_
_
_
_

La junta de Enel aprueba el nombramiento de Paolo Scaroni como presidente

El nuevo consejo, con seis representantes del Estado italiano, nombrará a Flavio Cattaneo como consejero delegado

Carmen Monforte
Paolo Scaroni, presidente no ejecutivo de Enel
Paolo Scaroni, presidente no ejecutivo de Enel

La junta general de accionistas de Enel ha respaldado este miércoles en Roma el nombramiento de Paolo Scaroni como presidente no ejecutivo de la energética y de Flavio Cattaneo como consejero dominical (el nuevo consejo le nombrará consejero delegado). Ambos formaban parte de la lista de seis candidatos para el consejo de administración presentada por el Estado italiano, que controla la compañía, según un comunicado del grupo. Concretamente, esa lista ha obtenido el 49,1% de los votos de la asamblea.

Este año, por primera vez, la lista auspiciada por el Gobierno ultraderechista de Giorgia Meloni se enfrentaba a otras dos opositoras para la renovación del consejo: la de Assogestioni, que agrupaba a 25 fondos y cuyos tres candidatos al consejo han obtenido el 43,5% de los voto, y la del fondo británico Covalis, dirigido por el lituano Zach Mecelis, que presentaba a ortos seis (entre ellos, Marco Mazucchelli y los españoles Daniel Lacalle y Paulina Beato), que han quedado fuera al conseguir el apoyo de solo el 6,9% del capital. El Estado italiano tendrá, pues, seis consejeros y los representantes respaldados por Assogestioni, tres. El consejo de administración del grupo tendrá nueve miembros cuyo mandato durara tres años. Paolo Scaroni fue elegido presidente con el 97,2% de los votos a favor.

La junta, que ha aprobado las cuentas de 2022, que se saldaron con un beneficio neto de 7.157 millones de euros, y la renovación del consejo, había generado gran expectación por el intento de algunos directivos y fondos de inversión de impedir el nombramiento de los candidatos del Gobierno. El ministro de Economía y Finanzas, Giancarlo Giorgetti, se ha felicitado por el resultado, “mejor que el de hace tres años, que premia la corrección y no la incorrección”, según ecogen medios italianos. Hace tres años, Francesco Starace, fue designado CEO de la energética, matriz de la española Endesa, con un 70% del capital, por tercer mandato. Starace no ha conseguido el cuarto (la norma en las empresas públicas italianas es de tres mandatos), y ha sido sustituido por Cattaneo, a quien se le atribuye la intención de proceder a ajustes: de deuda, de plantilla, de negocios no estratégicos.

La nueva estrategia afectará a la filial española y a su equipo directivo, cuyo destino depende ahora de los ejecutivos entrantes. Fuentes conocedoras del proceso aseguran que Enel ya ha dado pasos para preparar la salida del consejero delegado de Endesa, José Bogas. Enel, con todo, desmintió la semana pasada “cualquier rumor infundado” al respecto del eventual relevo.

La junta de Enel, con el 99,595% de los accionistas con derecho a voto, equivalente al 64,7% del capital, ha aprobado los estados financieros de 2022 y un dividendo de 0,40 euros por acción, de los cuales, 0,20 euros se pagaron en enero y otros 0,20 euros, se desembolsarán el 26 de julio. La asamblea ha votado por mayoría la autorización para la compra y enajenación de acciones propias por un máximo de 2.000 millones de euros.

En la que ha sido su última junta como CEO (la última como vicepresidente de Endesa se celebró hace casi dos semanas en Madrid) señaló que “en los últimos tres años hemos logrado buenos resultados y la estrategia de Enel es sólida y apreciada por el mercado”. Starace recalcó que, desde la presentación del Plan Estratégico 2023-2025 el pasado mes de noviembre, “la acción se ha revalorizado un 21,3% frente al 9,1% del EuroStoxx de servicios públicos, con una rentabilidad total para el accionista del 25,8% frente al 11,5%”.

El representante de la Fundación Finanzas Éticas presente en la junta, Mauro Meggiolaro, criticó la decisión del Ministerio de Economía de acabar con la gestión de Starace, subrayando que “el nombramiento de un paladín del petróleo y gas como Paolo Scaroni, no ayuda a hacer una proyección positiva, resultando en una triste noticia para los accionistas”. Scaroni fur durante nueve años consejero delegado de la petrolera ENI y lo fue también de Enel entre 2002 y 2005.

Dos perfiles ejecutivos y un solo bastón de mando

Pesos pesados. Viejo conocido de la casa, Paolo Scaroni fue consejero delegado de Enel entre 2002 y 2005, justo el año en que se inicio la batalla de opas sobre Endesa, que se saldó con la entrada y posterior control de la eléctrica española por parte de Enel. Con un perfil muy ejecutivo (estuvo también al frente de la petrolera estatal italiana, ENI) hay quien augura roces con el que será en esta nueva etapa el CEO de Enel, Flavio Cattaneo, quien dirgía hasta ahora la empresa de alta velocidad, Italo, y será nombrado ejecutivo en el próximo consejo de administración.
Renovables. A los nuevos representantes del Gobierno de Meloni se les atribuye, como a este, escasa simpatía por las renovables, la gran apuesta del CEO saliente, Francesco Starace. Aunque está por ver si es solo un leyenda, lo cierto es que la energética, como sus competidoras, está subordinada a la transición ecológica y a los objetivos de descarbonización.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carmen Monforte
Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Más información

Archivado En

_
_