La Comisión espera al comité científico para una revisión del veto a la pesca de arrastre

La institución advierte de que el dictamen no se producirá de forma automática y no se resolverá hasta, al menos, primavera de 2023

Un barco pesquero faenando en el mar
Un barco pesquero faenando en el mar

La Comisión Europea ha asegurado este lunes que está abierta a una revisión del veto a la pesca de fondo en las 87 zonas protegidas del Atlántico.

La medida entró en vigor el pasado domingo, sin embargo, la Comisión avisó de que esta auditoría dependerá de los datos científicos que se conocerán el próximo día 16 de diciembre y que, de ser favorable para los intereses pesqueros españoles, "no llevará automáticamente" a una nueva decisión, sino que abrirá un proceso que no se resolverá antes de la próxima primavera.

Finalmente, la medida afectará a 41 de los 87 caladeros estipulados, aquellos que superan la profundida de 400 metros, en los que se prohibe realizar la pesca de arrastre. Un cambio que el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, achacó a un giro en la postura de la Comisión, pero que el organismo comunitario asegura que estaba en el reglamento desde el principio.

El director general adjunto de la Dirección General del Mar de la Comisión Europea, Kestutis Sadauskas, quiso en un debate con eurodiputados llamar a un discusión "serena" tras semanas de tensión, un comentario que no dirigió expresamente a nadie, pero que se produce días después de que Bruselas corrigiera a Planas, cuando éste aseguró que la institución levantaba parte de la prohibición de pesca.

Barcos amarrados

Algunos barcos amanecieron amarrados ayer en las costas gallegas, según informa Europa Press. La conselleira do Mar de la Xunta de Galicia, Rosa Quintana, aseguró que el sector "no lo está pasando bien" y que los barcos buscan "otras zonas donde pescar", lo cual va a generar "una competencia muy fuerte", aseguró la conselleira.

Los pescadores gallegos suelen faenar en aguas de más de 400 metros de profundidad, por lo que, según la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo, los barcos habrán de "coexistir" con los arrastreros que ya trabajaban en aguas de menos de 400 metros de profundidad.

La flota vasca advierte de "problemas de cohabitación", ahora que la gallega comenzará a buscar nuevos caladeros. Aunque el gerente de la Organización de Productores de Pesca de Altura de Ondarroa, Kiko Marín, afirmó que la medida no repercutirá en el abastecimiento ya que "se trae pescado de todas partes el mundo".

Recurso ante el TJUE

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, aseguró el pasado miércoles en sede parlamentaria que recurriría la decisión de la Unión Europea al Tribunal de Justicia Europeo. Planas criticó la medida de vetar los 16.419 kilómetros cuadrados reservados a la protección de los ecosistemas marinos vulnerables entre los 400 y 800 metros y lo calificó de “tremendamente injusto”.

Normas
Entra en El País para participar