CECA y sindicatos acuerdan una paga del 4,25% para 55.000 empleados de banca

Este nuevo concepto se incorporará al convenio del sector y equivaldrá un mínimo de 1.000 euros

Sede de la patronal CECA.
Sede de la patronal CECA.

La patronal de los bancos creados por las antiguas cajas, CECA, y los sindicatos han alcanzado este miércoles un acuerdo para crear una nueva paga equivalente al 4,25% del sueldo base que compense la alta inflación y la pérdida de poder adquisitivo de más de 55.000 empleados del sector.

Este nuevo concepto salarial se incorporará al convenio del sector de manera recurrente y equivaldrá al 4,25% del sueldo base con un mínimo de 1.000 euros para todos los trabajadores. Además, se suma al incremento salarial pactado anteriormente del 1%.

"El acuerdo está en línea con las soluciones establecidas por el resto del sector y otras ramas de actividad para ayudar a sus empleados a compensar el efecto de la inflación", según ha explicado CECA en un comunicado.

La patronal del sector convocó la Comisión Negociadora del Convenio de Ahorro para abordar este miércoles una posible subida salarial, algo que los sindicatos venían reclamando en las últimas semanas y que les había hecho incluso plantearse movilizaciones.

FINE, CC OO y UGT, como sindicatos mayoritarios y firmantes de dicho convenio, recordaban la semana pasada que llevaban desde mayo exigiendo soluciones que permitan amortiguar el impacto que la "extraordinaria" subida del IPC está teniendo en los bolsillos de las plantillas del sector.

Desde mayo y hasta el 20 de octubre pasado, las dos partes venían tratando el asunto, pero al margen de la Comisión Negociadora, la única con capacidad para modificar el convenio, por lo que la disposición de CECA a reunirse en este marco fue acogida con agrado por parte de los sindicatos.

Fuentes próximas a la negociación daban por hecho que se alcanzaría un acuerdo, como finalmente ha sucedido, lo que se traduce en una subida salarial para los empleados de las cajas y los bancos creados por las antiguas cajas, con la excepción de KutxaBank y Caja Sur, al margen de este acuerdo.

El acuerdo laboral alcanzado con más del 75% de la representación sindical (FINE, CCOO y UGT) se aplicará a más de 55.000 empleados de CaixaBank -incluyendo los trabajadores procedentes de Bankia-, Unicaja Banco -con los que venían de Liberbank-, Abanca, Ibercaja Banco, Caixa Ontinyent, Caixa Pollença y Cecabank.

Los tres sindicatos mayoritarios valoraron la consecución del acuerdo como un hito que va a ayudar a mitigar los efectos negativos del incremento extraordinario del IPC. "Esta revisión del convenio viene a cubrir nuestras insistentes demandas para atenuar la presión que la inflación está ejerciendo sobre los salarios de las trabajadoras y los trabajadores del sector Ahorro", han explicado en una nota.

En este sentido, en el comunicado han destacado cómo se ha conseguido "que se reconozca a las plantillas como principales artífices de los excepcionales beneficios que las entidades del sector están a punto de presentar y quienes, con su esfuerzo y dedicación en estos años tan duros de reestructuración han demostrado su compromiso y profesionalidad".

No obstante, los sindicatos han advertido que este acuerdo no pone fin a sus reivindicaciones, que volverán a poner en la mesa en los próximos meses con la apertura anticipada del próximo convenio colectivo.

Normas
Entra en El País para participar