_
_
_
_

Cellnex cesa a su presidente tras la presión de los fondos y se marca como prioridad encontrar un nuevo CEO

El nuevo accionista mayoritario de la torrera, Chris Hohn, pidió la semana pasada el cese de Kan y de otros dos consejeros

La nueva presidenta no ejecutiva de Cellnex, Anne Bouverot
La nueva presidenta no ejecutiva de Cellnex, Anne BouverotSylvain Lefevre (Getty Images)

Cellnex ha dado un vuelco al consejo. La compañía operadora de torres de telecomunicación ha cesado al hasta ahora presidente no ejecutivo, Bertrand Kan, y ha nombrado en su lugar a Anne Bouverot. Esta decisión se produce después de la presión ejercida por parte del nuevo mayor accionista de la empresa, Chris Hohn, que la semana pasada pidió la salida del propio Kan y de otros dos consejeros. No obstante, Kan mantendrá su condición de consejero independiente.

La nueva presidenta de Cellnex ha marcado como prioridad encontrar un nuevo consejero delegado, tras la próxima salida de Tobías Martínez, prevista para el 3 de junio.“Como se anunció en noviembre, la compañía se encuentra en el inicio de un nuevo capítulo, centrado en el crecimiento orgánico y el fortalecimiento de su balance. El Consejo de Administración apoya totalmente esta estrategia y está de acuerdo en que encontrar al sucesor adecuado de Tobías Martínez, que ha anunciado que dejará el cargo de consejero delegado en junio, es una prioridad clave”, ha expresado Bouverot en una nota.

Bouverot es consejera independiente de Cellnex desde mayo de 2018 y forma parte de la comisión de auditoría y gestión de riesgos. La nueva presidenta de Cellnex ha desarrollado su carrera profesional en primera línea de la industria tecnológica y la innovación, en Francia y a nivel mundial. Tras ocupar diversos cargos operativos y estratégicos durante 19 años en Orange en EE UU, Reino Unido y Francia, fue nombrada directora general de la GSMA, la asociación mundial de la industria de la telefonía móvil, a cargo de la organización del Mobile World Congress de Barcelona. Posteriormente fue consejera delegada de Morpho, proveedor de servicios de seguridad e identificación.

El vuelco en la cúpula de Cellnex se produce días después de que el conocido inversor activista británico Chris Hohn, que controla la firma TCI, se convirtiera en el primer accionista de la compañía al controlar el 9,032% del capital desde el 7,086% anterior. Tras hacerse con esta participación, Hohn dió un golpe en la mesa apuntando directamente al consejo y pidiendo la salida de tres miembros. En concreto, el inversor en hedge funds pidió la salida del presidente de Cellnex, Bertrand Kan, y los consejeros Peter Shore, que es independiente, y Alexandra Reich, que tiene carácter dominical, en representación de GIC.

En una carta, Hohn aseguraba que Cellnex es una gran compañía, pero, en su opinión, no puede alcanzar su pleno potencial a causa de una pobre política de Gobierno corporativo. Entre otras, cuestiones, el inversor criticaba con dureza la lentitud del consejo para elegir al nuevo consejero delegado, tras el anuncio de la salida de Tobías Martínez, prevista para el próximo 3 de junio.

Según los registros de la CNMV, Hohn es el primer accionista de Cellnex con el citado 9,032% en el capital. Con esta participación supera al grupo Edizioni, el holding de la familia Benetton, propietarios de un 8,205% de las acciones. En tercer lugar, se sitúa el fondo soberano de Singapur, GIC, con el 7,031%. También ostentan participaciones significativas HSBC (5,677%), JP Morgan (5,38%), el fondo de pensiones canadiense CPPIB (5,190%) o Blackrock (5,071%).

Las acciones de Cellnex han subido este lunes un 1,15%. Desde principios de año, los títulos se revalorizan un 9,87%, tras el fuerte castigo sufrido durante 2022.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_