Elisabetta Franchi: “Después de abrir en Serrano, estoy preparada para todo”

Su marca homónima de moda de lujo acaba de inaugurar su segunda tienda en Madrid

Prevé facturar más de 150 millones de euros este año

Elisabetta Franchi, diseñadora de moda.
Elisabetta Franchi, diseñadora de moda.

El primer encuentro con la moda de Elisabetta Franchi (Bolonia, 1968) fue como dependienta, donde aprendió a estar atenta a lo que los clientes deseaban. Esto resultó ser una lección fundamental para dirigir el exitoso negocio que vendría después, cuando tomó la decisión de diseñar bajo su propio nombre creando la marca homónima. En 2019, la firma generó 120 millones de euros de ingresos gracias a una sólida red de minoristas en todo el mundo, que incluye tiendas insignia ubicadas en París, Milán, Madrid, Moscú o Dubái, entre otras. La última ha abierto sus puertas este jueves en Madrid, rodeada de focos de luz roja, como los suntuosos diseños del escaparate. “Es un color muy español”, defiende la diseñadora. Es su segunda tienda en la capital española, pero esta vez ha elegido el número 20 de la milla de oro de Serrano, una de las calles más caras de España y donde no pueden faltar las grandes firmas de lujo como Elisabetta Franchi.

¿Qué supone para la marca abrir en esta calle?

Nuestra primera apertura en España fue hace siete años en la calle Claudio Coello, en Madrid. Pero esta nueva tienda representa para mí una bombonera. Ahora, por un desarrollo natural de la marca, la calle justa para ubicar Elisabetta Franchi era Serrano.

¿Hay diferencias entre lo que buscan las mujeres italianas y las españolas en cuanto a moda?

No, ambas son mujeres fuertes, femeninas, sensuales, elegantes y chics. Somos primos hermanos en Europa, la mujer italiana y la mujer española son las dos mujeres más hermanas.

¿Qué es lo que quieren?

Después de dos años encerradas en casa, quieren sentirse mujeres y libres. Quieren volver a vivir.

¿Ha influido la crisis de suministros en su negocio?

Sí, como en todos los sectores, ha tenido problemas de suministros. La cadena de producción se ha parado en muchos de los casos. Pero nosotros, como italianos, porque esto es algo muy italiano, estamos acostumbrados a cambiar, a reinventar y a hacer de una debilidad una fuerza. Somos los artistas de la improvisación. Sabemos cambiar la sinergia de un momento a otro y salir reforzados de las adversidades.

Es muy activa en su compromiso de cuidar de los animales y fue una de las primeras firmas en eliminar sus pieles de las prendas. ¿Se traslada ese compromiso al cuidado del medio ambiente?

Somos una de las empresas más sostenibles de Italia y continuamos con el mensaje verde. Hemos eliminado todo el plástico dentro de la empresa para que todo el equipo tenga conciencia de nuestro mensaje. También somos pioneros en el cuidado de los animales, tengo una fundación que apoya a los albergues caninos con sus necesidades básicas y a todos los voluntarios que cada día rescatan a miles de perros de una muerte segura en la calle. Soy una mujer con mucha conciencia moral y ética hacia las personas, los animales y hacia el mundo en general.

Aseguró hace años en una entrevista en este medio que trabaja las 24 horas los 365 días del año. ¿Cómo hace para conciliar la vida laboral y familiar?

Es como cuando la gacela se despierta en mitad de la selva y tiene que correr más que el león para que no la atrapen. Al final es una cuestión de pasión, energía y decisión. Obviamente, sin sacrificio en la vida no hay resultados, pero cuando existen la pasión y la energía, aunque no sea la misma que hace 20 años, llegas a todo.

¿Prevé próximas aperturas en España?

Sí. España es un mercado muy importante donde ya estamos trabajando mucho, así que uno de nuestros objetivos es ampliarlo. Lo más difícil era el primer paso, que se dio en Madrid hace siete años, cuando abrimos por primera vez, y el paso más importante ahora mismo es estar en la calle más exclusiva de España. Después de Serrano en Madrid, estoy preparada para cualquier otra apertura.

¿Cuáles son sus previsiones para el cierre del año?

Hemos crecido de forma natural, por evolución de la marca. Hace un año estábamos cerrando en 131 millones de euros y este año vamos a alcanzar más de 150. Estamos creciendo de una forma sana y consolidada.

El lujo es inmune a las crisis.

Así es. El lujo siempre está en movimiento y siempre está creciendo. La más penalizada en todas las crisis y las guerras es la parte un poco más baja. Elisabetta Franchi, como marca, es la firma referente en el lujo que ha inventado la accesibilidad del lujo. Yo trabajo para todo tipo de mujeres y todo tipo de clases sociales. Lo que yo hago es un lujo real, posible. Por eso, lo que para otros ha sido un momento de debilidad, para mí ha sido un momento de fuerza increíble.

¿Tiene previsto salir a Bolsa?

Sí, desde 2019 ya tenía preparada una operación importantísima para cotizar en Bolsa. Pero llegó el Covid y cerré la caja y dije: vamos a estar parados un poco. Pero la caja con la idea está ahí desde hace años. Estoy preparada para hacerlo en cualquier momento, pero algo que he aprendido con el tiempo es a hacer las cosas bien hechas, con calma. De hecho, no dependo de nadie para hacerlo, al contrario, los bancos me están preguntando que cuándo quiero salir a Bolsa y yo estoy esperando a sentirme totalmente segura para dar este paso tan importante.

Normas
Entra en El País para participar