La construcción se vuelca con el inicio de la obra que llevará la alta velocidad a Barajas

Adif recibe 13 ofertas para el inicio del ramal que correrá sobre la plataforma de Cercanías, con ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, Sacyr y OHLA entre las aspirantes

Obras junto a la playa de vías de la estación madrileña de Chamartín.
Obras junto a la playa de vías de la estación madrileña de Chamartín.

El inicio del ramal que llevará la alta velocidad desde la estación de Chamartín hasta el aeropuerto de Madrid-Barajas ha abierto el apetito de las mayores constructoras del país. Adif Alta Velocidad ha recibido 13 ofertas para la ejecución del acceso en ancho estándar a la terminal 4 (T4), con el que se canalizará el trasbordo de viajeros entre el avión y el tren de altas prestaciones.

Juegan en solitario Ferrovial, Acciona, Convensa (FCC), Vías y Construcciones (ACS), Comsa y Azvi. Y también han presentado sus credenciales siete uniones temporales de empresas (UTEs): Aldesa acude junto a su filial Coalvi; Copisa ha sumado fuerzas con Imathia; Dragados y Tecsa representan a ACS; Lantania forma equipo con ASCH; OHLA aparece con su especialista en obra ferroviaria Guinovart; Ortiz va a por el proyecto junto a su subsidiaria Cosfesa, y Sacyr coloca a sus filiales Sacyr Construcción y Neopul en un grupo que cierra Vías y Construcciones.

Esta primera actuación supone una inversión de 26 millones, respaldada por fondos europeos NextGeneration, sobre actuaciones por más de 300 millones para la reforma de Chamartín. Los trenes de alta velocidad enlazarán con la línea de Cercanías que ya presta servicio al aeropuerto y permitirá la entrada en la T4 en diez minutos. El enlace, perseguido desde 2011, está pensado para la entrada directa de los trenes de alta velocidad procedentes de los corredores del Norte y de Levante, con cabecera en Chamartín, y a los que vienen del Sur, Levante y, próximamente, de Barcelona atravesando el nuevo túnel Atocha-Chamartín.

La búsqueda de sinergias entre ambos modos de transporte persigue el doble objetivo de reducir el volumen de vuelos domésticos, con el consiguiente recorte de la huella de carbono, y evitar la fuga de viajeros a aeropuertos extranjeros, como París-Charles de Gaulle, para coger un avión rumbo a destinos de larga distancia.

Adif acomete obras por 326 millones de euros para remodelar la estación madrileña

La red española de alta velocidad, la más extensa de Europa y segunda del mundo, alcanzará los 4.000 kilómetros antes de final de año, cuando entre en operación el acceso a Murcia. En los sectores de infraestructuras y transportes se lleva años hablando de la conexión con Barajas como la guinda que le falta al pastel.

Dos fases

En Adif se ha planificado el enlace con el mayor aeropuerto de la red de Aena a través de dos soluciones. La primera, transitoria, parte del aprovechamiento de la plataforma de nueve kilómetros en ancho convencional habilitada en 2011 para el servicio de Cercanías. Esta primera iniciativa requiere intervenir sobre 3,5 kilómetros de vía e instalaciones con un plazo de ejecución de 17 meses. En una actuación posterior se habilitará un tramo exclusivo para tráficos de alta velocidad, cuyo estudio informativo tiene ya luz verde. El calendario prevé la entrada en operación de este último en 2030.

La adaptación de la línea de Cercanías C1 (Príncipe Pío-Atocha-Recoletos-Chamartín-aeropuerto T4) es la opción más económica, sumando un tercer carril para soportar el paso de trenes de alta velocidad. Fuentes de la construcción los presupuestan en no más de 150 millones, mientras que el vial en ancho europeo podría costar hasta 800.

En una segunda fase, Chamartín tendrá un enlace con la T4 exclusivo para alta velocidad

El contrato al que optan ACS, Acciona, Ferrovial, OHLA, Sacyr, FCC, Comsa, Aldesa, Lantania, Azvi, Ortiz, ASCH, Copisa e Imathia, forma parte de actuaciones previstas en los planes de Adif por 326 millones en la estación de Chamartín. Ese nodo ferroviario madrileño va a consolidarse como punto neurálgico de la red en el marco de la liberalización.

Adif duplicará su capacidad para la alta velocidad, subiendo de seis a 12 vías. Ahora está en marcha la construcción de cuatro nuevas pasantes (22,23,24 y 25) y la conversión a ancho estándar, operativas a partir de enero, de las vías 14 y 15 (hasta ahora de ancho ibérico). El vestíbulo también se duplica, hasta los 18.000 metros cuadrados, y se recupera el de Cercanías que hay bajo las vías de la cabecera norte (2.400 metros cuadrados) tras 40 años de clausura. También se reformarán 13 vías de ancho ibérico y sus andenes (se han ejecutado mejoras en las vías 9,10 y 13, y se han acondicionado los andenes 5 y 7).

Todo ello se integra en un proyecto superior, como es el de la transformación integral de la estación y su entorno dentro de la actuación Madrid Nuevo Norte. Se prevé que el concurso internacional para el diseño sea fallado el próximo mes de diciembre.

Uno de los mayores proyectos en Madrid

Anchos. El acceso ferroviario a la T-4 de Barajas discurre en superficie entre Chamartín y la estación de Hortaleza. En ese tramo los Cercanías ruedan sobre vías de ancho ibérico, incompatibles para el AVE. Entre Hortaleza y el aeropuerto (4,7 kilómetros), la línea va soterrada y ya cuenta con vías de ancho mixto por las que podrían circular los trenes de alta velocidad.

Opciones. Barajas está conectado con Madrid a través de la línea 8 de Metro, cuya apertura se produjo en 1999, y de la C1 de Cercanías, inaugurada en 2011.

Estación renovada. Tras los actuales trabajos de remodelación, Chamartín contará con 25 vías, 12 de ellas para los tráficos de alta velocidad en ancho estándar, y 13 para Cercanías y servicios de Media y Larga Distancia sobre ancho ibérico.

Fuerza laboral. Está previsto que un millar de operarios trabajen en el plan de transformación de la estación.

Mejores prestaciones. El futuro vestíbulo de viajeros tendrá tres áreas: zona de embarque de doble altura para la alta velocidad; una para Cercanías, y un vestíbulo común a forma de pasillo de 18 metros de ancho que se convertirá en el centro de la estación. En este último espacio habrá locales comerciales.

Normas
Entra en El País para participar