_
_
_
_
_

Transportes garantiza el empleo y salarios de los controladores para allanar la privatización de torres

Enaire firmará un convenio que proteja los puestos y asegure el crecimiento

Controladores aéreos de Enaire.
Controladores aéreos de Enaire.

El revuelo generado en torno a la segunda fase de liberalización de torres de control en los aeropuertos de Aena ha llevado al Ministerio de Transportes a ofrecer garantías de empleo a los controladores de la pública Enaire. Y es que es esta última la que está llamada a perder posiciones con la privatización del control del tránsito aéreo de aeródromo en Palma de Mallorca, Málaga-Costa del Sol, Gran Canaria, Tenerife Sur, Tenerife Norte, Bilbao y Santiago.

Entre las voces críticas contra este proceso resuenan las del socio de Gobierno Unidas Podemos y la nueva formación Sumar, liderada por la vicepresidenta Yolanda Díaz. Ante el vendaval, Transportes ha corrido a intentar tranquilizar a los controladores. La corriente entre la plantilla de Enaire es claramente adversa a la liberalización, ante lo que el Ministerio reclama a la empresa que acelere en la firma de un convenio colectivo que asegure el crecimiento de la compañía.

También se ha prometido, tanto verbalmente como por escrito, la estabilidad de los empleos y el mantenimiento de los salarios.

Enaire seguirá teniendo en exclusiva el control aéreo de ruta (ATS) y de aproximación, lo que representa alrededor del 80% de su actividad. Se encarga, sin competencia, del control y supervisión de los movimientos de aviones mientras están en ruta (servicios en ruta), cuando se acercan a los aeropuertos (servicios de aproximación) o están ya en tierra (servicios de aeródromo ATC).

Tampoco se tocarán los servicios de aeródromo en Madrid, Barcelona, Melilla y en los aeropuertos en que conviven el control de aeródromo y de aproximación. De los 21 cuyos servicios no han sido liberalizados, en 11 se presta el control conjunto.

Para la próxima legislatura

Transportes tiene activada la fase de audiencia pública sobre la orden ministerial para la liberalización de las citadas siete torres, que se sumarían a 12 confiadas al sector privado en 2011.

Una vez completado el trámite de audiencia, Aena tendrá hasta 18 meses para lanzar el concurso. Un plazo que, se asegura, servirá para “analizar y concretar el modelo de liberalización” escuchando la voz del sector. “La clave es mantener la calidad y estabilidad del servicio y del empleo, evitando tensiones e inestabilidad”, se dice desde el Ministerio.

Entre numerosos empleados de Enaire cunde la impresión de que estas promesas de estabilidad en el empleo en la recta final de la legislatura carecen de peso si es que no se plasman, efectivamente, en un convenio. La liberalización será lanzada previsiblemente por un nuevo Ejecutivo avanzado 2024 y, a partir de ese punto, se sumarán otros dos o tres años hasta que el nuevo operador comience a operar.

El departamento que encabeza Raquel Sánchez habla de compromiso con la “máxima eficiencia en el uso de recursos públicos”, ante lo que se busca un sistema “dinámico, transparente, eficiente y competitivo que ayude a mejorar el servicio”. Pese a reconocer que Enaire ya opera con elevados niveles de calidad y seguridad en las torres que ocupa en este país, el Ministerio remarca que “la experiencia del servicio prestado por proveedores privados ha sido significativamente positiva en términos de calidad y eficiencia económica”.

La propuesta de un avance en la privatización partió de la citada Aena el 31 de enero, que a su vez había recibido la demanda en esta dirección de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA) e Iata.

Diez años bajo el ojo de Seguridad Aérea

Antes de abrir un nuevo paquete de torres de control a la competencia, el Ministerio de Transportes ha analizado el seguimiento que hace la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) sobre el desempeño de Saerco y Skyway (antes Ferronats) al frente de sus torres en España. La conclusión es que “durante diez años han operado las torres liberalizadas sin afectaciones y en los mismos niveles elevados de seguridad que las operadas por el proveedor de servicio estatal Enaire”.
Skyway trabaja en las torres de Alicante, Valencia, Ibiza y Sabadell, mientras que Saerco está al frente de las de Vigo, Jerez, Sevilla, A Coruña, Madrid-Cuatro Vientos, La Palma, Fuerteventura y Lanzarote.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Sobre la firma

Javier Fernández Magariño
Es redactor de infraestructuras, construcción y transportes en Cinco Días, donde escribe desde junio de 2000. Ha pasado por las secciones de Especiales, Cinco Sentidos, 5D y Compañías siguiendo la información de diversos sectores empresariales. Antes fue locutor de informativos en la Cadena Cope, además de colaborar en distintos medios de Madrid.

Archivado En

_
_