolsa frente a la realidad opuesta de la cuenta de resultados. “La acción está muy infravorada. Si el ebitda promedio de la compañía en de los últimos quince años en los que se han juntado la crisis financiera, la de demanda y la del covid ha sido de 450 millones y si a ello se suman los 100 millones que aportará la integración de VDM y lo que llegará por el proceso de concentración de la producción en Europa y EE UU, nuestro valor está muy por encima de lo que marca su valor en bolsa [la capitalización bursátil rozaba ayer los 2.600 milones de euros]”, señaló Velázquez. Tradicionalmente, Acerinox utilizaba un múltiplo de ocho veces ebitda para determinar el valor de la compañía, lo que le otorgaría un valor superior a los 4.000 millones de euros.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_