_
_
_
_

Cómo preparar la vuelta al cole y financiar la educación de los hijos

Calcular qué parte del presupuesto familiar se puede destinar a la educación de los hijos es fundamental

Aunque todavía quedan días de verano y de calor, la vuelta a la rutina para muchas familias está cada vez más cerca. En poco menos de dos semanas, muchos centros escolares y educativos volverán a abrir sus puertas para iniciar el nuevo curso escolar, una vuelta a la normalidad que obliga, inevitablemente, a pensar en el bolsillo: ¿cuánto puede costar este año la vuelta al cole?

Libros de texto, material escolar, uniformes, cuota del colegio, clases extraescolares, etc. La lista de gastos variará en función de cada familia, del número hijos, del tipo del colegio al que vayan, de si comen en casa o en el comedor del colegio, por ejemplo, pero lo que hay algo en común es que este año la vuelta al cole se produce con la inflación todavía al alza y con el precio del dinero en máximos de los últimos 15 años en la zona euro, lo que está dejando un euríbor que, aunque se está relajando estos últimos días, sigue por encima del 4%.

La inflación en España logró bajar por debajo del 2% en junio y repuntó ligeramente en julio hasta el 2,3%, situándose como una de las más bajas de la zona euro, aunque la subyacente está en el 6,2%. Los tipos de interés, tras la última reunión del Banco Central Europeo y a la espera de lo que pase en septiembre y de las pistas que salgan de la cumbre de Jackson Hole, se encuentran entre el 3,75% y el 4,25%. Un nivel que, tras nueve subidas de tipos consecutivas en Europa, ha hecho que el euríbor escale hasta el 4%, incrementando el coste de las hipotecas a tipo variable.

Esta subida del principal índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España implica que una persona con una hipoteca de, por ejemplo, 400.000 euros a treinta años, con un diferencial del 0,80% sobre el euríbor, y con este en el 4,16%, pase a pagar ahora 2.068 euros al mes, frente a los 1.250 euros mensuales de hace dos años, es decir, 9.816 euros más al año. Un incremento en la cuota mensual de la hipoteca que está haciendo que las renegociaciones hipotecarias se disparen en el primer semestre hasta su nivel más alto desde 2016, según datos del Banco de España, y que la firma de préstamos sobre vivienda siga bajando cada mes.

Ante esta situación, muchas familias están revisando su presupuesto doméstico y ajustando sus gastos. También están aprovechando cierto ahorro para amortizar algunos préstamos y ahorrarse el incremento de los intereses, además de invertir en los mercados financieros (en fondos de inversión y este año, muy especialmente, en letras del Tesoro.

¿Cómo pueden las familias encajar en este escenario los gastos de la vuelta al cole?

Según un estudio de Banqmi, este año la vuelta al cole será la más cara de la historia con un coste medio por alumno de 410 euros. Esto se refiere a los gastos asociados al inicio del curso escolar y a todo lo que eso implica, pero al pensar en la educación de los hijos y en cómo financiarla, las familias deben tener en cuenta que es un proceso largo que abarca desde la guardería hasta la universidad, por lo que realizar un ejercicio de planificación financiera con antelación es fundamental para poder hacer frente a todos los imprevistos que puedan surgir.

Además, hay que tener en cuenta que el coste de la educación variará mucho en función de las decisiones que se vayan tomando: tipo de colegio, actividades extraescolares, profesores particulares, año en el extranjero, etc. Y, en este sentido, hay que pensar que puede que a medida que los hijos crezcan queramos cambiarlos de colegio o apuntarles a una actividad que les guste y que requiera una cantidad de dinero extra que no tengamos planteada en un principio. También puede que queramos ayudarles económicamente cuando son más mayores con estudios de máster y de postgrado. ¿Cómo podemos financiar su educación sin poner en riesgo otros objetivos?

Cuantificar a largo plazo lo que puede costar la educación de los hijos, teniendo en cuenta distintas variables y posibles escenarios, es fundamental para hacernos una idea de la cantidad anual que vamos a ir necesitando a lo largo de los años y qué representa dentro de las finanzas y del patrimonio de la familia.

La educación de los hijos es un objetivo más que las familias deberían incluir al planificar sus finanzas a largo plazo y al pensar en qué les preocupa y qué objetivos tienen, cuánto cuestan y qué estrategia de ahorro de y de inversión necesitan seguir para ganar tranquilidad en el futuro y poder cumplir sus objetivos.

Más información
¿Quieres planificar la educación de tus hijos? Te ayudamos a hacer un ejercicio de planificación financiera y a invertir para asegurar su futuro.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_