El Gobierno aumenta su apuesta por el hidrógeno con nuevas ayudas por 74 millones de euros

La medida busca complementar las ayudas comunitarias para acelerar la ejecución de los proyectos

Las ministras de Trabajo Yolanda Díaz, Política Territorial Isabel Rodríguez y Transición Ecológica Teresa Ribera ofrecen la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa en Madrid, este martes.
Las ministras de Trabajo Yolanda Díaz, Política Territorial Isabel Rodríguez y Transición Ecológica Teresa Ribera ofrecen la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en el Palacio de la Moncloa en Madrid, este martes. EFE

El hidrógeno avanza fichas para convertirse en un protagonista indiscutido del “mix energético” español en las próximas décadas. La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado este martes un nuevo real decreto para impulsar la producción de hidrógeno verde en el país a través del apoyo de cuatro proyectos de fabricación de bienes de equipos necesarios para la generación del combustible y su uso en el sector del transporte. 

Estas iniciativas ya habían sido catalogadas por Bruselas como de "interés comunitario" en junio de este año pero la nueva medida otorga una "subvención nominativa" de 74 millones de euros que pretende cubrir el diferencial entre la financiación aportada por la Unión Europea y la financiación pública que puedan recibir a futuro. El objetivo del Ejecutivo es asegurar que los proyectos "sean viables y que puedan implantarse lo más rápido posible en esta gran carrera que representa la economía del hidrógeno"

Los proyectos están vinculados al desarrollo industrial y de piezas necesarias para la generación. Entre ellas se encuentran tres proyectos de H2B2, de Nordex y de Sener para la fabricación de electrolizadores, una pieza clave para la generación del hidrógeno. Una cuarta iniciativa, impulsada por la firma IVECO, tiene como finalidad el desarrollo de vehículos de transporte pesado propulsado por hidrógeno.

"Debemos desarrollar las medidas regulatorias que nos permitan aprovecharlo, facilitando su transporte y la certificación de origen renovable", apostó Ribera, a la vez que destacaba que España se sitúa a la cabeza del desarrollo a nivel mundial. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había adelantado esta noticia el lunes y resaltó que el 20% de los proyectos de hidrógeno verde anunciados hasta ahora están localizados en España.

El Ejecutivo ya había manifestado su intención de posicionarse en este campo con el proyecto de conexión submarina entre Barcelona y Marsella, que tiene un presupuesto superior a los 2.850 millones de euros. Sánchez celebró en diciembre que este sería "el primer gran corredor de hidrógeno de la Unión Europea". Además, el mandatario precisó que las tuberías, que estarían listas hacia 2030, transportarán el 10% del consumo previsto de hidrógeno del bloque, estimado en dos millones de toneladas al año.

La importancia puesta en Cataluña con esta gran infraestructura no va en desmedro del resto del país, ya que múltiples comunidades pujan por ser el centro de las inversiones en España. Los cuatro proyectos a los que hizo referencia Ribera este lunes tendrán lugar en Sevilla, Valladolid, Barcelona y Madrid, así como las comunidades de Asturias, Navarra y País Vasco. 

El gobierno ya había adelantado en su hoja de ruta, publicada en 2020, que apostaba a consolidar centros que concentren la producción, transformación y consumo a través de economías de escala. El plan oficial preveía ya una actualización cada tres años, basada en la evaluación de los progresos y la cuantificación de su impacto. La nueva financiación se suma a los más de 1.555 millones de euros dedicados al sector dentro de los fondos Next Generation.

La ministra también ha destacado que España se sitúa entre los 10 países europeos más activos en patentes de hidrógeno. El informe realizado conjuntamente por la Oficina Europea de Patentes (OEP) y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) muestra que las tecnologías de hidrógeno respetuosas con el medio ambiente representaron el 76% de las patentes derivadas de hidrógeno en España en los últimos diez años, lo que supone una proporción bastante mayor a la registrada por otros países europeos (64% en Alemania, 55% en Francia, 59% en los Países Bajos).

Marco europeo

Aún queda pendiente la regulación del combustible a nivel comunitario. El Consejo Europeo avanzó a finales de 2022 en un documento de consulta para el desarrollo de esta tecnología, centrado en la desagregación vertical de los gestores de redes, la aplicación de descuentos y la mezcla con otros combustibles. Pero quedan dos grandes desafíos: los plazos para la transición del mercado y la regulación sobre sus formas de producción y los diferentes “colores” de este vector energético. Francia pelea por el hidrógeno rosa, producido a partir de la energía nuclear, mientras otros países como España pujan por alternativas generadas de fuentes eólicas o fotovoltaícas.

Normas
Entra en El País para participar