Enagás busca impulsar una red de transporte de hidrógeno verde en España por 7.200 millones

Las exportaciones españolas podrían alcanzar los 2 millones de toneladas al año, lo que equivaldría en torno al 10% de la demanda europea en 2030.

Arturo Gonzalo, consejero delegado de ENAGAS.
Arturo Gonzalo, consejero delegado de ENAGAS. Europa Press

Enagás presentará este año de forma oficial cuatro muestras de interés para el desarrollo de cuatro futuras interconexiones de hidrógeno renovable, que destaparán un potencial de inversión para el transporte de esta fuente de energía de cerca de 7.200 millones de euros en España y los países vecinos.

Este ha sido el principal anuncio del consejero delegado de la compañía, Arturo Gonzalo, durante la celebración del Día del Hidrógeno de Enagás. El Ejecutivo  ha avanzado que la primera de esas muestras de interés estará vinculada al subeje de transporte de hidrógeno que discurrirá por la Vía de la Plata. De esta forma, la compañía iniciará los mecanismos de casación de oferta y demanda no vinculantes para optimizar el desarrollo de la red troncal de transporte de hidrógeno renovable en España, una vez el Gobierno actualice el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), que se prevé que lo haga a lo largo de 2023.

Según ha explicado el consejero delegado, el proyecto H2Med, que incluye el tubo que conectará Barcelona con Marsella (BarMar) de 455 kilómetros y el que conectará Celorico da Beira (Portugal) con Zamora (CelZa) de 248 kilómetros, tendrá una inversión asociada de 2.500 millones de euros, el primero de 2.135 millones y el segundo de 350 millones.

Por su parte, habrá otras conexiones dentro de España de unos 2.750 kilómetros de longitud que atravesarán la Cornisa Cantábrica, el Valle del Ebro, el Levante y la Vía de la Plata, así como una conexión en Puertollano, por 3.500 millones.

A esto se suman las infraestructuras de almacenamiento, de momento dos en el norte (Cantabria y País Vasco) con capacidad de 335 gigavatios hora (GWh) y 240 GWh, respectivamente, por otros 1.170 millones de euros. En cualquier caso, se trata de importes provisionales y orientativos, aunque se prevé que la construcción de todas estas infraestructuras comience entre 2025 y 2026.

Objetivo: exportación

En el transcurso del acto, tanto Arturo Gonzalo, como el presidente de Enagás, Antonio Llardén; la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera; y la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen, han coincidido en que España cuenta con una posición "extraordinaria" para aprovechar todo el potencial del hidrógeno renovable.

En concreto, han afirmado que tiene un gran potencial de generación renovable, infraestructuras robustas, capacidades industriales, una buena posición geográfica y colaboración de las administraciones públicas.

Con todo ello, se espera que España tenga un potencial de producción de entre 2 y 3 millones de toneladas de hidrógeno para 2030, con una demanda nacional de solo 1,3 millones de toneladas, por lo que el excedente se podría exportar a través de esas nuevas interconexiones. Se calcula que esas exportaciones podrían alcanzar los 2 millones de toneladas al año, lo que equivaldría en torno al 10% de la demanda europea en 2030.

Además, las sinergias entre esas futuras conexiones y la actual red de gas permitirá una reducción del 50% en los plazos y un ahorro del 30% en costes, reutilizando en un 30% los actuales gasoductos, porcentaje que se espera que alcance el 70%. Asimismo, el coste de transportar hidrógeno es entre 2 y 4 veces más bajo que el de transportar electricidad por líneas de alta tensión.

Descarbonización

La ministra, que ha participado a través de un vídeo grabado por la coincidencia del acto con la firma del tratado diplomático entre España y Francia en Barcelona, ha destacado que el hidrógeno es uno de los vectores "más importantes para la descarbonización".

El objetivo, según ha señalado, es que esta tecnología se use para los ámbitos más difíciles de descarbonizar, como la industria o el transporte pesado, para lo que ya se ha aprobado un Perte de hidrógeno dotado con 1.555 millones de euros.

Por su parte, Aagesen ha puesto algunos datos sobre la mesa como que el hidrógeno supondrá en 2050 el 35% de los flujos de transporte de energía, junto con un 347% de minerales críticos, y frente al 90% que concentra ahora los combustibles fósiles.

Normas
Entra en El País para participar