_
_
_
_
_

Las telecos presionan a las autoridades de competencia con nuevas operaciones

Promueven transacciones en España, Reino Unido, Portugal, Italia, Suecia y Dinamarca

Visitantes en el reciente Mobile World Congress de Barcelona.
Visitantes en el reciente Mobile World Congress de Barcelona.NurPhoto (NurPhoto via Getty Images)

Las telecos europeas vuelven a calentar el proceso de consolidación. Las compañías han relanzado los movimientos corporativos en las últimas semanas, mientras las autoridades reguladoras parecen inclinarse a facilitar las transacciones.

La Comisión Europea (CE) dio el visto bueno con condiciones hace pocos días a las adquisiciones de las telecos belgas Brutélé y VOO por parte de Orange. El grupo galo se ha comprometido a abrir su red a Telenet, filial de Liberty Global y uno de sus principales competidores en el país, tanto las infraestructuras de las citadas Brutélé y VOO en la región de Valonia y parte de Bruselas, como la red de fibra FTTP que prevé desplegar en los próximos años.

Orange, que había firmado un acuerdo con Telenet en las semanas previas al veredicto comunitario, dio la bienvenida a la decisión de Bruselas y fijó las fechas en el entorno de finales del segundo trimestre para cerrar la compra.

La operadora francesa parece haber encontrado un precedente favorable ante la fusión en España con MásMóvil, transacción que supondrá la integración del segundo y cuarto operador nacional, y que está en proceso de revisión por parte de la CE. En principio, Bruselas decidirá en breve si aprueba la transacción o si pasa a un análisis en profundidad. En el caso de Brutélé y VOO se aprobó en segunda fase, y el convencimiento en el sector es que la transacción en España tendrá un recorrido similar.

Según fuentes del sector, con una resolución como la que ha establecido la CE en el mercado belga, se va a incentivar que Orange España pueda cerrar acuerdos con terceros actores, como Digi, Avatel y otros regionales de fibra, y así llevar ya preparados los compromisos.

Pero no son las únicas. Hutchison y Telenor han realizado un acercamiento para la posible integración de sus respectivas filiales en Suecia y Dinamarca, según publicó Financial Times, que apuntó que el grupo asiático no descarta otras alternativas en estos mercados. En Suecia, Telenor es el tercer operador móvil y Hutchison el cuarto, si bien, con su fusión igualaría al incumbente Telia y superaría a Tele2. En Dinamarca, Telenor es el segundo operador y, con su fusión con Hutchison, igualaría a TDC, antiguo monopolio.

Hutchison, cuya matriz registró pérdidas en 2022 por los mayores costes operativos derivados de los despliegues de 5G, también está en negociaciones para la fusión de su filial británica con la división de Vodafone en Reino Unido. Su director financiero dijo a mediados de marzo que los contactos estaban progresando de manera positiva, si bien no aventuró el cierre de un acuerdo.

Vodafone también está pendiente de cerrar la compra de Nowo, la división portuguesa de MásMóvil. La adquisición, que debe ser aprobada por las autoridades de la competencia, supone la fusión de dos operadores de red en el país, si bien Digi confirmó su intención de entrar en el mercado luso, con la compra de frecuencias en la última subasta. Digi, que cerró un acuerdo con Cellnex para extender su red, también ha comunicado a los inversores que está abierta a compras en países como España y Rumanía.

En Reino Unido, las especulaciones sobre fusiones en el sector de la fibra se han acelerado. Virgin Media O2, participada al 50% por Telefónica y Liberty Global, está estudiando una oferta por el operador alternativo CityFibre, en una transacción que podría rondar los 3.000 millones de euros. Virgin Media O2 ya sondeó la compra de TalkTalk en 2022, pero finalmente no cerró un acuerdo.

En Italia, KKR y la entidad pública CDP están pugnando por la compra de la red fija de Telecom Italia, en una transacción que podría superar los 20.000 millones de euros.

Las operaciones corporativas también se han acelerado en el sector de las telecomunicaciones vía satélite. La pasada semana, SES confirmó que está en negociaciones para la posible compra de su rival Intelsat.

Satélites

Con la transacción, valorada en cerca de 10.000 millones de dólares (unos 9.215 millones de euros), incluida la deuda, SES aspira a reforzar su posición frente al magnate Elon Musk. El propietario de Twitter tiene previsto lanzar miles de satélites para extender el servicio de banda ancha ultrarrápida a numerosos países y competir con los grupos tradicionales.

En este contexto de fragmentación, Eutelsat está en proceso de compra de OneWeb, en una transacción valorada en 3.400 millones, que debe ser aprobada por las autoridades de competencia. También la norteamericana Viasat alcanzó un acuerdo en 2021 para adquirir la británica Inmarsat. La transacción ha recibido el visto bueno provisional de las autoridades de competencia de Reino Unido, y debe obtener también la autorización de Bruselas.

Presión de los directivos

Los movimientos han venido acompañados por las declaraciones de algunos de los principales directivos del sector, en las que han pedido una aceleración del proceso de consolidación. El viernes, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, volvió a pedir la aprobación sin condiciones o mínimas, de la fusión de Orange y MásMóvil. El directivo, que habló de una operación emblemática para Europa, se posicionó a favor de fusiones intramercados para generar sinergias e impulsar las inversiones en redes, más allá de las fusiones transfronterizas, puesto que el espectro y la regulación siguen siendo de titularidad nacional.

También el CEO de Liberty, Mike Fries, se mostró favorable a la consolidación en Europa. Su compañía acaba de adquirir casi un 5% del capital de Vodafone, al considerar que la teleco estaba infravalorada. En los últimos meses, Etisalat ha superado el 12% de Vodafone, mientras que el magnate Xavier Niel ha tomado un 2,5%.

Las miradas se centran en Bruselas. El comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton, afirmó recientemente que al sector europeo le vendría bien un proceso de consolidación. Esta visión contrasta con la posición de Margrethe Vestager, comisaria de Competencia, que en los últimos años se ha mostrado contraria a permitir las fusiones en la industria, especialmente cuando suponían la reducción del número de operadores de red.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Santiago Millán Alonso
Es periodista de la sección de Empresas, especializado en Telecomunicaciones y Tecnología. Ha trabajado, a lo largo de su carrera, en medios de comunicación como El Economista, El Boletín y Cinco Días.

Más información

Archivado En

_
_