Powell señala diciembre para iniciar la moderación de las alzas de tipos y da alas a Wall Street

El Nasdaq avanza un 2,5%

Jerome Powell, presidente de la Fed.
Jerome Powell, presidente de la Fed.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, declinó hacer comentarios en la pasada reunión, pero durante su intervención en Washington adelantó que las subidas de tipos van a ralentizarse tan pronto como en diciembre. Es decir, tal y como han venido adelantando algunos de los miembros de la institución, Powell deja la puerta abierta un alza de las tasas en 50 puntos básicos, frente a los 75 puntos que ha venido aplicando en las últimas cuatro citas.

Para evitar sobresaltos, el responsable de la institución apuntó que la inflación continúa siendo demasiado elevada, lo que requiere subidas continuadas de las tasas. “El momento de la moderación es menos significativo que el conocer cuánto más tendremos que aumentar el precio del dinero y durante cuánto tiempo será necesario mantener una política restrictiva”, remarcó. Las medidas adoptadas por la Fed en los últimos 11 meses son las más agresivas desde la década de 1980.

Un año después de que Powell reconociera por primera vez que el alza de los precios no era tan transitoria como se creía, el responsable del banco central estadounidense ve probable que las tasas alcancen un nivel más alto en los próximos meses. Si hasta el momento se esperaba como techo el 4,6%, ahora el mercado especula con la posibilidad de que suba hasta el 5% el próximo año. Esto se debe a que según las últimas proyecciones que maneja la institución siguen viendo unos precios elevados a medio plazo.

En el análisis de los componentes de la inflación, Powell señaló que los precios de los bienes se han desacelerado, pero considera que es demasiado pronto para declarar vencida el alza de los precios. “El camino a seguir para la inflación sigue siendo muy incierto. A pesar de la política más estricta y de que el crecimiento es más lento durante el año pasado, no hemos visto un progreso claro en la desaceleración de la inflación”, remarcó.

Las palabras de Powell sirvieron de impulso a Wall Street. Los tres índices, que durante las primeras horas de negociación venían manteniendo un comportamiento errático, se decantaron por las subidas. A media sesión el Dow Jones avanzaba un 0,9%; el S&P 500, un 1,5% y el Nasdaq, el índice más penalizado por el alza de los tipos, sumaba un 3%. La rentabilidad del bono estadounidense cae al 2,6%.

Normas
Entra en El País para participar