Restauración

Burger King negocia un crédito de 260 millones para la compra de 159 restaurantes a Ibersol

ING y Santander pilotan la transacción

Burger King negocia un crédito de 260 millones para la compra de 159 restaurantes a Ibersol

El mercado de financiaciones se va abriendo en España. Restaurant Brands Iberia, masterfranquiciado de Burger King en el país, negocia la rúbrica de un préstamo para abordar la adquisición de 159 restaurantes de la cadena de hamburgueserías al operador portugués Ibersol. La deuda tendrá un importe de 260 millones y vencimiento a seis años.

Cinven sorprendió al mercado en 2021, en plena pandemia, con la compra de Restaurant Brands Iberia pocos meses después de que tuviese que cerrar todos sus restaurantes para tratar de contener el impacto de la pandemia. Pagó 1.000 millones para hacerse con el control con el dueño de los derechos de explotación de Burger King, además de Tim Hortons y Popeye's, en España. Antes, esta compañía comandada por su fundador, Gregorio Jiménez, trató de salir a Bolsa, pero la eclosión de la pandemia dio al traste con estos planes.

Poco después, el gigante del capital riesgo ha activado una política de crecimiento con compras en la compañía, lo que en la jerga financiera se llama build up. Este verano cerró la adquisición de 159 Burger King a Ibersol, compañía lusa de restauración, de los que 121 están ubicados en Portugal y otros 38 en España. Así, Restaurant Brands Iberia se acerca a los 800 restaurantes propios en la península y superar los 800 millones de euros de facturación, así como incorpora 4.000 trabajadores a su plantilla. Gestionará así el 65% de los restaurantes de la enseña Burger King en España.

Restaurant Brands Iberia acordó pagar, tras meses de negociaciones, 260 millones por la transacción con la compañía portuguesa. Afrontará este pago íntegramente con deuda. Pero el cierre de los mercados de financiaciones por la guerra en Ucrania, el alza de la inflación y la cascada de subidas de los tipos de interés complicó que la empresa obtuviese hasta ahora ese pasivo.

La empresa española ha contratado a ING y Santander. Han lanzado un préstamo de tipo TLB, los que se colocan entre inversores institucionales. La deuda tendrá un vencimiento a 5,8 años. Las primeras indicaciones de precio están en el euríbor más un diferencial de 550 puntos básicos y la deuda se colocará con un ligero descuento, en torno al 95% del nominal. Los inversores podrán remitir sus ofertas para suscribir algún tramo de esta deuda hasta el viernes 27 de enero.

Restaurant Brands Iberia cerró el ejercicio de 2021, el último con las cuentas auditadas depositadas ante el Registro Mercantil, con una deuda por 798 millones. La mayor parte de este pasivo se corresponde con un préstamo sindicado, de 688 millones, con el que Cinven sufragó la compra de la compañía. Este préstamo se corresponde con un crédito a largo plazo de 538 millones, con un interés del euríbor más el 4%. Y una línea de financiación por 150 millones, al euríbor más el 3,5%, y vencimiento en 2027. ING, Santander, Bank of Ireland, BBVA y Rabobank son los bancos que pilotan la operación.

Además de para financiar la compra de Cinven, la compañía con este préstamo refinanció la anterior deuda que tenía, que superaba los 450 millones. El nuevo préstamo tiene además una consideración de verde y la empresa podrá recortar el coste de la deuda si incrementa el número de sus restaurantes con paneles solares, los puntos de recarga de coches eléctricos en sus aparcamientos y el uso de productos de base vegetal.

La firma consolida ahora en una sociedad de nueva creación, Elvis Bidco Iberia, que depende de una empresa radicada en Londres. En los siete meses de vigencia desde que se constituyó en 2021, la compañía ha registrado pérdidas por 12,9 millones y unos ingresos por 130 millones. Si se considerase el ejercicio completo los ingresos subirían a los 637 millones y el ebitda alcanzaría los 104 millones.

Normas
Entra en El País para participar