Sánchez presume de ahorrar 2.900 millones con la 'excepción ibérica'

Calcula que la tarifa en España es un 35% inferior a Francia o un 50% por debajo d Alemania

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. AFP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presumió este sábado de que, desde la aplicación de la "solución de emergencia" de la excepción ibérica con la que han podido topar el precio del gas, los consumidores españoles "han ahorrado en estos meses 2.900 millones de euros", ya que hoy "estamos pagando un precio un 35% inferior a Francia o un 50% inferior a Alemania".

Así lo indicó durante su intervención en un acto de Soria donde culpó al presidente ruso, Vladimir Putin, de ser "el origen de esta crisis energética, de la evolución de precios que estamos viendo, del alza del coste de la vida en España y en el conjunto de Europa y el mundo".

Sánchez señaló que "está claro" que Putin "está utilizando la energía como un arma más" en su guerra contra Ucrania y, sobre todo, "para tratar de doblegar la voluntad de los europeos en ayudar a Ucrania de todas las maneras en su lucha por la libertad".

El presidente del Ejecutivo español le acusó de haber cortado el suministro de gas a buena parte de Europa y, "lógicamente, si cortas la oferta lo que haces es elevar el precio de la energía". Para Sánchez, "eso ha hecho a todos los europeos, sobre todo a los países más dependientes del gas ruso, tener que cambiar radicalmente sus proveedores de gas".

En este sentido, apuntó que antes de la guerra el 40% del gas que se importaba en Europa venía de Rusia y hoy solamente es un 10% como mucho, es decir, 30 puntos menos en cuestión de meses. "Eso significa que muchos de estos países, no España porque no teníamos esa dependencia energética del gas ruso, han tenido que salir al mercado del gas internacional para poder encontrar fuentes alternativas y eso ha aumentado también el precio del gas". explicó.

Además, Sánchez lamentó que la regulación a nivel europeo del gas "no funciona", porque "hace que la evolución del precio del gas se justifique e identifique con la evolución de la electricidad". A este respecto, recordó que han venido demandando desde hace mucho tiempo que "tenemos que cortar esa dependencia de la evolución del precio de la electricidad de la evolución del precio del gas y es lo que estamos pidiendo a nivel europeo".

Por último, el presidente del Gobierno afirmó que "lo que tenemos que hacer y en lo que estamos trabajando es en convertir a España en un país mucho más autónomo energéticamente de lo que era antes del inicio de la guerra, apostando claramente por las energías renovables".

Impuestos y Reino Unido

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha instado este sábado al PP a que mire hacia Reino Unido y vea las "consecuencias de sus políticas" de bajada de impuestos. "Las políticas publicas se tienen que financiar con ingresos publicos y eso son los impuestos de todos y, singularmente, de los que más tienen", ha subrayado Sáchez durante el acto público en el que ha participado en la ciudad de Soria.

Sánchez ha insistido en que su Gobierno tiene "objetivo, método y compromiso" para que "nadie se quede atrás" en la actual crisis económica y social derivada, ha dicho, de la invasión de Putin en Ucrania, que ha provocado el alza de los precios y de la energía. En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo ha aprobado diez paquetes de respuesta a la crisis desde el mes de junio y ha abogado por sacar lecciones de "estos años duros" en los que los que pedían más apoyo del Estado del Bienestar durante la pandemia, ahora "claman por bajadas indiscriminadas de impuestos".

"Vamos a defender el Estado del Bienestar porque es lo que cohesiona social y territorialmente una nación", ha remarcado Sánchez, para responder a los que "desde la derecha" dicen que "el dinero está mejor en los bolsillos de los ciudadanos" que valoren lo que cuesta, por ejemplo, un transplante de corazón con una "sanidad pública, universal y gratuita" como es el caso de España, que se sitúa en los 90.000 euros, frente al millón y medio de dólares que hay que pagar en Estados Unidos. O los 6.000 euros de coste por alumno en la educación pública y los 9.000 en estudios universitarios.

"Yo quiero un país en el que los ciudadanos se hipotequen por la compra de un piso o un coche, pero no por llevar a sus hijos a la escuela", ha señalado Sánchez en Soria, donde ha estado acompañado del secretario general de la formación en Castilla y León, Luis Tudanca. Por eso, Pedro Sánchez ha insistido en hablar de "justicia social y fiscal", que se plasma en ayudar a la clase media y trabajadora, con reducciones por ejemplo en el IVA de luz y gas, pero también en que las grandes entidades financieras y energéticas, así como las grandes fortunas "arrimen el hombro" en estas circunstancias.

Con los más de 3.000 millones de euros que el Ejecutivo pretende recaudar de estos nuevos impuestos, ha dicho, se podrían pagar, por ejemplo, los 2.200 millones de euros que destina a becas o 1.200 a Formación Profesional. "Las políticas públican se tienen que financiar con los ingresos públicos y esos son los impuestos de todos y, singularmente, los de los que más tienen".

Pensiones

En este punto, ha defendido la revalorización de las pensiones, que suponen un 12% del Producto Interior Bruto, frente al 16% de Alemania o el 14% de Portugal. El problema de España, ha afirmado, no son las pensiones, sino que "quien tiene el problema es la derecha política, mediática y económica, que quiere convertir en mercancía lo que es un derecho".

Al respecto, ha recordado que en noviembre de 2020 se renovó el Pacto de Toledo, con la única oposición de "la ultraderecha", si bien recordó al PP, que sí votó a favor, que en dicho pacto se garantiza la revalorización de las mismas teniendo en cuenta el coste de la vida. Pues bien, ha añadido el presidente del Gobierno, "hoy el PP no deja claro" su apoyo a esa revalorización.

"No habla claro, es ambigüo", ha afeado Sánchez, para reivindicar la labor de su Gobierno que, no solo garantiza la reducción del déficit, sino que "llena la hucha con 3.000 millones de euros", gracias a la creación de empleo que demuestra que "se puede competir en Europa con calidad en el empleo". .

Normas
Entra en El País para participar