Préstamos

El Banco de España avala las medidas de alivio del Gobierno a las hipotecas

Hernández de Cos señala que la ayuda a las familias es "compatible con no generar presión excesiva a los balances bancarios" y con mantener la cultura de pago de los créditos

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos Efe

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha avalado hoy las medidas anunciadas ayer por el Gobierno de protección a las familias frente al encarecimiento de las hipotecas a interés variable y ha señalado que se trata de una propuesta "equilibrada" entre las necesidades de los hogares y la defensa de los balances bancarios.

"Se ha logrado un equilibrio en aliviar a los hogares más afectados por el alza de las hipotecas a tipo variable que al mismo tiempo es compatible con no generar una presión excesiva en el balance bancario", ha afirmado Hernández de Cos durante su intervención en la jornada organizada hoy por el Consejo General de Economistas con motivo del 20 aniversario de la implantación del euro.

El gobernador del Banco de España ha añadido que las medidas aprobadas ayer por el Gobierno  permiten además "seguir manteniendo una cultura de pago para que el mercado hipotecario funcione correctamente".

Esas medidas de alivio anunciadas por el Gobierno van a beneficiar a un millón de hipotecados a los que el intenso aumento del euríbor va a encarecer de forma sustancial la cuota mensual de la hipoteca. Las medidas incluyen la carencia del pago de intereses y la extensión en el plazo de amortización de los préstamos hipotecarios en un período que puede llegar a los 10 años. Economía calcula que se podrán acoger a ellas unas 300.000 familias consideradas vulnerables, después de que se hayan ampliado ligeramente los criterios para tal consideración, y otros 700.000 hogares considerados de renta media, con ingresos de la unidad familiar inferiores a los 29.400 euros anuales.

Los bancos no tendrán que clasificar automáticamente como morosas las hipotecas que se acojan a estas mejoras, una fórmula que busca la adhesión mayoritaria del sector a una propuesta que tiene carácter voluntario. CaixaBank, líder del mercado hipotecario español con una cuota que ronda el 25%, ya ha anunciado que aplicará las medidas a su clientela.

“Las medidas del nuevo código no suponen un elemento de reclasificación directa como morosos o dudosos. Es importante no solo para las entidades en sus cuentas, sino también para los hogares. Lo hemos estado viendo por las consecuencias negativas que tiene para un hogar cuando sus créditos entran en estado de morosidad o dudosidad”, señalaban ayer fuentes del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

En su intervención de esta mañana, Hernández de Cos ha vuelto a insistir a la banca en que emplee el incremento de los beneficios que están registrando este año para aumentar su resistencia ante los riesgos crecientes por la desaceleración económica. "En un contexto de tanta incertidumbre como el actual, en el que han aumentado claramente la probabilidad de escenarios más negativos se hace absolutamente necesario que las entidades utilicen los beneficios que se están produciendo en el corto plazo para aumentar, no solo para mantener, su capacidad de resistencia", ha advertido.

El gobernador del Banco de España también ha hecho balance de los 20 años de creación del euro y de los retos pendientes para la plena integración económica de la zona euro. Ha defendido el desarrollo de una "capacidad fiscal centralizada", que uniforme las distintas políticas fiscales de la zona euro y para la que considera el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia como un buen precedente y también unos cambios en las reglas fiscales que potencien los incentivos a los gobiernos de la zona euro para su cumplimiento.

"Las actuales reglas fiscales han mostrado su incapacidad para incentivar que los gobiernos eleven sus colchones fiscales en épocas de bonanza", ha señalado el gobernador del Banco de España, quien ha insistido además en avanzar hacia una política fiscal común frente a "una política monetaria sobrecargada".

Hernández de Cos ha defendido que la zona euro aún carece de un marco capaz de afrontar de forma más eficaz crisis económicas severes. Así, cree prioritario completar la unión bancaria, con la creación de un fondo de garantía de depósitos común a la zoan euro, y la unión del mercado de capitales, como fórmula con la que rebajar la excesiva dependencia de la financiación bancaria.

Normas
Entra en El País para participar