Endesa calcula un impacto negativo de 400 millones por el nuevo impuesto a las energéticas

El grupo gana 1.651 millones, un 13,2% más, y confirma sus objetivos del año. Los ingresos se disparan un 72,6% y el Ebitda sube un 18%.

Sede de Endesa
Sede de Endesa

Entre enero y septiembre, Endesa logró un beneficio neto de 1.651 millones de euros, lo que supuso un aumento de 192 millones de euros respecto a igual periodo del año pasado, según un comunicado remitido ayer a la CNMV. Con un crecimiento del precio del mercado mayorista de la electricidad del 137% interanual, hasta una media de 186 euros/MWh en el perido, los ingresos de la energética se situaron en 24.620 millones, un 72,6% por encima del mismo periodo de 2021.

Los ingresos se han visto compensados en parte por el fuerte aumento del coste financiero de la compañía para cubrirse de las sacudidas del mercado de materias primas en donde se abastaece. Con estos resultados, la eléctrica española, controlada por el grupo italiano Enel, ratificó ayer su objetivo de resultado ordinario neto de 1.800 millones de euros.

En una conferencia de analistas, su consejero delegado, José Bogas, rechazó el impuesto a las energéticas planteado por el Gobierno en una norma que se tramita en el Parlamento y estimó un impacto negativo de 400 millones de euros anuales si finalmente se aprueba el tributo en los términos planteados por el Gobierno. Bogas considera que la norma “es contraria al espíritu de la Comisión Europea”, pues grava los igresos y no los beneficios. Además, recordó que el año pasado la contribución tributaria del grupo superó los 3.000 millones de euros, siendo así “uno de los cinco mayores contribuyentes del país”.

En cualquier caso, destacó que la compañía mantiene sus objetivos financieros aunque siga adelante la medida.

El margen de contribución ascendió a 3.283 millones, un 17,9% más. Incluye el aumento de 5.025 millones, un 76,5% más en las ventas de electricidad y de 2.433 millones, un 137,5% superior, en las de gas, ambos en el mercado liberalizado, como consecuencia de la subida de los precios del pool y la evolución de los precios de las commodities. Esa evolución ha provocado un aumento en 6.139 millones de euros, un 142,9% más, en el coste de las compras de energía entre enero y septiembre de este año.

El grupo registró un Ebitda, de 3.710 millones, un 18,8% más. Este resultado recoge el beneficio generado por la venta del 51% de la participación de Endesa X Way, por 238 millones. El margen unitario en el mercado liberalizado aumenta un 35,7%, hasta 38 euros/MWh (desde los 28 euros /MWh anteriores). En el caso del gas, dicho margen se dispara desde los 0,9 euros/MWh hasta los 3,7 euros/ MWh, cuatro veces más.

Según el CEO de Endesa, “el deterioro del escenario macroeconómico no ha mostrado ningún signo de mejora en el tercer trimestre del año” y destacó que “en esta coyuntura, el sólido comportamiento de nuestro negocio liberalizado es una muestra clara de cómo el modelo de empresa verticalmente integrada nos permite superar las dificultades”.

Además, recordó que la junta extraordinaria a celebrar el 17 de noviembre aprobará medidas operativas y financieras con carácter preventivo que “nos facilitarán la flexibilidad necesaria en caso de que se produzcan en el corto plazo nuevas situaciones de volatilidad extrema en los mercados energéticos”.

Precios al alza

El aumento de ingresos se produce fundamentalmente en ventas de electricidad en el mercado liberalizado en España, que pasan de 5.716 millones de euros a casi el doble, 10.320 millones. La empresa explica que el incremento se debe al alza del precio unitario, principalmente de los clientes incluidos en el segmento Business to Business (B2B), junto con el aumento de las unidades físicas vendidas, que aumentan un 3,8%, y el el número de clientes, que lo hace en un 14,7%.

Endesa ha ganado en el mercado libre 1,2 millones de clientes, un 21% más, hasta 6,8 millones, de los que 400.000 son empresas. En total, la energética cerró septiembre con un total 10,6 millones de clientes, un 4% más que el año pasado.

Por su parte, los ingresos en el mercado regulado se sitúan en 2.553 millones de euros, un 47% superiores debido, fundamentalmente, al aumento de los precios. Los ingresos crecen pese a la disminución del número de clientes en el mercado regulado, en un 13,8%, así como de las unidades físicas que bajan el 20,3 %.

Endesa tiene ya vendido el 100% de su generación en 2022; el 90% del correspondiente a 2023 y el 46% de 2024. En todos los casos, señala la compañía, a un precio de 65 euros/MWh, con lo que “cumple con la regulación gubernamental en esta materia que marca un límite de 67 euros MWh”

La deuda financiera neta aumenta un 26,6%, hasta 11.149 milllones, fundamentalmente debido al pago de dividendos “y al esfuerzo inversor” realizado durante el periodo. Durante el periodo enero-septiembre, Endesa ha pagado 1,4372 euros brutos por acción, lo que ha supuesto un desembolso de 1.521 millones de euros.Las inversiones bruta han ascendido a 1.500 millones de euros, de los que el 97,4%, se destinaron a productos, servicios y tecnologías bajos en carbono.

A Endesa no le afectará una posibe minoración de la CNMC

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, aseguró ayer en una conferencia de analistas, que la compañía no sufrirá ninguna penalización ante la posible amenaza de que la CNMC pueda aplicar aplicar el clawback del gas (minoración de los beneficios llovidos del cielo a las instalaciones inframarginales) a los contratos ligados al IPC y negó cualquier impacto por este motivo.

En este sentido, recordó que la compañía tiene vendida su energía a un precio de 65 euros/MWh, cumpliendo así con la normativa, que marca un límite de 67  Y tiene vendida prácticamente toda su energía a tres años.

En energías renovables renovables, Endesa cuenta con una capacidad instalada de 8.500 MW, un 10% más que en 2021, sobre un total de 16.900 MW en la Península Ibérica. La cartera de proyectos verdes supera los 80.000 MW.

Por otra parte, La energética se ha adjudicado provisionalmente 953 MW de los 1.200 MW del concurso del nudo de conexión de su antigua central de carbón de Andorra (Teruel) y ha presentado ya la solicitd para optar al resto de la potencia. De esta manera, encabeza los dos primeros procesos de transción justa en la península ibérica, tras adjudicarse el de la témica portuguesa de Pego, en Abrantes.

Normas
Entra en El País para participar