_
_
_
_
_

La ocupación hotelera en Semana Santa se disparó al 90% pese al fuerte repunte de precios

Hoteles, bares y restaurantes anticipan un verano récord por el buen ritmo de reservas

Turistas en la playa de Maspalomas (Gran Canaria) el pasado jueves Santo.
Turistas en la playa de Maspalomas (Gran Canaria) el pasado jueves Santo.Elvira Urquijo A. (EFE)

Abril de 2022 representó el inicio de la recuperación del turismo tras dos años de pandemia. Doce meses después, la reactivación se ha consolidado y el ‘turismo de revancha’ está más que compensando la fuerte subida de precios. El primer balance de la Semana Santa de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), que representa a 15.000 establecimientos, refleja la vuelta a la normalidad, con cifras de ocupación del 60% al 70% en los primeros días y superando al 90% en los cuatro días festivos, seis puntos por encima del mismo período de 2021. “Podemos estar muy contentos con los datos que ha evidenciado la Semana Santa. La ocupación ha estado muy alta en todas las zonas por la gran variedad de productos”, recalcó Jorge Marichal, presidente de Cehat.

Entre ellos destacó los buenos datos de los campings o de la planta hotelera en Canarias, coincidiendo con el final de la temporada alta, en la que las ocupaciones han llegado al 95% de la oferta disponible. Marichal también resaltó el impacto positivo de las últimas nevadas, que han llevado también a las estaciones de esquí a superar el 90% de ocupación. No obstante, el presidente de la patronal hotelera también detalló algunas incertidumbres que mitigan la euforia, como el incremento de precios y la desaceleración económica. “Se ve un tope en el volumen de compra y como la inflación está afectando al poder adquisitivo y a la cuenta de resultados de los hoteles. Si bien están por encima en cuanto a la actividad comercial, todavía queda un buen trecho para volver a los resultados de 2019″, aseguró Marichal.

El gasto en bares y restaurantes superó el nivel previo a la pandemia

Entre los destinos más beneficiados se encuentra Andalucía, favorecida por el fuerte peso del turismo nacional y el buen tiempo. Arturo Bernal, consejero de Turismo, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, anticipó una ocupación media del 88% en Semana Santa, lo que, a falta de confirmación, la convierte en la mejor de la historia. Bernal también destacó el alza de la capacidad aérea ofertada, “con 280.000 asientos más que en el mismo período de 2019″.

Las grandes capitales como Granada, Córdoba, Sevilla o Málaga rozaron el 100% de ocupación. Buena prueba de ello es la venta de entradas a la Alhambra, el monumento más visitado de España. Durante la pasada Semana Santa se vendieron 79.447 entradas, un 99,86% de la capacidad disponible, según confirmaron fuentes del complejo a Efe.

Energía, bebidas, alimentos y salarios penalizan la rentabilidad de los hoteles

Esa recuperación de los viajes también se ha dejado sentir en las agencias de viajes, el sector más afectado por la ausencia de movilidad y de conectividad aérea en la pandemia. “Las ventas de esta buenísima Semana Santa han rebasado las del prepandémico 2019″, aseguró Carlos Garrido, presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes. “Ha sido una excelente temporada, pese a la inflación y una subida de los precios del 12% que teóricamente afectaría al consumo, algo que no ha ocurrido. En comparación con etapas de crisis económica pasadas en las que sí se vio afectado el consumo, esta vez se ha compensado con la ilusión y las ganas que teníamos los españoles en realizar las vacaciones. El turismo está totalmente recuperado. La crisis que supuso una pandemia de COVID que se alargó durante casi tres años es ya una cosa del pasado”, remarcó eufórico.

Si la venta de viajes y la ocupación hotelera han regresado a niveles prepandemia, el gasto en bares y restaurantes se ha situado muy por encima de 2019. Los primeros datos que maneja Hostelería de España, que representa a 270.000 establecimientos, muestran que la facturación creció un 5% respecto a la Semana Santa de 2021, en la que el gasto ya estuvo por encima de los niveles prepandémicos. “Ha sido una muy buena Semana Santa en general y se espera que sea el anticipo de una muy buena campaña de verano”, remarcan desde la patronal, que ponen como única pega la menor rentabilidad como consecuencia del encarecimiento de la energía, bebidas y alimentos unidos a los incrementos salariales.

Dificultades para encontrar personal

Empleo. Las grandes hoteleras se han lanzado a realizar contrataciones masivas de personal en España para atender toda la demanda prevista para la temporada alta. Meliá estima que contratará entre 1.200 y 1.800 trabajadores, en función de la mayor o menor incorporación de los fijos discontinuos, mientras que Iberostar prevé elevar en 1.000 personas su plantilla. Ambas reconocen dificultades para cubrir esos puestos por la pérdida de atractivo del sector por su elevada estacionalidad, los horarios partidos y los salarios inferiores a la hostelería. 

Inflación. Las previsiones de la Alianza Hotelera, que representa a 22 cadenas medianas y pequeñas que suman 192 hoteles y 21.288 habitaciones en España, apuntan a un incremento de tarifas de venta al público del 21% en la próxima temporada alta como respuesta al incremento de costes. “Estos aumentos de precios se justifican más por los sobrecostes resultantes de la crisis energética, la amortización de las deudas adquiridas por el cierre de la actividad durante la pandemia y el fortalecimiento de las plantillas en un momento crítico de escasez laboral”, señala Fernando Gallardo, secretario del Consejo de la Alianza Hotelera.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Carlos Molina
Periodista de la sección de Empresas, especializado en hoteles, turoperadores, agencias de viajes y aerolíneas. Trabajó en la sección de Especiales entre 2001 y 2005 y escribió sobre comercio exterior, política económica y macroeconomía en la sección de Economía entre 2005 y 2015. También ha trabajado en ABC, Interviú y el diario Mediterráneo.

Más información

Archivado En

_
_