_
_
_
_
_

Hacienda ingresa hasta noviembre 239.000 millones, casi lo previsto para todo el año 2022

El acumulado del año supera en 33.000 millones el dato del mismo periodo de 2021 Los PGE recogen una previsión de 244.000 millones en ingresos

Evolución de la recaudación tributaria en España

La inflación y la mejora del mercado del trabajo siguen dejando números nunca vistos en los datos de ingresos tributarios. Hacienda ha recaudado hasta el mes de noviembre prácticamente la misma cantidad que el Gobierno había previsto en los Presupuestos Generales del Estado para todo el año 2022. El undécimo mes del ejercicio cerró con unos ingresos de 16.000 millones de euros, un 4% más que en el mismo periodo de 2021. Esta cantidad eleva el acumulado de todo 2022 hasta los 239.789 millones de euros, una cifra que roza los 244.000 millones proyectados en el avance de liquidación de las cuentas públicas para todo el año completo.

A falta de un mes para que termine el ejercicio, por lo tanto, la recaudación de Hacienda se sitúa en máximos históricos, muy por encima de los 223.385 millones que se ingresaron vía impuestos en el año 2021. La cifra, de hecho, supera en 33.000 millones al dato del mismo periodo del año pasado.

Más información
El Gobierno explora una rebaja del IVA del 10% al 4% en varios productos alimenticios
El Gobierno reserva 2.000 millones de la UE para rebajas en I+D en el impuesto de Sociedades

Según recoge el informe mensual de recaudación que publicó el viernes la Agencia Tributaria, en noviembre se ingresaron, principalmente, los importes procedentes de las declaraciones mensuales habituales, el segundo plazo de las cuotas positivas de la declaración anual del IRPF y las declaraciones correspondientes al tercer trimestre de los impuestos sobre el alcohol.

“Hay que recordar que el otro ingreso de peso en este mes era el Impuesto sobre el Valor de la Producción de la Energía Eléctrica”, que en la actualidad está suspendido en virtud de las medidas adoptadas para moderar el precio de la electricidad, “aunque en esta ocasión esto no afecta a la comparación con 2021 porque en aquellas fechas ya estaba en la misma situación”, matiza la Agencia Tributaria.

El crecimiento relativamente moderado de los ingresos en noviembre se debió, por lo tanto, al fuerte incremento de las devoluciones, sumado a la subida que se observó en octubre, cuando casi se duplicaron con respecto al año anterior.

En el conjunto del año, la Agencia Tributaria achaca la evolución acumulada de la recaudación fiscal al crecimiento del IVA, que se disparó un 16,2%, y a los “buenos resultados” en las declaraciones del impuesto a la renta de las personas físicas (IRPF) y de Sociedades. Los ingresos netos de ambos tipos aumentaron un 16% y un 26,8% interanual hasta noviembre, respectivamente. Los impuestos especiales, por su parte, apenas repuntaron un 2,4% en el acumulado.

El organismo dirigido por Soledad Fernández apunta también al incremento de las retenciones del trabajo: crecen en el conjunto del año un 12,5%, “fruto del aumento del empleo y de las subidas en los salarios y pensiones medios y en el tipo efectivo”, así como “la favorable evolución de los beneficios empresariales” que se concretan en el incremento de los pagos a cuenta tanto en el IRPF (21,5%,) como en Sociedades (18,7%).

La Agencia Tributaria, no obstante, matiza que estos cuatro elementos se vieron “parcialmente contrarrestados por el aumento de las devoluciones y por el impacto negativo de los cambios normativos y de gestión”, que restan 3,1 puntos porcentuales al crecimiento de los ingresos.

Sin embargo, el impacto de la subida del Índice de Precios al Consumo (IPC) y “sobre todo de la expansión del consumo” han disparado los tres principales impuestos que grava el Estado: IRPF, IVA y Sociedades, por este orden.

En los próximos meses, la AEAT, como viene defendiendo desde hace tiempo el Ministerio de Hacienda, avisa de que la tendencia irá hacia “la moderación”, aunque reconoce que “hasta este momento esa desaceleración se ha producido de forma suave”.

Déficit

El déficit conjunto de la Administración Central, la Seguridad Social y las comunidades autónomas, excluida la ayuda financiera, se situó en 15.168 millones de euros en los 10 primeros meses del año, lo que supone el 1,16% del PIB frente al 4,41% del mismo periodo de 2021. Es también un descenso del 71,5% respecto al año anterior, según los datos dados a conocer el viernes por el Ministerio de Hacienda. Si se incluye el saldo de la ayuda a las instituciones financieras, el déficit público se sitúa en el 1,21% del PIB.

Sobre la firma

Pablo Sempere
Es redactor en la sección de Economía de CINCO DÍAS y EL PAÍS y está especializado en Hacienda. Escribe habitualmente de fiscalidad, finanzas públicas y financiación autonómica. Es graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid.

Archivado En

_
_