Arabia Saudí da la nota discordante en el coro de Joe Biden

El recorte de producción de crudo la OPEP+ sugiere que no es obvio que Riad esté en el equipo de Washington

Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudí, en Yeda, el 27 de septiembre.
Mohamed Bin Salmán, príncipe heredero de Arabia Saudí, en Yeda, el 27 de septiembre. AFP

En este momento, el mercado del petróleo es todo cuestión de equipos. Está el llamado equipo OPEP+, que incluye a grandes productores de crudo como Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Rusia. Y está el equipo del G7, formado por los principales consumidores, incluido Estados Unidos, que ha elaborado un audaz plan para limitar los ingresos que Moscú obtiene del petróleo en respuesta a la invasión de Ucrania por parte de ese país.

Algunos juegan a dos bandas. El príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed Bin Salmán, ofreció este verano un ligero aumento de la producción cuando el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acudió a suplicarle ayuda con los precios del crudo por encima de los 90 dólares el barril.

Sin embargo, el miércoles, Bin Salmán y una coalición de la Organización de Países Exportadores de Petróleo más Rusia dijeron que en realidad ahora recortarán 2 millones de barriles diarios de la producción prevista. En igualdad de condiciones, eso haría subir los precios, sumando un punto para el equipo de los productores y restando otro a los consumidores.

De todos modos, la OPEP+ no va a llegar a su objetivo igualmente, por lo que el impacto práctico en los precios no superará en gran medida la subida del 11% del crudo Brent desde el 26 de septiembre.

Limitación de precios

El significado más general es más preocupante para el club de los consumidores. Uno de los riesgos de la limitación de precios impulsada por Estados Unidos fue siempre que Rusia recortara los suministros a los países del G7 y, por tanto, aumentara los precios que pagan.

En tal situación, habría sido útil que Biden se apoyara en Riad para compensar eso bombeando más, como sus predecesores han logrado hacer a menudo. Lamentablemente, el recorte de la OPEP+ sugiere que no es obvio que Bin Salmán esté en el equipo de Biden, después de todo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías