_
_
_
_
_

El precio del gas natural continúa su desplome y se hunde por debajo de los 30 euros

La rápida caída de precios no alcanza aún a buena parte de los consumidores, sujetos a contratos establecidos durante lo peor de la crisis

La nueva terminal de gas natural licuado en Wilhelmshaven, Alemania
La nueva terminal de gas natural licuado en Wilhelmshaven, AlemaniaPOOL (REUTERS)

En plena primavera europea, el precio del gas natural se hunde por debajo de los 30 euros por megavatio hora (MWh). Una caída superior al 4,5% al comienzo de la jornada permite al hidrocarburo regresar a niveles de junio de 2021, mucho antes del comienzo de la invasión rusa a Ucrania. A comienzos de 2023, el precio del gas natural se encontraba en 72 euros por MWh y lleva perdido un 35% en las últimas siete semanas.

Esto implica un fuerte contraste en comparación con el caos que el mercado vivía hace solo un año. El actual valor se encuentra muy alejado del máximo alcanzado en agosto, cuando el precio del índice TTF, el de referencia en Europa, alcanzó los 339,19 euros por MWh. Al mismo tiempo, es solo una demostración de la demanda débil mientras Europa se recupera de su crisis energética.

La región ha acumulado altos niveles de inventario después de un invierno suave, ya que durante 2022 apresuró a importar gas natural licuado (GNL) y redujo su consumo. Sin embargo, la demanda continúa siendo débil debido a la incertidumbre económica y la baja estacional provocada por el invierno.

A pesar del notorio descenso, los precios están ahora cerca del promedio de los últimos cinco años y lejos de sus mínimos históricos. Sin embargo, esto aún no repercute sobre muchos consumidores que aún se están recuperando de los impactos del mercado del año pasado.

Recuperación desigual

La recuperación ha sido desigual en toda la región, y algunos usuarios de gas aún están sujetos a contratos establecidos cuando los precios eran más altos. Esto significa que puede haber un retraso en el alivio en las facturas de energía, lo cual impacte en las perspectivas de inflación a lo largo de Europa. Los comerciantes también están observando la posibilidad de una mayor demanda de generación eléctrica en los meses de verano.

A pesar de que los problemas de suministro siguen siendo un riesgo, el continente se encuentra en una posición más estable después de la extrema volatilidad del año pasado, cuando Rusia limitó los suministros. La expansión de la capacidad de importación de GNL, la reducción de la demanda y los altos niveles de almacenamiento “resultaron en una mejora tangible de la situación del mercado” a fines del año pasado y a principios de 2023, según informó la Comisión Europea en su informe trimestral de mercado de esta semana.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_