Air Europa sale del verano a 20 puntos de la recuperación media en Europa y lejos de Iberia

Las 27 compañías analizadas por Eurocontrol están a un 13% de su producción en 2019

AirEuropa Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Proveedores y acreedores de Air Europa acuden cada mes a una estadística de fuente neutral, como es Eurocontrol, para saber cómo evoluciona la compañía, en situación crítica desde el inicio de la pandemia. Y los avances son lentos por el momento. La aerolínea de Globalia está en el pelotón de cola en Europa por recuperación de producción respecto a 2019.

Con una flota menguada por el impacto de la crisis sanitaria en el negocio (tiene 47 aviones y llegó a operar 68 aparatos), la española cerró septiembre a 35 puntos porcentuales del volumen de vuelos operado en el mismo mes de 2019. Y en octubre, la tasa de recuperación apenas mejora dos puntos.

Su comparable en España, Iberia, figura en el grupo de las más fuertes. El mes pasado estuvo a un 10% de la actividad previa a la pandemia, y sube al 8% en el presente octubre.

La firma de los Hidalgo ha reactivado un 67% de sus vuelos a mes de octubre, y la de IAG, un 92%

La referencia de IAG, que pretende volver a la carga con la compra de Air Europa en las próximas semanas, ha estado mejor que la media de las 27 aerolíneas que analiza Eurocontrol en 15 de los últimos 20 meses.

Esa cesta de aerolíneas europeas, en la que se incluyen las dos referencias con base en Madrid-Barajas, comenzó el año a un 31% de la actividad de enero de 2019, mientras que Air Europa estaba al 48% e Iberia, al 13%. Entonces se temía un profundo bache por la variante Ómicron del coronavirus. Pasados estos meses, el sector presenta una tasa de reanimación del 87% medida en número de operaciones: un 92% en el caso de Iberia y el 67% para Air Europa.

La lupa sobre la segunda compañía área española de red se debe a la presión de la deuda, con un crédito de 140 millones avalado por el ICO, con vencimiento en 2028 tras la consecución de un aplazamiento de tres años, y un rescate de 475 millones ofrecido por el Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la Sepi y que debe ser reintegrado en 2026. Al margen de sostener estas deudas, Air Europa debe aumentar su actividad y generar caja para responder ante los arrendadores de aviones.

El alto coste del combustible es otro lastre para una compañía que, según corre por el sector, no estaba bien cubierta en el estallido de la crisis energética, lo que tendría atenazada la producción.

La empresa de los Hidalgo ha bajado de 68 a 47 aviones por el impacto de la pandemia

Las de Iberia y Air Europa son las dos caras de la moneda en la salida de una crisis histórica. La primera ya gana dinero, concluye ahora un verano notable en actividad e ingresos por viajero, y tira de los resultados operativos del holding IAG.

Tomando como ejemplo la semana del 8 al 14 de septiembre, aún en las fechas calientes de la temporada de verano, la firma que preside Javier Sánchez-Prieto era décima en Europa en términos de reactivación de vuelos en comparación con la misma semana de 2019. Por delante, Wizz Air, Ryanair, las pequeñas Loganair y Wideroe, Turkish, Vueling, Air Nostrum, Pegasus y Tui.

La aerolínea de la familia Hidalgo, por su parte, ocupaba la penúltima posición de un total de 27 con un 35% de distancia respecto a sus cifras de producción en la primera quincena de septiembre de 2019. En su entorno se mueven firmas notablemente afectadas en su operativa por la invasión rusa de Ucrania, como Lufthansa, Finnair, SAS y Norwegian, que es farolillo rojo y busca remontar su crisis financiera particular.

Claves para el desarrollo

El pasado mes de abril, Air Europa fijó el segundo semestre de este 2022 para recuperar, e incluso superar, el volumen de plazas ofertadas en sus principales rutas desde Madrid-Barajas. La compañía habló de un alza considerable en las ventas y de la llegada de 11 aviones que permitirían desplegar toda la oferta previa a la pandemia en la red de destinos a América.

Posteriormente, el 29 de agosto, la compañía aérea alcanzó un acuerdo con su fabricante de cabecera, Boeing, para mantener relaciones a largo plazo. Se trataba de un pacto para reestructurar los pedidos en marcha y afianzar la relación con los lessors (arrendadores de aviones). Air Europa desvelaba un acuerdo con el principal jugador mundial en el alquiler de flota, AerCap Holdings, para el leasing de 15 aparatos: cinco Boeing 787-9 Dreamliner y diez Boeing 737 MAX, que comenzarán a entrar en la flota entre principios de 2024 y todo 2026.

El precio del combustible presiona más que la propia deuda en estos momentos

Este respaldo de AerCap fue todo un balón de oxígeno para la española, que precisaba aumentar flota pero no podía cumplir los compromisos de adquisición firmados con Boeing.

Los nuevos aparatos permitirán incrementar la capacidad en asientos y rebajar el consumo de combustible. Dos claves para tratar de capitalizar el incremento de la demanda que se sigue pronosticando para el sector aéreo pese a la crisis económica en ciernes.

Grande en el ‘hub’ de Barajas

El corazón del negocio. Pese al duro impacto del Covid-19 en las finanzas de Air Europa, uno de sus principales valores es la flota, con apenas cuatro años de antigüedad media. Pese a atravesar horas bajas, la firma que preside Jesús Nuño de la Rosa sigue siendo un jugador de primera magnitud en el hub de Madrid-Barajas, conectando España con América o por sus vuelos a las islas.

En venta. La segunda aerolínea española de red tiene a IAG en su accionariado desde el pasado 16 de agosto. El holding que controla a Iberia convirtió un crédito de 100 millones, otorgado en marzo, en un 20% del capital. Tras ello, Globalia sigue siendo accionista de control y negocia el traspaso del 80% restante de la aerolínea a IAG. La operación será presentada próximamente ante la CNMC.

Los buenos tiempos. Air Europa rozó los 13 millones de pasajeros transportados en 2019. Esa cota supuso un crecimiento de 1,3 millones respecto a 2018. En octubre de ese año, los Hidalgo cerraron el primer acuerdo de venta a Iberia, su histórico rival. La senda de la compañía de Globalia marcaba un crecimiento del 26% en viajeros desde 2014, había conseguido el certificado para volar en Brasil y estaba en primera línea para recibir aviones de Boeing.

Normas
Entra en El País para participar