Las ventas de Fluidra mantienen el tipo pese al retroceso en Europa por la guerra y la incertidumbre

El líder de piscinas incrementa su cifra de negocio un 15% hasta los 1.967 millones, pero su beneficio neto desciende el 19%

Laguna panorámica situada en la zona termolúdica de Caldea, en Andorra, construida por Fluidra.
Laguna panorámica situada en la zona termolúdica de Caldea, en Andorra, construida por Fluidra.

La compañía catalana Fluidra, líder mundial en la industria de piscina y wellness y fabricante global de equipamiento y soluciones conectadas, cerró los nueve primeros meses del año con ventas de 1.967 millones de euros, cifra que representa un 15% por encima del mismo periodo del año 2021, si bien se sitúan por debajo de lo estimado en sus primeras previsiones para este ejercicio. Las ventas crecieron gracias al incremento de precios, las adquisiciones y el tipo de cambio, que compensaron ampliamente la ralentización del volumen en mercados como el europeo, muy lastrado por la guerra, la crisis energética y, sobre todo, la incertidumbre.

Según los datos remitidos a la CNMV y la información facilitada a los inversores en un encuentro online celebrado este viernes, el beneficio neto de la compañía se situó en los 179,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 19% menos que en el mismo período del año pasado. Las acciones de la compañía cerraron el viernes en 13,21 euros, lo que representa una caída del 1,42% sobre el valor del jueves (13,40 euros).

El ebitda creció hasta alcanzar los 456 millones de euros, con un margen del 23% que se vio afectado por un mix de ventas poco favorable y un volumen más bajo. La relación entre el precio y la inflación está mejorando, con una aceleración de la captura de precios en América del Norte y con el coste de algunas materias primas empezando a descender.

El beneficio de caja neto alcanzó los 260 millones de euros, un 9% menos que en el mismo periodo de 2021 debido a un beneficio fiscal no recurrente procedente de la fusión con Zodiac registrado en el 2T 2021, según ha informado la compañía este viernes en una nota antes de la apertura de mercado.

Una corrección más grande de lo esperado de los inventarios en el canal en América del Norte y Europa presionó los volúmenes, cuya ralentización impactó la posición de inventario y la generación del flujo de caja de Fluidra. La deuda neta en relación con el ebitda de los últimos doce meses se situó en 2,4 veces.

Por áreas geográficas, el crecimiento fue liderado por América del Norte, que logró un aumento del 30% entre enero y septiembre, impulsado por la actividad inorgánica. Sur de Europa creció un 10%, con cierta debilidad en Francia compensada parcialmente por un mejor comportamiento en la región mediterránea, que se vio beneficiada por la favorable temporada turística.

Sin embargo, afectado por la corrección de inventario en el canal, la crisis energética y la incertidumbre macro, el área del resto de Europa registró un descenso del 13%. Mientras, el resto del Mundo registró un fuerte crecimiento liderado por Australia, logrando un incremento del 28%.

De cara al futuro, la demanda está en transición hacia niveles más normalizados. La pasada semana Fluidra actualizó sus previsiones del año 2022, lo que le valió un duro castigo en Bolsa en una sola sesión, cuando retrocedió más del 14%. La compañía prevé unas ventas anuales en torno a los 2.400 millones de euros (lo que implica un crecimiento cercano al 10% en términos interanuales), un ebitda superior a los 500 millones y un beneficio de caja neto por acción mayor a los 1,30 euros.

Con el objetivo de compensar los menores ingresos por la ralentización del negocio esperada, Fluidra anunció también la semana pasada que ha revisado al alza el objetivo de su programa de simplificación, que está siendo implementado, y ahora espera lograr un ahorro de 100 millones de euros a lo largo de los próximos tres años, de los cuales prevé alcanzar un tercio en 2023. Este programa se centra en el rediseño de la oferta de productos para ahorrar costes, racionalizar las operaciones para ser más eficientes y simplificar la organización.

 “A pesar de la incertidumbre a nivel global, el negocio de Fluidra es hoy más fuerte que en 2019. Hemos ganado cuota de mercado en América del Norte con una oferta de producto más amplia, hemos ampliado nuestra red de distribución en Europa y hemos mejorado el alcance de Piscina Comercial. Esto nos permite estar bien posicionados para continuar liderando el mercado de la piscina y el wellness”, ha explicado Eloi Planes, presidente ejecutivo de Fluidra.

Normas
Entra en El País para participar