IFFE Biotech firma un contrato con la china ATK Biotech para el suministro de aceites de microalgas

La empresa gallega se garantiza el suministro de esta materia prima para su planta de omega-3

Laboratorio de las instalaciones de IFFE BIotech en As Somozas (A Coruña).
Laboratorio de las instalaciones de IFFE BIotech en As Somozas (A Coruña).

IFFE Biotech, filial del grupo industrial y de servicios con sede en Galicia IFFE Futura, ha suscrito un precontrato con la compañía china ATK Biotech que le garantizará el suministro de 100 toneladas anuales de aceites de microalgas, materia prima con la que fabricará omega-3 ya este año en su planta de As Somozas (A Coruña), que será la mayor de España en términos de producción y una de las top 10 del mundo una vez que concluya su construcción este otoño.

IFFE Futura, que cotiza en el BME Growth desde marzo de 2019 y que se ha revalorizado un 134% en el último año (un 77,42% solo en lo que va de este 2023), logra así el aprovisionamiento de unos aceites que contarán con niveles de DHA -componente esencial del omega-3 que favorece el sistema cognitivo- superiores al 40% y al 50% cuando la factoría esté en funcionamiento. Por su parte, ATK es una compañía china fundada en 2007 dedicada a la fabricación de materias primas funcionales, que son ampliamente utilizadas en la industria alimentaria.

Para David Carro, CEO de IFFE Futura, “este contrato garantiza a IFFE un aprovisionamiento mínimo anual de 100 toneladas de aceite de microalga de máxima calidad para nuestra planta, asegurando nuestro acceso a esta materia prima".

Los aceites de microalgas tienen una mayor concentración de omega-3 y gozan de una fuerte demanda en India, el segundo país más poblado del mundo con casi 1.400 millones de personas, donde prevalece una tendencia vegana y, por tanto, no se consume tanto aceite de pescado.

Se espera que la demanda mundial de omega-3 aumente un 6% anual hasta 2027, según GOED (The Global Organization for EPA and DHA Omega-3s). Este mercado está experimentando un fuerte crecimiento ante el envejecimiento de la población, la concienciación del consumidor por la salud y el bienestar y la recomendación gubernamental del consumo diario de aceite omega-3. Además, existe un número cada vez mayor de enfermedades crónicas en adultos por el estilo de vida sedentario y una dieta con gran presencia de grasas que son nocivas para el organismo.

Como demuestra con este pre contrato con ATK Biotech, IFFE Futura está en contacto con los principales proveedores del mercado para obtener materias primas de la mejor calidad para su planta, que tendrá una capacidad superior a las 10.000 toneladas anuales de omega-3 y una cuota de mercado superior al 50%.

Los principales mercados a los que la fábrica venderá el producto son dos: Europa y Estados Unidos, ambos mercados desarrollados. Sin embargo, otras sociedades menos desarrolladas, como Asia y Latinoamérica, ya emulan las pautas de consumo de las desarrolladas y son, por tanto, geografías potenciales para exportar. El mercado objetivo, pues, es global.

En octubre, la empresa coruñesa ya anunció un contrato relevante con la firma gallega Biomega Natural Nutrients para el suministro de 100 toneladas de omega-3 que producirá en su planta, cuya puesta en marcha permitirá a España dar un salto cualitativo en este mercado, que mueve 1,4 billones de euros a escala mundial, ya que en esta fábrica se elaborará un omega-3 grado humano, con altos estándares de calidad y a un nivel muy elevado.

La factoría refinará, desodorizará y blanqueará omega-3 con el fin de que no se perjudiquen las características de los productos en los que se integre y desarrollará ingredientes innovadores como aceites ricos de este ácido graso de altísima calidad para aportar los beneficios saludables del pescado y las algas a los sectores alimentario, farmacéutico y veterinario. Asimismo, será apto para fórmulas de nutrición infantil y para ser suplemento dietético, con el fin de mejorar la salud de las personas al contribuir a controlar el nivel del colesterol y prevenir patologías cardíacas.

En este sentido, la compañía gallega recientemente se ha aliado en un proyecto de I+D con la Universidad Autónoma de Madrid, puntera en Europa en investigación alimentaria, para buscar sinergias en compuestos bio activos que le permitirán optimizar sus aceites e investigar la manera de que el omega-3 conserve sus cualidades durante un tiempo prolongado.

 El omega-3 que producirá la planta será sostenible al tratarse de una materia prima de origen natural como el aceite de pescado, que permitirá reutilizar los subproductos de la industria pesquera gallega y contribuir a la economía circular.

Normas
Entra en El País para participar