Acerinox buscará otras opciones corporativas tras romper con Aperam

Asegura que la oferta de Mittal era “muy baja” y cree que no habrá una opa hostil

Acerinox buscará otras opciones corporativas tras romper con Aperam

Acerinox celebra hoy junta general de accionistas, en la que sobre todo, y pese a unos resultados récord en un entorno tan difícil como fue el año 2021, se hablará de otras cuestiones. La primera es la despedida de Rafael Miranda, su presidente. Tras ocho años en el cargo, no podrá ser reelegido para un tercer mandato tras haber alcanzado la edad máxima prevista en los estatutos de la compañía (72 años). La segunda es el intento de alcanzar un acuerdo con la antigua división de acero inoxidable de ArcelorMittal, la empresa Aperam, para haber llegado a constituir una entidad mucho más potente y poder competir mejor en un mercado global.

 

Por ello, en el encuentro celebrado ayer con los medios de comunicación previo a dicha junta, el presidente de Acerinox, Rafael Miranda, trató de normalizar, “ya que sé que es lo primero que me vais a preguntar”, la ruptura de conversaciones con la empresa con sede en Luxemburgo apenas tres días después de que ambas confirmaran haber iniciado los contactos.

Miranda explicó que la suspensión se produjo después de que Aperam “manifestara su intención de comprar el grupo español y presentara una referencia de precio no vinculante, que no es un precio en sí mismo”. Llegado este punto, “desde el consejo de la compañía consideramos esa referencia muy alejada del valor intrínseco de la compañía”, apuntó el presidente de la multinacional española.

Miranda explicó que las conversaciones iniciadas con Aperam siempre fueron “muy preliminares” y se mostró convencido de que se desarrollaron desde la buena fe. En este sentido, reconoció que como había habido filtraciones a la prensa, “había que actuar con rapidez”.

El presidente de Acerinox recordó que como empresa que opera en un mercado global deben estudiar constantemente esta clase de operaciones corporativas. “Consideramos que es nuestra obligación buscar una combinación para poder generar una compañía mucho más potente, capaz de competir en un mercado global. Vimos que había lógica industrial y complementariedad con Aperam. Es una obligación para las empresas como nosotros hacer esta clase de prospecciones”. “Acerinox tiene que seguir pensando dónde puede crecer”, añadió, para lo que dijo que cuenta con un equipo de estrategia que analiza constantemente todas las posibilidades.

Valga como ejemplo de que la compañía está permanentemente interesada en crecer la operación cerrada en marzo de 2020. Entonces, formalizó la compra de VDM Metals, líder mundial en el desarrollo de aleaciones especiales de níquel, así como aceros inoxidables de altas prestaciones, convirtiéndose así en nueva compañía del grupo.

Una fusión entre Acerinox y Aperam habría dado lugar a uno de los principales grupos del sector de acero inoxidable, siendo líder en Estados Unidos y Europa. De ahí que los analistas vieran en su momento como uno de los principales riesgos la valoración y el canje de acciones para formar el nuevo grupo, ya que las dos empresas cuentan con una capitalización de mercado similar, ligeramente por encima de los 3.000 millones de euros; y perspectivas de beneficio parecidas. Otro de los principales obstáculos era la preceptiva autorización regulatoria en un mercado reducido que les podría haber obligado a la venta de activos antes de bendecir la integración.

 

Ahora que las conversaciones se han roto y preguntado por si no teme que Aperam decida presentar una opa hostil, Miranda y su consejero delegado, Bernardo Velázquez, coincidieron en que dada la situación de este sector y su compleja regulación es “poco factible”, si bien nada es descartable al 100%.

En el caso de que se produjera, ambos confiaron en que el accionariado de Acerinox se pronunciaría al respecto, tal y como es preceptivo. En este sentido, ambos recordaron que Corporación Alba, que mantiene un 18% del capital de la multinacional española y es el principal propietario, está plenamente comprometida con la entidad.

ia.

Más medidas mientras se define la matriz energética

  • El paso de Europa. Los dos directivos de la siderúrgica insistieron en que Europa necesita definir “cuál debe ser su matriz energética”, especialmente tras la crisis provocada por la guerra en Ucrania, para hacer frente a los altos costes de la energía. Velázquez puso como ejemplo la disparidad en los costes que sufren dentro del propio grupo, con unos niveles de 220 euros por megavatio hora (MWh) en Europa en el primer trimestre, frente a los 4546 euros en EE UU. “Se necesita jugar todavía con la energía nuclear y el gas”, advirtió Miranda al respecto.
  • La acción de España. Miranda consideró que el Gobierno español “probablemente pueda hacer algo más” por medio de la fiscalidad o de la flexibilidad laboral para defender a la industria del país. “Soy de los que creen que si el mundo está yendo por la vía de las reducciones fiscales, si vas por la contraria, impones a las empresas una carga que otras no tienen”.
  • Relevo. La junta propondrá la ratificación y nombramiento de Carlos Ortega Arias-Paz, actual director general de Corporación Financiera Alba, como consejero dominical, que después será propuesto para relevar a Miranda como presidente no ejecutivo.
Normas
Entra en El País para participar