_
_
_
_
_
Mercados

¿Cobrar el dividendo o recibir acciones? Éstas son las opciones en el scrip de Iberdrola

La eléctrica reparte 0,18 euros brutos por acción

Ignacio Sánchez Galán.
Ignacio Sánchez Galán.
Virginia Gómez Jiménez

Dos veces al año, Iberdrola retribuye a los accionistas con la ya clásica fórmula del scrip dividend en la que el accionista tiene la opción de cobrar el dividendo en efectivo o en acciones. Realmente son tres las opciones que se le ofrecen al accionista de la eléctrica y que tendrán un impacto fiscal diferente.

La primera de las opciones es recibir el dividendo en efectivo. La compañía repartirá 0,18 euros por cada acción. Este dividendo se pagará el 31 de enero a todos aquellos accionistas que, antes del 19 de enero comuniquen a su banco que quieren el dividendo en cash, lo más parecido a cobrar el dividendo de toda la vida. De cara al IRPF se considera Renta del Ahorro y lleva consigo una retención del 19%.

La segunda opción es la de recibir las acciones nuevas y cuyo canje supondrá una nueva por cada 60 antiguas. Esta es la opción que el inversor debe elegir si cree que las acciones van a subir en Bolsa. 

MÁS INFORMACIÓN
Iberdrola explora un nuevo nicho en renovables con fotovoltaica flotante
Iberdrola abonará un dividendo de 18 céntimos
Las tentativas golpistas de América Latina inquietan a Telefónica, Santander e Iberdrola

Si opta por esta opción, recibirá las acciones el día 1 de febrero. A nivel fiscal no lleva retención y no tiene consecuencias inmediatas. Tendrá implicaciones cuando el accionista venda las acciones en el futuro, ya que Hacienda considerará que el precio de adquisición originario es menor, y por tanto la plusvalía será superior. 

El accionista debe tener en cuenta que si el número de acciones que tiene no es múltiplo de 60, tendrá derechos sobrantes. Si el accionista vende esos derechos que le sobran en el mercado, las comisiones de Bolsa podrían superar el valor de dichos derechos.

En tercer lugar, el accionista puede elegir vender los derechos en el mercado. Si se elige esta modalidad se recauda dinero en efectivo pero no porque nos lo pague Iberdrola, sino por la venta de los derechos en el mercado, es decir, en Bolsa.

Le da al accionista 1 derecho por cada acción que tuviera pero la cantidad a ingresar es incierta ya que los derechos varían constantemente de precio, pero el valor de partida es similar a los 0,18 euros que Iberdrola se compromete a pagar a los accionistas que quieran el efectivo.

La fecha límite para venderlos en el mercado es el 19 de enero. Hacienda aplica una retención del 19% sobre el importe total recibido por la venta de estos derechos. Iberdrola posteriormente realiza una amortización de las acciones, para que esta opción de dividendo flexible no diluya al accionista.

En el dividendo repartido por la eléctrica hace un año, un 67,36% del capital optó por recibir títulos de la compañía en el marco de sistema ‘Iberdrola Retribución Flexible’, correspondiente al dividendo a cuenta con cargo a los resultados del ejercicio 2021.

Iberdrola completará este dividendo a cuenta del ejercicio 2022 con el dividendo complementario que la compañía prevé abonar en el mes de julio, si así lo aprueba la Junta General de Accionistas de la sociedad.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Virginia Gómez Jiménez
Periodista económica, con 25 años de experiencia como redactora. En la web de Cinco Días desde 2007. Anteriormente, desarrolló su actividad profesional en las secciones de Mercados de La Gaceta de los Negocios y Expansión, sin olvidar su paso por la agencia de noticias Fax Press, como experta en las materias económica, empresarial y bursátil.

Más información

Archivado En

_
_