_
_
_
_
_
Crónica de Bolsa

El Ibex aguanta la presión y sube un 0,6% con el impulso de Telefónica

Los inversores ponen en precio más subidas de tipos en EE UU

Los inversores lograron reponerse a la inflación de EE UU. Aunque la tasa encadenó en enero su séptimo mes a la baja la moderación fue menor de lo esperado. Con una inflación interanual en el 6,4%, una décima menos que en diciembre, pero dos más que lo esperado, las expectativas de que la Reserva Federal dé por finalizado el ajuste monetario en los próximos meses se desvanece. Unos precios que se resisten a bajar llevó a los fondos federales a conceder una probabilidad del 50% a que las tasas suban en 25 puntos básicos en las reuniones de marzo, mayo y junio. Es decir, aumentan las expectativas de que la tasa final supere ampliamente el 5%.

Las expectativas de tipos más altos pasó factura a Wall Street. Sin embargo, la Bolsa española logró desmarcarse de las caídas. Aunque el selectivo español no consiguió sostener la barrera de los 9.300 puntos que llegó a superar una hora antes del cierre, concluyó con un alza del 0,57%. El buen comportamiento del selectivo español estuvo soportado por las ganancias de los grandes valores. Por encima de todos sobresalió Telefónica con un ascenso del 3,56%, subidas que coinciden con la recapitalización de su filial peruana, el acuerdo para la prórroga del IV convenio colectivo de Movistar+ y la entrada de Lyberty Global, socio de la teleco en Reino Unido, en el capital de Vodafone. Aunque ArcelorMittal (2,58%) y Acerinox (2%) se colaron en el pódium de firmas más alcistas, fueron Cellnex (1,5%) y Santander (0,57%) las otras dos que más puntos aportaron a la Bolsa española. En el lado de los descensos Acciona Energía (-1,38%), Mapfre (-1,26%) y Sacyr (-1,14%) fueron las firmas más penalizadas.

Más dubitativas se mostraron el resto de Bolsas europeas. El Dax alemán bajó un 0,11% mientras el Mib italiano subió un 0,22% y el Cac francés (0,07%) y el FTSE británico (0,08%) concluyeron en tablas. Los gestores de Bank of America consideran que el rally en el que están inmersas las Bolsa tiene los días contados. El 53% de los participantes anticipa caídas en la renta variable, debido en gran medida al endurecimiento monetario y el 35% prevé una caída de los beneficios empresariales.

Al cierre de los mercados europeos Wall Street retrocedía un 0,7%. Aunque el presidente de la Fed de Richmon, Thomas Barkin, no tiene voto en la institución, nada más publicarse el dato de inflación afirmó que todo apunta a que serán necesarias más subida de tipos para devolver la tasa al objetivo del 2%. “La inflación se está normalizando, pero lo hace lentamente”, sentenció.

La posibilidad de tipos más altos en EE UU se dejó sentir en el mercado de deuda, especialmente en los vencimientos más cortos, los más sensibles a los cambios de política monetaria. La rentabilidad de la deuda estadounidense a 10 años repuntó 10 puntos básicos, hasta el 4,6%, máximos de noviembre. Más moderados fueron los repuntes en la deuda a 10 años se sitúa en el 3,77%. Es decir, se acentúa la inversión de la curva de deuda. Los ascensos se trasladaron al mercado europeo con el bono español a 10 años en el 3,36% y el alemán en el 2,44%.


La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_