The Ritz-Carlton duplica su valor y se convierte en la marca de lujo que más crece

Loewe sigue siendo la única firma española presente en la clasificación anual de las 50 marcas de lujo más valiosas de Brand Finance

The Ritz-Carlton, Abama, en Santa Cruz de Tenerife.
The Ritz-Carlton, Abama, en Santa Cruz de Tenerife.

La marca hotelera The Ritz-Carlton es la firma de lujo y premium que más ha crecido en el mundo. Su valor de marca ha aumentado un 112% este 2022, coincidiendo con la reapertura de los viajes en gran parte del mundo, hasta alcanzar los 1.100 millones de dólares (unos 1.108 millones de euros), según el informe anual de Brand Finance que analiza las 50 marcas del segmento del lujo más valiosas del mundo.

Este crecimiento puede atribuirse, según la consultora, “a sus impresionantes ingresos por habitación disponible que han reabierto tras la pandemia”. En Santa Cruz de Tenerife, por ejemplo, donde se encuentra The Ritz-Carlton, Abama, el único hotel de la compañía en España, una de las 459 lujosas habitaciones y suites que alberga cuesta la noche de este miércoles entre 475 y 875 euros para dos personas. La suite imperial, hasta 6.100 euros. Además, el informe destaca que la marca estadounidense, parte del grupo Marriott, ha construido una marca extremadamente fuerte, con un índice de fortaleza de marca que ha aumentado de 79.6 a 83.2 sobre 100, obteniendo una calificación de marca AAA.

La directora general de Brand Finance Iberia, Pilar Alonso, sostiene que la experiencia de cliente es esencial para las marcas hoteleras. "Además de The Ritz-Carlton, en el sector hotelero hay otras marcas que han crecido rápidamente, como Baymont, cuyo valor de marca ha subido un 97%, o Residence Inn (el valor de la marca ha subido un 92%). En los tres casos, el sentimiento y percepciones del consumidor han sido claves para este crecimiento", reconoce.

The Ritz-Carlton duplica su valor y se convierte en la marca de lujo que más crece

Aun así, The Ritz-Carlton se mantiene en un discreto 48º puesto, en la antepenúltima posición del listado. Porsche, en cambio, se mantiene como la marca de lujo y premium más valiosa del mundo, valorada en 33.700 millones de dólares (casi 34.000 millones de euros), lo que supone un 2% menos que en 2021.

La consultora advierte que el liderazgo del fabricante de automóviles alemán es una buena noticia para la marca, que acaba de ser escindida por su propietario, el Grupo Volkswagen, en una oferta pública inicial en la Bolsa de Frankfurt. "La nueva salida a bolsa de Porsche muestra el valor de una marca de una manera muy visceral, muy parecida a la escisión de Ferrari liderada por Sergio Marchionne hace años. Tenía mucho sentido extraer el valor oculto dentro del grupo Volkswagen, especialmente cuando se trata de una marca de lujo icónica como Porsche, que puede generar tales rendimientos en comparación con otras marcas de la cartera", asegura el director de Brand Finance, Alex Haigh.

Le sigue en el ranking la francesa Louis Vuitton, con un valor de marca que aumentó un 58%, hasta los 23.400 millones de dólares (más de 23.500 millones de euros). Brand Finance considera que le favoreció el aumento del gasto en productos de lujo durante el periodo de la pandemia, especialmente en China. "Las restricciones relacionadas con el Covid-19 beneficiaron a Louis Vuitton, ya que los consumidores redirigieron su gasto desde los viajes, la hostelería y los servicios hacia los productos de lujo de alta gama", afirma.

Destaca también el acelerón de Estée Lauder, que gracias a un crecimiento del 39% en el valor de marca, alcanzando los 7.900 millones de dólares (casi 8.000 millones de euros), consigue entrar en el top 10 en valor de marca. La multinacional estadounidense de cosméticos se ha beneficiado recientemente de un aumento de las ventas en los aeropuertos, entre otros canales, debido a la recuperación del sector turismo a nivel mundial, algo que ha aprovechado bien.

La única representante española en el top 50 de la consultora sigue siendo un año más Loewe, que baja un puesto, hasta la 34ª posición. Aun así, el minorista de lujo español ha aumentado su valor de marca un 7% este año y se enfrenta ahora a retos parecidos a los de Louis Vuitton: gestionar su marca a través de fuertes campañas de marketing digital enfocadas en atraer nuevas bases de clientes, manteniendo al mismo tiempo una herencia de marca impregnada de una rica historia. "Loewe representa a España en este ranking desde 2018. Es una de las marcas más consideradas por los consumidores en España, que destacan su familiaridad frente a otras del sector”, apunta Alonso.

Normas
Entra en El País para participar