Mercado laboral

UGT exigirá recuperar la autorización de los ERE y mejorar los despidos con poca antigüedad

El líder sindical vuelve a pedir a CEOE que se siente a negociar un nuevo acuerdo de salarios pero admite que "habrá que esperar un poco más"

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez.
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

El secretario general del sindicato UGT, Pepe Álvarez, ha enumerado hoy algunas cuestiones que se quedaron en el tintero de sus reivindicaciones en la pasada negociación de la reforma laboral y que la central pretende reclamar al Gobierno cuando se reabra la mesa laboral. En concreto, se trata de tres medidas fundalmentalmente: la recuperación de la autorización administrativa en los expedientes de regulación de empleo (ERE); la vuelta al cobro de los salarios de tramitación en los despidos improcedentes; y la mejora de las indemnizaciones por despido para los trabajadores que tienen poca antigüedad en la empresa.

Las dos primeras cuestiones fueron eliminadas en la reforma laboral del PP en 2012 y, desde entonces, ni el Gobierno ni los sindicatos las han incluidos entre sus principales reivindicaciones en la negociación laboral. La autorización administrativa en los ERE es un mecanismo, aún vigente en Francia, por ejemplo, según el cual cualquier expediente de regulación de despido debe ser aprobaddo por la autorización laboral de referencia (de la comunidad autónoma o del Estado). Mientras que los salarios de tramitación son aquellos que se devengan entre la fecha del despido y la de la sentencia que determina la improcedencia del despido.

Álvarez ha enumerado esta lista de próximas demandas de su sindicato durante su intervención de hoy en un desayuno informativo de Nueva Economía Forum, donde también ha recordado que su exigencia de mejorar las condiciones de despido de los trabajadores con menos antigüedad en las empresas podría ser respaldada por el Consejo de Europa, que acaba de admitir a trámite una petición de UGT en ese sentido. En principio, de lograr este respaldo legal, el Gobierno debería acometer esta mejora.

Junto a estas demandas, el líder sindical ha pedido también a la patronal CEOE-Cepyme que en próximos meses se abra una mesa de evaluación de los efectos de la reforma laboral que entró en vigor en enero pasado para abordar posibles cambios de aquellas cuestiones que necesiten ser rectificadas.

Asimismo, Álvarez ha vuelto a exigir a los empresarios a que se sienten a negociar un acuerdo de negociación colectiva que incluya una senda de incrementos salariales pactados que sirva para el conjunto de los convenios y como base para un posible pacto de rentas también con el Gobierno. Respecto a este último asunto indicó que "esperamos señales de CEOE, pero habrá que esperar un poquito más", sugiriendo, quizás, que la patronal está a las puertas de unas elecciones presidenciales que se celebrarán el 23 de noviembre y que probablemente cualquier movimiento de los empresarios no llegará hasta después de esa fecha.

Normas
Entra en El País para participar