Vodafone anuncia un acuerdo para comprar MásMóvil Portugal

La teleco, en pleno proceso de fusión con Orange en España, renuncia al mercado luso tras la irrupción de Digi

Vodafone anuncia un acuerdo para comprar MásMóvil Portugal

Vodafone Portugal ha cerrado un acuerdo con Lorca JVCO, principal accionista de MásMóvil, para la compra de su filial lusa Cabonitel, propietaria de Nowo Communications. La transacción está sujeta a la aprobación de las autoridades de la competencia.

En un comunicado, Vodafone señala que Nowo es el cuarto operador de Portugal con 250.000 clientes de telefonía móvil y 140.000 de banda ancha fija. Además, cuenta con una red que cubre cerca de un millón de hogares.

La compañía británica no ha querido comunicar el importe de la transacción. Fuentes del mercado señalan que el negocio portugués de MásMóvil se ha valorado en cerca de 150 millones de euros. MásMóvil no ha querido hacer comentarios sobre la operación.

“La adquisición de Nowo permite a Vodafone reforzar su posición competitiva en el mercado, y amplía su cobertura, de cara a captar futuros clientes”, dice Vodafone, que prevé cerrar la compra en el primer semestre de 2023.

Portugal se había convertido en el punto de partida de la incipiente expansión internacional de MásMóvil que, con la compra de Nowo, pasaba a ser el cuarto operador del país. De hecho, trazó un plan estratégico, que incluía la entrada de socios financieros, y en el que pretendía aplicar una política de tarifas similar a la española. Además, la firma acudió a la subasta de espectro 5G realizada por el regulador portugués en 2021.

Sin embargo, Digi, de forma sorpresiva, también acudió a la subasta de espectro, comprando frecuencias por cerca de 70 millones de euros. Su entrada venía a transformar el mercado portugués de telecomunicaciones, que pasaba de cuatro a cinco operadoras de red, lo que suponía un aldabonazo para un aumento de la competencia.

Ahora, por el contrario, si finalmente Vodafone cierra la compra de Nowo, el número de operadores permanecería en cuatro con Digi, una compañía muy agresiva en tarifas, como principal challenger. El grupo rumano, de hecho, ha cerrado un acuerdo de red con Cellnex para implantar 2.000 puntos de conexión.

El negocio portugués de MásMóvil se había quedado fuera de su fusión con Orange en el mercado español. En este sentido, la operadora francesa no tenía intención de que la aventura lusa formara parte de la joint venture, puesto que su intención pasa por focalizar las inversiones en España.

A su vez, los fondos de inversión que controlan MásMóvil, KKR, Cinven y Providence, tampoco tenían intención de desarrollar el negocio en Portugal, tras el acuerdo alcanzado con Orange en el mercado español.

Normas
Entra en El País para participar