Operaciones

Pachá atrae a los grandes grupos hoteleros en la búsqueda de un inversor

Esta semana empieza a recibir las primeras ofertas formales

Prevé superar este año el negocio pre-Covid y quiere crecer en el exterior

Exterior de la discoteca Pachá en Ibiza.
Exterior de la discoteca Pachá en Ibiza.

Pachá inicia el proceso para seleccionar un nuevo socio inversor, y lo hace con la certeza de haber despertado el apetito de un nutrido grupo de interesados en la compañía balear, que proyecta un ambicioso plan de crecimiento exterior.

El fondo Trilantic Capital Partners, dueño del 87% de Universo Pachá, puso en marcha en septiembre el proceso para buscar un nuevo socio con el que abordar esos planes de crecimiento, para lo que contrató a Rotschild y Moelis como asesores, según informó El Confidencial.

El proceso llega ahora a la recepción de ofertas, tras comprobar en las últimas semanas el interés de grandes grupos hoteleros internacionales, como indican a este periódico fuentes financieras.

Empresas como Starwood, Hard Rock, la turca Dogus y Cirque du Soleil , además de algunos fondos, se encuentran entre los grupos que están sondeando una posible inversión, que se debería plasmar en una una propuesta, aún no vinculante, durante esta semana, explican las mismas fuentes.

Completada esta fase, los dueños de Pachá pasarán a la recepción de propuestas vinculantes, sobre las que seleccionará la que se ajuste a sus aspiraciones. El interés recibido invita a pensar en que la venta de parte del negocio no se demore durante demasiados meses. Las primeras estimaciones valoraban el 100% de Pachá en el entorno de los 500 millones de euros.

Plan de aperturas.

Sus actuales accionistas quieren convertir Pachá en un grupo internacional del ocio y el turismo. Aspiran a alcanzar una facturación de 170 millones en 2025 a base de nuevas aperturas, tanto de complejos hoteleros, bajo su marca Destino, como de restaurantes con espectáculo, con su formato Lio, que abrirá en Londres.

Las Vegas, Miami o Dubái son otros de los destinos marcados en rojo, tras haber llegado ya a otro punto neurálgico del turismo como la isla griega de Mykonos, además de a Formentera.

Para abordar estos planes y la recuperación del negocio, Trilantic busca un nuevo socio. Por lo pronto, tanto el fondo como el accionista minoritario, el fundador Ricardo Urgell, que mantiene el 13% del grupo, han suscrito en los últimos días una ampliación de capital de 7 millones. A ello se comprometieron si conseguían acceder al préstamo de 18 millones que finalmente le concedió Cofides, y que Pachá rechazó que fuese un rescate.

En el ejercicio 2021, la compañía registró una pérdida consolidada de 37,7 millones de euros, como figura en su cuentas recién depositadas, un 40% inferior a los números rojos de 2020.

El coronavirus supuso un duro golpe para su negocio. En el año de la pandemia perdió el 93% de los ingresos, y en 2021 facturó 39 millones, solo el 42% de las cifras pre-Covid. Pachá espera cerrar este ejercicio por encima de los 93 millones que ingresó en 2019, tras un verano "récord", y con la aportación de las aperturas de Formentera y Mykonos.

Lío, su primera fuente de ingresos en 2021

La persistencia de restricciones al turismo en 2021 provocó que el año contable de Pachá aún registrase alteraciones. Por ejemplo, que su negocio de restauración, al que ha bautizado con la marca Lío, fuese el año pasado el generador principal de ingresos, con un total de 19,1 millones de euros. En esta cifra engloba la actividad de los restaurantes de este tipo que posee en Ibiza y Mykonos, y que tienen la particularidad de conjugar gastronomía y espectáculo. Sus hoteles Destino, en Ibiza y la misma isla griega, generaron 12,4 millones, mientras que el negocio de la discoteca Pachá de Ibiza, además de las franquicias y su negocio de merchandising solo ingresaron cinco millones.

Normas
Entra en El País para participar