Endesa se asegura con Enel líneas de financiación por 5.000 millones

Los accionistas autorizan también la compra de gas desde EE UU

José Bogas, consejero delegado de Endesa.
José Bogas, consejero delegado de Endesa.

La junta de extraordinaria de accionistas de Endesa respaldó este jueves varias operaciones de calado para el grupo, que aseguran sus líneas de financiación y el suministro de energía, clave en estos momentos de alta volatilidad en los mercados de gas. De esta forma, los accionistas dieron su visto bueno a la formalización de operaciones vinculadas con Enel, su matriz, por un importe de más de 5.000 millones de euros.

Entre otras propuestas, salió adelante la renovación del acuerdo de gestión conjunta de buques metaneros y de los contratos de suministro de gas natural licuado (GNL) de origen de Estados Unidos (para 2023 y ampliación para ete año) por 210 millones de euros. También se dio luz verde a la compraventa de un volumen máximo de dos teravatios hora (TWh) de GNL a Enel Global Trading para 2023 por 290 millones de euros, así como la adquisición de la carga de dos buques metaneros de GNL, de otros dos TWh de gas, a Enel Generación Chile, para 2024, por 121 millones de euros.

A esta batería de medidas enmarcadas para garantizar el suministro de gas natural del grupo para los próximos años se añadieron operaciones financieras por 5.000 millones de euros. Consisten en la formalización de una línea de crédito a doce meses, concedida por Enel Finance International, por un importe máximo de hasta 3.000 millones de euros. Asimismo, se incluye la emisión de una garantía de Enel sobre obligaciones de Endesa Generación por hasta 2.000 millones de euros, con duración hasta el 30 de junio de 2023.

Según indicó la compañía en su informe sobre la propuesta de voto, dentro de su estrategia financiera es práctica habitual que parte de la financiación se realice mediante la celebración de operaciones con su matriz. De esta forma, Endesa tiene contratadas con Enel operaciones financieras por 7.050 millones de euros, justificadas por el alto volumen y la inmediatez de su disponibilidad.

De esta manera, ante la actual situación de incertidumbre internacional, con especial incidencia en los mercados energéticos, unido a una extremada volatilidad en el mercado del gas (el holandés TTF, de referencia en la UE), el grupo determinó la existencia de un riesgo, de que se produzcan incrementos extraordinarios y poco predecibles del índice de gas TTF, lo que a su vez determinaría la necesidad de que debiera aportar en el futuro cantidades adicionales, de cuantía potencialmente muy elevada,en concepto de garantías.

Bogas defiende las medidas

A pregunta de los accionistas sobre si las operaciones que se llevaban a la junta tenían beneficios para Endesa o eran “imposiciones” de Enel, el consejero delegado José Bogas, defendió que “no se tratan de operaciones especulativas”. Aseguró que permitirán “reducir al máximo el riesgo” en los mercados de derivados debido al actual contexto. Bogas consideró que con esta financiación por parte de su principal accionista, Endesa establece "un marco preventivo" ante el riesgo existente por los incrementos "extraordinarios e impredecibles" del índice TTF -de referencia para Europa en el mercado del gas natural".

Por otra parte, el consejero delegado de Endesa estimó que la cotización actual de la compañía no refleja sus fundamentales, "afectada por el contexto geopolítico y el entorno regulatorio", informa EP. Añadió que la energética no contempla llevar a cabo recompra de acciones como mecanismo adicional para retribuir a sus accionistas.

Normas
Entra en El País para participar