CaixaBank y Sabadell aprueban el Código de Buenas Prácticas para ayudar a hipotecados en apuros

Los dos bancos catalanes son los primeros en suscribir oficialmente el paquete de ayudas acordado por el sector y Gobierno

Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, a finales de octubre en Valencia.
Gonzalo Gortázar, consejero delegado de Caixabank, a finales de octubre en Valencia.

CaixaBank y Sabadell se han convertido en los primeros bancos en adherirse al Código de Buenas Prácticas para aliviar la carga financiera de hipotecados en apuros. De esta forma, ambas entidades han suscrito la ampliación del Código de Buenas Prácticasvigente y también al nuevo, que se aplicará a clases medias en riesgo de vulnerabilidad por la acelerada subida de tipos de interés y que tendrá un régimen transitorio con una duración de dos años.

Aunque el sector había anunciado estos últimos días su intención de sumarse al paquete de medidas de alivio, los consejos de administración de los bancos tienen que aprobarlo. Para ello, cuentan con un plazo de cuatro semanas. La adhesión al Código es voluntaria, pero una vez suscrito el cumplimiento de las medidas, que entrarán en vigor el 1 de enero de 2023, es obligatorio.

Que CaixaBank se convierta en uno de los primeros bancos en respaldar el paquete de medidas supone un espaldarazo para Gobierno. El banco catalán, en el que el Estado controla un 16% a través del FROB, es la entidad líder del mercado español. También es la que cuenta con la mayor cuota hipotecaria, por lo que sería el banco más afectado. De hecho, de las 62.000 operaciones del conjunto del sector realizadas bajo la aplicación el Código de Buenas Prácticas vigente, aprobado en 2012, CaixaBank ha realizado el 35% (lo que supone unas 21.700), según detalla la entidad.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ya destacó el martes que CaixaBank había sido el primer banco en mostrar su intención de sumarse al acuerdo. “Es importante que CaixaBank vaya liderando esta iniciativa y lo que esperamos es que el resto de entidades sigan con este ejemplo y tengamos una aceptación del 100%”, señalaban otros portavoces del Ministerio.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, explicó que el consejo ha decidido que la entidad se adhiera a las nuevas iniciativas “porque somos los principales interesados en apoyar al conjunto de la sociedad y, especialmente, a nuestros clientes en dificultades”. El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, valoró que la entidad “se encuentra en una posición muy sólida para seguir ayudando a familias y empresas

Por su parte, el primer ejecutivo de Sabadell, César González-Bueno, ya afirmó el martes que tenía previsto sumarse al acuerdo para hipotecados. “A ningún banco le interesa quedarse con una casa y a ningún banco le interesa que sus clientes no puedan hacer frente a sus pagos”, expresó.

Normas
Entra en El País para participar