Cepsa invertirá 5.000 millones para desarrollar en Andalucía el mayor proyecto de hidrógeno verde de Europa

La empresa apuesta por descarbonizar su producción y proveer soluciones verdes a sus clientes industriales y de transporte

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al CEO de Cepsa, Maarten Wetselaar, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla y  la Ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al CEO de Cepsa, Maarten Wetselaar, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla y la Ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera

La petrolera española CEPSA ha anunciado este jueves una inversión de 5.000 millones de euros para convertir a Andalucía en el mayor polo europeo de hidrógeno verde. El proyecto, con una capacidad de 2000 MW y una producción de hasta 300.000 toneladas de hidrógeno verde, multiplica por diez al mayor anuncio realizado en Europa en el sector, hecho por Shell en Países Bajos el pasado julio. Esto permitirá a la compañía la exportación de sus derivados como el amoniaco o metanol verdes, así como avanzar en su propia descarbonización.

La iniciativa, que generará 10.000 puestos de trabajo, fue aplaudida por todo el arco político. Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, ha destacado en su visita a las instalaciones de la compañía en San Roque la importancia de que España se convierta en un líder global en la transición energética, a la vez que desarrolla sus capacidades de exportación. “Los inversores lo saben y confían en nuestro país, que es uno de los principales receptores de inversiones verdes”, precisó en su discurso, ante la atenta mirada del presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla, la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, y el CEO de CEPSA, Maarten Wetselaar.

Este es el segundo gran anuncio que el Gobierno celebra en las últimas semanas. La naviera Maersk anunció a comienzos de noviembre una apuesta por 10.000 millones de euros para producir hidrógeno verde en Andalucía, así como también en Galicia.

Las dos plantas previstas por la compañía en Palos de la Frontera (Huelva) y San Roque (Cádiz) se pondrán en marcha a partir de 2026, llegando al máximo de su capacidad hacia 2028. “El Valle andaluz contribuirá a que España se convierta en una potencia energética. Aquí se producirá el hidrógeno verde más competitivo del continente”, ha precisado Wetselaar.

Con esto, la empresa espera avanzar en la descarbonización de su producción de biocombustibles avanzados para la aviación y el transporte marítimo y terrestre. La firma calcula una reducción de las emisiones de seis millones de toneladas de CO2 al año.

Para asegurarse la electricidad renovable para producir el hidrógeno, y ganarse la etiqueta de verde, Cepsa desarrollará una carta de proyectos de 3 GW de energía eólica y solar en España, que representa un 40% de la inversión total.

Descarbonización industrial

España tiene el objetivo de alcanzar el 10% de toda la capacidad de producción de hidrógeno prevista por la UE en 2030. El Valle Andaluz del Hidrógeno Verde, como denomina CEPSA a la iniciativa presentada este jueves, podría suponer hasta la mitad de lo generado por el país en 2030. La petrolera incluso resalta que en Andalucía ya se consume el 40% del hidrógeno que se produce en España, pero que este nuevo proyecto busca sustituir el hidrógeno sucio, o gris, que actualmente alimenta a las grandes industrias del acero o las refinerías.

Las inversiones anunciadas este jueves, que alcanzan un total de 5.000 millones de euros, confirman lo ya anunciado por la compañía en marzo, cuando presentó su estrategia a 2030.

En ese plan, la firma destaca su compromiso de ofrecer “una gama completa de soluciones” para sus clientes industriales, por lo que espera poder desarrollar distintas alternativas finales a partir del hidrógeno producido en Andalucía. Esto incluirán alternativas de biodiesel, combustible marino verde y soluciones de movilidad para camiones pesados y autobuses. Al mismo tiempo, los planes incluyen la transformación de sus propios polos químicos tradicionales, ahora denominados Energy Parks, que abandonarán el uso de hidrógeno de fuentes no renovables.

El premio no es menor. La demanda total de hidrógeno verde podría llegar a superar los 600 millones de toneladas en 2050, según la consultora McKinsey. Esto representa casi siete veces más que en 2021 y permitiría reducir el 20% de las emisiones globales.

Para esto, España enfrenta la competencia de otros referentes del sector, especialmente Estados Unidos, cuyo liderazgo fue mencionado por Sánchez en su discurso. Washington ha redoblado su apuesta en septiembre con una nueva estrategia con más de 9.500 millones de dólares de ayudas, que esperan atraer a la inversión privada. Sin embargo, España confía en los costos bajos de la generación de energías renovables para fortalecer su posición, como reafirma un reciente informe de Goldman Sachs.

Corredor Norte-Sur del Hidrógeno

De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía, a pesar de la crisis energética, los promotores de este tipo de proyectos se enfrentan a una gran incertidumbre en un mercado incipiente donde los acuerdos de compra e importación van por detrás de las exportaciones previstas a futuro. CEPSA busca espantar estos fantasmas de cara a su estrategia 2030, asegurando la viabilidad de su apuesta por la transición energética.

La producción del nuevo proyecto de CEPSA tiene una palanca adicional confirmada: Róterdam, el puerto energético más importante de Europa, que genera el 13% de la demanda energética europea. A comienzo de octubre, la petrolera española y las autoridades portuarias firmaron un acuerdo para desarrollar un corredor de hidrógeno verde entre Algeciras y la ciudad holandesa.

Las autoridades locales estiman que, hacia 2050, podrán producir localmente solo el 10% de su demanda de hidrógeno. La aplicación del hidrógeno renovable para el transporte marítimo abarca no solo la utilización de pilas de combustible en embarcaciones, sino también en la maquinaria empleada en los puertos y terminales de carga. Esto además permitirá enlazar el corredor ibérico con otros puertos europeos y asiáticos.

Normas
Entra en El País para participar