Blackstone pone a prueba al mercado con la venta de viviendas de alquiler de Testa

Encarga a la consultora Catella sondear el interés de los inversores. Se trata de edificios en el Ensanche de Vallecas de Madrid

Cartel de la socimi Testa en el Paseo de la Castellana de Madrid.
Cartel de la socimi Testa en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Como el canario en la mina, Blackstone es una perfecta alerta sobre la situación del sector inmobiliario. El gran fondo estadounidense va a poner a la venta edificios de viviendas en alquiler de Testa (la mayor socimi por activos cotizada en BME Growth) para comprobar el apetito del mercado después de que se hayan frustrado operaciones por la incertidumbre en precios. Si la gestora americana es capaz de desprenderse de esos inmuebles, marcará presumiblemente la temperatura en el sector, según fuentes consultadas conocedoras de la operación.

La socimi de Blackstone ha encargado a la consultora Catella sondear una posible venta de tres edificios de viviendas ubicadas en el Ensanche de Vallecas de Madrid por alrededor de 30 a 35 millones de euros. Con esta venta de tamaño limitado, el fondo testará el mercado. Desde Blackstone se ha declinado hacer comentarios sobre esta información.

En los últimos meses, cunde la incertidumbre en el inmobiliario tras la subida de tipos de interés por parte del Banco Central Europeo para contener la inflación y por el enfriamiento de la economía que puede llevar a España y a Europa a recesión a partir de 2023. Desde ese momento, el precio que piden los vendedores no encaja con lo que están dispuestos a ofrecer los compradores, a la espera de que se clarifique cuánto valor han podido perder todo tipo de activos, desde oficinas, a viviendas en alquiler o naves logísticas. Además, el endurecimiento en las condiciones de financiación ha limitado el acceso a los créditos, dificultando las transacciones.

Recientemente, se ha vivido una de esas frustradas operaciones en este caso también en la vivienda en alquiler. El fondo TPG puso a la venta la socimi Témpore, que cuenta con activos valorados en 400 millones procedentes de Sareb, aunque no ha encontrado comprador. La gestora texana quiso sumarse al último momento de rebufo de ciclo, pero no lo consiguió y ahora está vendiendo pisos en el canal minorista en edificios donde tiene un pequeño porcentaje de viviendas, ya que estos activos son poco interesantes para los posibles grandes compradores.

Por su parte, Testa vendió al grupo francés Axa 740 viviendas de alquiler en Madrid en abril por un precio de alrededor de 285 millones, tal como adelantó este diario. Asimismo, traspasó en otra reciente operación 245 viviendas adicionales a la socimi Elix (propiedad de Allianz) por 185 millones.

Qué es Testa

Blackstone se hizo con Testa, cotizada en BME Growth, en 2018 tras adquirirla a sus entonces dueños Merlin, Acciona, Santander y BBVA. Actualmente, controla viviendas en alquiler por 2.878 millones de euros, según la última tasación realizada por Savills a 30 de junio. El fondo controla otras socimis como Fidere o Albirana.

Por facturación, el 62% procede de su cartera de pisos en Madrid, seguida de lejos por Cataluña, País Vasco o Comunidad Valenciana. En el primer semestre, la compañía facturó 49,4 millones, un 20% más que un año antes.

La socimi, además, mantiene abierto un proceso de comercialización de cerca de 900 casas, que vende a particulares, según informó este diario en mayo. Se trata de pisos que se encuentran en edificios que no están totalmente controlados por la empresa.

Normas
Entra en El País para participar