Deuda

Sabadell amortiza, en la segunda ventana, una emisión de 'cocos' de 400 millones

En noviembre renunció a ejecutarla por el elevado coste exigido por el mercado

Oficinas de Sabadell.
Oficinas de Sabadell.

Banco Sabadell ha comunicado su intención de amortizar de forma anticipada una emisión de deuda contingente convertible (cocos en la jerga) de 400 millones de euros emitida en 2017. Una decisión que ha adoptado de cara a la segunda ventana de amortización, puesto que en noviembre optó por renunciar a hacerlo ante las condiciones del mercado y que llega tan solo dos semanas después de que el banco captara 500 millones en cocos al 9,4%.

La entidad ha comunicado a la CNMV que la amortización anticipada de esta deuda, que ha sido autorizada por el BCE, se efectuará el 23 de febrero, coincidiendo con la primera fecha de pago de remuneración, y pagará un cupón del 8,516%.

Los 'cocos' son deuda perpetua que cuenta con capacidad para absorber pérdidas de los bancos en caso de que la solvencia baje de un determinado nivel, pues se convierten automáticamente en acciones. Durante años, y a pesar de su carácter perpetuo, el mercado dio por sentado que este tipo de deuda de alto voltaje era amortizada en la primera ventana prevista para ello para ser sustituida posteriormente por emisiones nuevas. Un mantra que en 2019 rompió Banco Santander al sorprender al mercado al no recomprar anticipadamente una emisión de cocos de 1.500 millones, que sí optó por recomprar meses más tarde, y que siguió Sabadell en noviembre.

El banco optó a finales del año pasado por no amortizar por adelantado esta colocación, reservándose la opción de hacerlo en las siguientes ventanas de liquidez y que supuso elevar el cupón anual desde el 6,125% hasta el 8,516%. Fuentes del mercado han reconocido que de haber lanzado entonces un nuevo bono de este tipo habría tenido que abonar un 13%.

Normas
Entra en El País para participar