Convenios colectivos

Más de siete millones de trabajadores pierden casi seis puntos de poder adquisitivo en 2022

Otros dos millones de asalariados regulados por la negociación colectiva tienen cláusulas de garantía salarial --el 21% del total-- y mantendrán todo o parte del poder de compra

Convenios Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El incremento salarial medio pactado en los convenios colectivos para más de nueve millones de trabajadores en 2022 fue del 2,78%, lo que supuso que los sueldos acordados crecieron casi el doble que en 2021 (cuando avanzaron un 1,53%), pero dado el fuerte incremento de la inflación --que registró una subida media anual del 8,4%-- este avance no fue suficiente para que la mayoría de los empleados haya mantenido el poder de compra.

De hecho, de esos nueve millones de trabajadores, solo 1,9 millones (el 21%) cuentan con cláusulas de garantía salarial en sus convenios que compensan todo o parte del aumento de los precios el pasado año, según la estadística de convenios. En consecuencia, los más de siete millones de asalariados restantes, que no cuentan con una de estas cláusulas, habrían perdido una media de casi seis puntos de poder adquisitivo en 2022 por el efecto inflacionista (concretamente 5,62 puntos). Si la comparativa se hace con el IPC interanual de diciembre --que al que están referenciados la mayoría de los convenios-- este fue del 5,8%, con lo que la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores sin cláusula sería sustancialmente menor: de 2,6 puntos porcentuales.

Y de los casi dos millones de empleados con estas cláusulas de revisión salarial, más de la mitad (997.074 trabajadores) verán compensados sus sueldos por el incremento de los precios a partir de enero de este año, pero no recibirán atrasos de 2022, ya que sus cláusulas no tienen efectos retroactivos; sí tienen dichos efectos las cláusulas de otros 909.458 empleados, que recibirán la compensación por la inflación correspondiente a todo el año pasado, consolidando estos pagos a partir de este enero.

No obstante, la realidad salarial es muy distinta en función de los sectores de actividad. La industria es la actividad con una mayor incremento salarial medio pactado, del 3,27% para 2,38 millones de asalariados, de los cuales casi la mitad (el 45%) tienen cláusulas de garantía salarial que les compensa la inflación. La construcción es el segundo sector con mayor aumento salarial pactado, del 3,03%; sin embargo, sus 642.014 trabajadores que con convenios de referencia el pasado año no tuvieron este tipo de cláusulas. El sector servicios registró un alza media del 2,55% de sus salarios, pero apenas el 13% de sus 5,78 millones de trabajadores verán compensada la inflación en sus nóminas. Finalmente, la agricultura se anotó el menor avance salarial, un 2,53%, aunque el porcentaje de ocupados con cláusulas fue del 26%, superior en cinco puntos a la media.

Los convenios de empresa que regulan las condiciones de 577.300 trabajadores fueron las que se anotaron un mayor aumento retributivo pactado, del 3,22%; mientras que los convenios sectoriales de ámbito nacional, que tienen como referencia casi tres millones de asalariados, tienen el menor aumento, del 2,11%

Normas
Entra en El País para participar