_
_
_
_
_
Energía

Repsol da un nuevo golpe en renovables y compra la cartera de Asterion por 580 millones

El portfolio cuenta con 7.700 MW en España, Italia y Francia

Tras tensas negociaciones que se iniciaron el pasado verano, Repsol firmó ayer un acuerdo para la compra de Asterion Energies al fondo de infraestructuras europeo Asterion Industrial por 560 millones de euros, además de otros 20 millones en concepto de pagos contingentes (por activos aún por valorar ligados a determinados objetivos). La operación se cerrará el próximo año.

Según un comunicado remitido a la CNMV, la transacción, que se enmarca dentro de la estrategia de Repsol de reforzarse en el sector de las renovables, incluye proyectos verdes con una potencia de 7.700 MW (4.900 MW fotovoltaicos y 2.800 MW eólicos) repartidos entre España (el 84%), Italia (12%) y Francia (el 4%).

De Asterion Energies, una plataforma de desarrollo creada en 2019 por el fondo que dirige Jesús Olmos, el exresponsable de Energía en KKR para todo Europa, con activos "estables y gran potencial", según el comunicado, cuelgan tres sociedades: Iberia Solar, que desarrolla proyectos fotovoltaicos; Four Winds, de la que depende el negocio eólico y Prejeance Industrial, que gestiona placas solares de autoconsumo en Italia y un parque híbrido en España.

Una buena parte de los proyectos adquiridos por la petrolera que encabeza Josu Jon Imaz están en proceso de desarrollo, lo que implica que Repsol ha asumido un riesgo. En España hay casi 80.000 MW de renovables (60.000 fotovoltaicos y 19.000 solares, según las asociaciones del sector UNEF y AEE) pendientes de recibir del Ministerio de Transición Ecológica y de las comunidades autónomas la Declaración de Impacto Ambiental (DIA).

El plazo legal para tener esta autorización y avanzar con los proyectos es el 25 de enero. Si el Gobierno no prorroga este plazo (ya sería la tercera vez) aquellos que no hayan obtenido la DIA no perderán los avales, por haber sido negligencia de la Administración, pero sí se quedarían sin el permiso de acceso a la red que han recibido de Red Eléctrica y deberían buscar otro emplazamiento o volver a pujar por el punto de conexión.

De los proyectos comprados ayer por Repsol, una buena parte forman parte de esta cartera que está en el aire: la mitad de las autorizaciones (las de las instalaciones de más de 50 MW) dependen de Transición Ecológica y la otra mitad de los gobiernos autónomos. El mayor embudo está en la Comunidada Valenciana y la más ágil es Extermadura, según las citadas asociaciones.

Debido a esta combinación de rentabilidad y riesgo y la urgencia de Asterion por vender, ha llevado al fondo de infraestructuras a conformarse con un valor más bajo del esperado, según fuentes financieras. Las primeras tasaciones, que elaboró de la mano de su banco de inversión para esta operación, Greenhill, rondaban los 900 millones de euros, pero finalmente se ha conformado con los citados 580 millones. Las subidas de los tipos de interés han limitado también la capacidad de los fondos para abordar este tipo de operaciones, al encarecerse su acceso a la financiación. En esta, de hecho, los principales postores han sido grandes corporaciones, energéticas, como la francesa Engie o la propia Repsol, que han engrosado su caja gracias a la escalada de los precios internacionales de de la energía.

Ofertas

La plataforma de renovables fue desarrollada con inversiones del primer fondo de Asterion, que se vio obligado a crear un fondo de continuación (una especie de ampliación de capital) al que se incorporaron nuevos inversores. Cuando consideró que había llegado la hora de vender, a finales de julio, el fondo recibió varias ofertas, además de las de Engie y Repsol, la de la escocesa Renewables International Holdings Limited (SSER), que había comprado previamente proyectos eólicos a Siemens Gamesa en España, Francia, Italia y Grecia por 580 millones de euros.

Pero el candidato más interesado resultó desde el primer momento fue Repsol, que, además de dar salida a su caja, tiene que cumplir con su plan estrategico 2021-2025, que prevé alcanzar 6.000 MW de renovables en 2025 y 20.000 MW en 2030. La cartera actual de proyectos asciende a 1.600 MW, a los que hay que sumar los 7.700 MW de Asterion Energies. En junio, Repsol incorporó a EIP y Crédit Agricole Assurances como socios de su filial Repsol Renovables, una operación que valoraba este negocio en 4.383 millones.

Asterion Energies cuenta con un equipo experto en desarrollo de proyectos renovables y de almacenamiento que se incorporará a Repsol, según el comunicado.

El consejero delegado de Repsol, señaló, a través de una nota de prensa, que su grupo está materializando "su ambición de ser líderes en la transición energética con pasos firmes, como esta adquisición de activos, para cumplir con el crecimiento, la diversificaciónoniendo el foco en la multienergía". Por su parte, Jesús Olmos, consejero delegado de Asterion Industrial, comentó: "estamos orgullosos de haber creado esta plataforma europea desde cero y haber conseguido un crecimiento exponencial".

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Más información

Archivado En

_
_