Inversión

El coleccionismo de arte debuta en Bolsa y permite comprar Van Goghs desde 100 euros

Six ofrecerá el servicio de compensación y liquidación de Artex

Un retrato de Jean-Michel Basquiat en una subasta de Christie’s.
Un retrato de Jean-Michel Basquiat en una subasta de Christie’s. Getty Images

En plena ebullición de la inversión alternativa, acaba de ver la luz el primer mercado que permitirá a todo tipo de inversores, tanto cualificados como minoristas, comprar participaciones, acciones, de obras de arte desde 100 euros de valor nominal. Artex ha obtenido licencia para operar como sistema multilateral de negociación (MTF) dentro del Espacio Económico Europeo (EEE), en el marco de la directiva Mifid. La plataforma, con sede en el Principado de Liechtenstein, está regulada por la Autoridad del Mercado Financiero, la CNMV del país.

Artex confía en crear un mercado de compraventa de acciones de obras de arte líquido y para ello se ha aliado con Six, el grupo suizo propietario del gestor de la Bolsa española, BME. Six se encargará de prestar los servicios de compensación y liquidación de la plataforma, y de alimentar con datos al mercado para proporcionar información de precios. Bloomberg, a su vez, ofrecerá a los inversores su servicio de gestión de órdenes.

José Manuel Ortiz, responsable de clearing & repo de Six, explica que el objetivo es "democratizar el arte", y que para ello han optado por "utilizar un entorno ya conocido por los inversores y regulado". Así, usará las mismas "tuberías" que el resto de activos de inversión que recoge la plataforma Six. De esta forma, han optado por no apostar por la tecnología de registros distribuidos (DLT) y la tokenización, que en los últimos años han vivido el furor las obras de arte no fungibles o NFT.

La nueva plataforma de inversión acogerá salidas a Bolsa de obras de arte. A imagen y semejanza de una oferta pública de venta (OPV), la colocación entre inversores de una participación, minoritaria, de una obra de arte dispondrá de un folleto que incluirá una valoración de la obra por parte de expertos independientes. Artex tiene a Rothschild como asesor financiero para las salidas a Bolsa de las obras de arte.

El responsable de clearing & repo de Six comenta además que la plataforma contará con proveedores de liquidez o creadores de mercado que facilitarán siempre un precio de las acciones de las obras, favoreciendo la transparencia.

Para poder participar en esta Bolsa de obras de arte será preciso que los inversores españoles operen a través de un banco o bróker que tenga acceso a Artex, al igual que sucede cuando se opta, por ejemplo, a comprar Bolsa estadounidense.

El objetivo de Artex, impulsada por Wenceslao de Liechtenstein y un grupo de banqueros de inversión, pasa por poner en el mercado obras de arte por valor de unos 1.000 millones de euros en los próximos trimestres y realizar en el primer semestre la primera OPV. Para ello, en un primer momento, se centrará en piezas que abarcan desde el Renacimiento hasta el siglo XX. Según explica Artex, cada obra pertenecerá a una sociedad radicada en Luxemburgo.

Una vez coticen en Bolsa, la aspiración de Artex es que estas obras de arte estén expuestas en museos y salas de exposiciones de todo el mundo.

Crece el interés de los inversores

El arte se ha hecho un hueco cada vez mayor en los departamentos de gestión de altos patrimonios de bancos y firmas de inversión. Según un estudio de Deloitte de 2021, el 85% de los administradores de altos capitales creía que el arte debía formar parte de su catálogo de productos, frente al 53% que lo defendía en 2014. Un atractivo que el año pasado se vio reflejado en las cifras que registraron las casas de subastas. Solo Christie’s cerró el ejercicio con unas ventas globales de 8.400 millones de dólares, mientras que la aspiración de Sotheby’s pasaba por finalizar el año con el mejor resultado desde su creación, allá por 1744.

Normas
Entra en El País para participar