Air Europa prevé ingresos récord y un cierre de año en equilibrio tras el tirón del verano

El ebitda en el segundo semestre se estima en 160 millones

El consejero delegado de Air Europa, Jesús Nuño de la Rosa.
El consejero delegado de Air Europa, Jesús Nuño de la Rosa.

El año de la recuperación del sector aéreo también lo está siendo para las cuentas de Air Europa a pesar del alto precio del combustible y la fortaleza del dólar frente al euro. La firma del grupo Globalia, que tiene sus costes de fuel y flota en la divisa norteamericana, prevé alcanzar un ebitda de 160 millones en el segundo semestre, lo que situaría el balance del ejercicio en una situación cercana al equilibrio económico, según anticipa el equipo gestor. El resultado contrastará con las pérdidas de 830 millones amasadas entre 2020 y 2021.

“Los ingresos en 2022 apuntan a un récord por encima de los 2.000 millones, y con menos flota se están consiguiendo mayor volumen de viajeros, de la mano de altos factores de ocupación”, afirma el CEO de la aerolínea, Jesús Nuño de la Rosa. Las operaciones desde el hub de Madrid-Barajas alcanzan una ocupación media del 85% desde julio (11 puntos más que en 2021 y un punto mejor que en 2019) y en los vuelos de largo radio esa métrica se va al 91%. La facturación en la segunda mitad del año será de unos 1.200 millones, según indican las expectativas internas.

“Cerraremos 2022 con un alto porcentaje de incremento en los ingresos por pasajero y con algo más de oferta medida en asientos por kilómetro operado”, adelanta Nuño de la Rosa.

La deuda bancaria y comercial se ha ido por encima de los 800 millones especialmente como modo de protección ante el derrumbe del tráfico en 2020 y buena parte de 2021, ante lo que la compañía dice estar al día con el pago a sus acreedores tras cerrar distintos acuerdos con los arrendadores de flota. También se asegura desde Air Europa que este año se superarán "con creces" los hitos en ventas y ebitda fijados en el plan de viabilidad con el que accedió a los 475 millones de crédito entregado por el fondo de ayuda a empresas estratégicas que gestiona la Sepi. Pesa, por el contrario, el incremento de costes sobre lo presupuestado.

Air Europa está capeando el contexto de altos precios de los carburantes sin coberturas. En los primeros compases de la crisis del coronavirus la empresa no tuvo acceso a las misma por sus estrecheces financieras. Con todo, el equipo directivo que lideran Jesús Nuño de la Rosa y Richard Clark habla esta mañana de una “sólida posición de liquidez” que hace innecesaria nueva financiación.

La aerolínea pretendida por Iberia era de las pocas en el mercado que se adentró en el terremoto de la pandemia sin deuda, lo que ha sido clave para su posterior viabilidad junto al citado rescate público y el crédito de 140 millones con aval del ICO al que tuvo acceso.

Buenas expectativas

Las reservas para el primer trimestre de 2023 apuntan a nuevos crecimientos, señalan desde una compañía que ha tenido prácticamente que reinventarse para sobrevivir. Los mensajes lanzados esta mañana hablan de “notable recuperación” en un momento en que la familia Hidalgo está negociando el precio de la compañía ante el proyecto de compra lanzado por IAG y su compañía española Iberia. El periodo de exclusividad para esta última alcanza hasta el mes de marzo, cuando se abren otros dos años en los que Iberia podría igualar cualquier oferta competidora o sumarse a Globalia con la venta de su 20% al precio que acuerde el accionista de control.

La tasación previa a este nuevo intento de adquisición, en enero del año pasado, fue de 500 millones pagaderos a plazos más la deuda por el 100%. Pero esa operación fue aparcada ante las reticencias de la Dirección General de la Competencia de la UE a los remedies propuestos por Iberia. Desde entonces, IAG se ha hecho con un 20% del capital con la conversión en acciones de un crédito de 100 millones.

Respecto al nuevo escenario de compra del 80% restante, el CEO de IAG, Luis Gallego, manifestó la semana pasada ante la prensa que en las negociaciones abiertas “lo normal es que IAG trate de rebajar algo el precio y Globalia intente subirlo, pero lo importante es que los términos de la operación interesen a ambas partes”. El holding que incluye a Iberia, British Airways, Vueling y Aer Lingus pretende presentar el caso ante la CNMC en Madrid antes de que concluya el ejercicio. Desde su cúpula se sigue calificando esta operación de estratégica para el hub de Madrid y la conectividad de España la integración de las dos grandes aerolíneas de red.

Meses calientes de la temporada alta

En términos de ebitda, el verano (tercer trimestre) se ha saldado con 87 millones en negro para Air Europa, lo que implica un crecimiento del 237% respecto al mismo periodo de 2021 y estar un 27% por encima de la cifra de 2019.

Las previsiones para el presente cuarto trimestre pasan por sumar otros 73 millones de ebitda, lo que supondría cuadruplicar el del último cuarto de 2021. “Los sólidos resultados conseguidos, con los que seguimos afrontando nuestros compromisos, han sido posibles gracias a la implicación y esfuerzo de todo el equipo de la aerolínea y a la confianza de clientes, proveedores y organismos públicos”, sentencia el consejero delegado.

Air Europa ha bajado un 6% el número de vuelos desde Barajas en el segundo semestre, pero los algo más de cinco millones de viajeros esperados, superan los 2,8 millones de la segunda mitad de 2021 y los 4,8 millones que contabilizó en 2019.

Richard Clark y Jesús Nuño de la Rosa afirman que la aerolínea "ya es otra", en comparación con los peores momentos de la crisis sanitaria. Ahora resta ver si la demanda de viajes se mantiene ante la inflación y la recesión técnica que parece avecinarse.

Normas
Entra en El País para participar