Relaciones laborales

El Consejo de Europa admite la reclamación de UGT por el bajo precio del despido en España

El sindicato cree que la compenasación no es "suficientemente reparadora y proporcional" en el caso de los trabajadores que menos tiempo llevan en su empleo

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez.
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez.

El Comité Europeo de Derechos Sociales del Consejo de Europa (CEDS) ha admitido a trámite la reclamación interpuesta por UGT el pasado 24 de marzo contra el actual sistema español de despido, según ha informado este lunes el sindicato.

La organización dirigida por Pepe Álvarez alegaba en su reclamación que el modelo español de despido incumple "de manera manifiesta" el artículo 24 de la Carta Social Europea y el Convenio 158 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), relativos a la protección de los trabajadores frente al despido.

El sindicato considera que la indemnización por despido en España, especialmente para los trabajadores con que llevan poco tiempo en su empleo, no es "suficientemente reparadora y proporcional" al perjuicio que se causa al trabajador, sobre todo si pierde su trabajo de manera arbitraria y si se tiene en cuenta que la indemnización se ha reducido en las últimas décadas.

El CEDS da de plazo hasta el 30 de noviembre para que el Gobierno y las organizaciones empresariales europeas presenten sus observaciones ante esta cuestión y para que UGT responda a las alegaciones del Ejecutivo.

Según ha destacado el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, pasado ese plazo, el Comité emitirá una sentencia "que será de obligado cumplimiento" para España.

"Como ha hecho en otros países, la sentencia debe ir en la buena dirección, la de conseguir que el despido en nuestro país sea un despido justo. Este camino obligará a las autoridades españolas a cambiar la legislación y acabar con la situación de discriminación que se produce en los casos de despido en nuestro país", ha añadido en unas declaraciones a la prensa.

UGT denuncia que la reforma laboral de 2012, además de disparar la temporalidad y devaluar los salarios, recortó la indemnización por despido y la intensidad de las causas para despedir, eliminó los salarios de tramitación y fomentó el acudir a vías extintivas en lugar de otras formas de protección del empleo, como los ERTE.

"Las sucesivas reformas laborales han convertido el despido injustificado en libre y escasamente pagado. La reducida indemnización por una extinción arbitraria no cubre el daño realmente causado. La actual normativa española reguladora del despido no ampara a la persona trabajadora frente a decisiones arbitrarias, sin causa real", critica el sindicato.

UGT subraya además que, aunque la reforma laboral de 2021 dio una mayor protección al empleo, se necesita una "segunda parte", a discutir de "inmediato" en el diálogo social, en la que el despido sea una de las materias a negociar.

Normas
Entra en El País para participar