_
_
_
_

Los despidos de las tecnológicas alcanzan hasta el 16% de su plantilla

Citi estima en casi 100.000 el ajuste total en los últimos doce meses El banco prevé un flojo inicio de 2023 en las contrataciones

Despidos tecnológicas
Infografía: Belén Trincado
Fernando Belinchón

El sector tecnológico afronta momentos difíciles. Los tiempos dorados -para estas empresas- de los confinamientos quedaron atrás. Muchas firmas, sobre todo las grandes de EE UU, se adaptaron ampliando su estructura para acomodarla al aluvión de demanda, pero las restricciones no eran para siempre. Ahora, la incertidumbre económica generalizada, la persistente inflación, un flojo consumo y la posibilidad de un enfriamiento económico en China, Europa y EEUU se suman a los problemas particulares que acechan a destacados integrantes de este sector. La debilidad se extiende y el diagnóstico es claro: la avalancha de despidos todavía seguirá.

Un informe de Citigroup al que ha tenido acceso Cinco Días estima ya en más de 92.000 empleados los despedidos por las empresas tecnológicas. “De 193 ajustes de personal analizados, las compañías recortaron de media el 16% de su fuerza laboral”, destacan fuentes del banco en el informe. Otras fuentes van, incluso, más allá. Los recortes de personal en el sector habrían afectado a 153.937 personas el año pasado, según la página especializada en recabar información sobre estos despidos, Layoff. En seis días de 2023, esta página ya ha registrado 17.130 expulsiones más.

En el informe de Citi se destaca que las destrucciones de empleo se agudizaron a partir de noviembre, cuando las grandes tecnológicas se sumaron a la tendencia. Y todavía quedan más despidos en los próximos meses, atendiendo, por ejemplo, al mensaje que lanzó el jueves Andy Jassy, consejero delegado de Amazon. La firma tecnológica anunció un recorte de 10.000 empleados en noviembre, y esta semana, Jassy reconoció que, al menos, se sumarán otros 8.000 (hasta 18.000) este año, en una plantilla que cuenta con más de un millón y medio de empleados en todo el mundo.

“El año 2022 fue más difícil por culpa de la incertidumbre económica y por lo rápido que crecieron las contrataciones en los últimos años. En noviembre comunicamos la dura decisión de eliminar puestos en nuestro departamento de libros y también implementamos un esquema de bajas voluntarias para la plantilla en la rama de gente, experiencia y tecnología. Entonces advertí de que, con estos recortes no habíamos acabado con las reducciones de empleo, y que habría más en 2023”, afirmó Jassy.

En la misma línea apuntó Marc Benioff, presidente de Salesforce, empresa que este miércoles se sumó a la oleada de despidos, anunciando que prescindiría del 10% de su fuerza laboral. “Salesforce ha creado el sistema de relaciones con el cliente número uno del mundo, un programa que ha generado un éxito de ventas en cada sector. Nunca hemos sido más necesarios, pero el entorno continúa siendo un desafío y nuestros clientes están adoptando una postura más cautelosa respecto a sus decisiones de compra. Con esto en mente, hemos dado el difícil paso de reducir el número de trabajadores un 10% a lo largo de las próximas semanas. He estado pensando mucho sobre cómo hemos llegado a esta situación. A medida que nuestros ingresos se aceleraban durante la pandemia, contratamos a demasiado personal, lo que ha llevado a este revés económico que estamos afrontando. Asumo la responsabilidad de esto”, escribió el presidente.

Contrataciones

Más allá de los casos concretos, que sirven de ejemplo de lo que está ocurriendo en mayor o menor medida en el resto del sector, Citi identifica que las ofertas de nuevas contrataciones continúan deprimidas, con lo que difícilmente cabe esperar un cambio de tendencia en el futuro próximo. Por regiones, Europa (-74%) es la que más ha notado el desplome de nuevas vacantes en tecnológicas.

Este frenazo en el empleo, tanto a través de despidos como de la congelación de nuevas contrataciones, mejorará, según Citi, los márgenes de las empresas tecnológicas en 2023. “Vemos esto de forma positiva. Significa que los integrantes de este sector están buscando una mayor rentabilidad de sus negocios. Para 2023 pronosticamos una subida anual de 1,8 puntos en el ebitda de estas empresas en Europa. Somos especialmente optimistas en las empresas de delivery de comida”, concluyen los expertos de Citi.

Problemas propios

Meta

La firma fundada por Zuckerberg anunció el despido en noviembre a 11.000 empleados tras su infructuoso giro hacia el metaverso.

Snap

Un menor crecimiento de ingresos le costó en agosto el puesto al 20% de los contratados.

Getir

La empresa de delivery ha alegado problemas con la inflación y el deterioro de las perspectivas económicas como grandes culpables de una peor marcha de su negocio.

Twitter

La compra de la red social por parte de Elon Musk en octubre causó que casi la mitad de sus trabajadores fueran despedidos, así como una fuga de anunciantes que amenaza a los que siguen allí.

Instacart

A modo de preparación de su salida a Bolsa, esta empresa de entrega de productos de supermercado a domicilio echó en septiembre a 3.000 personas.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Fernando Belinchón
Madrid. 1994. Máster en periodismo económico por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactor de la Mesa Web de CincoDías. En el periódico desde 2016.

Más información

Archivado En

_
_