Los inversores ponen en la diana a Credit Suisse: sus seguros de impago se disparan a máximos

Se situaron en los 282,4 puntos, por encima de los niveles de la crisis financiera

La semana pasada ya habían subido cerca de un 15%

CDS Credit Suisse pulsa en la foto

Credit Suisse vivió este lunes una jornada de furia en Bolsa. La entidad sufrió ventas masivas (aunque luego se atenuaron y cerró con una ligera caída) después de que su CEO intentara durante el fin de semana llevar calma sin éxito a sus inversores y empleados acerca de la solidez del banco, el cual vio durante la semana pasada cómo el coste de asegurar sus bonos subía cerca de un 15% (los conocidos como CDS).

En una nota informativa del domingo recogida por Financial Times, el banco aseguraba: “Credit Suisse tiene una sólida posición de capital, liquidez y balance general. La evolución del precio de las acciones no cambia este hecho”. A pesar de este intento de la directiva, los CDS del banco suizo escalaron este lunes hasta su máximo histórico, situándolo en los 280,47 puntos. Su anterior récord se había registrado en 2009 (plena crisis), cuando llegó a los 263,295 puntos.

Caso Deutsche

Varios analistas realizaron analogías entre la situación de Credit Suisse y la crisis de confianza que vivió Deutsche Bank hace seis años.

En aquel momento, el prestamista alemán se enfrentaba a grandes interrogantes sobre su estrategia, así como a las preocupaciones a corto plazo sobre el coste de un acuerdo para poner fin a una investigación de Estados Unidos relacionada con el mercado hipotecario. Al igual que Credit Suisse, vio subir los seguros de crédito y bajar su calificación de deuda y perdió clientes.

La tensión se redujo cuando la firma recaudó 8.000 millones de euros de nuevo capital y anunció un cambió en su estrategia. Sin embargo, lo que el banco alemán llamó “el círculo vicioso” de la disminución de ingresos y el aumento de costes de financiación ha tardado años en revertirse.

Credit Suisse no se enfrenta a un problema de la envergadura de Deutsche, pues la ratio de capital clave CET1 está en el 13,5% (cuanto más alto sea este porcentaje mejor, ya que mide la fortaleza financiera de la entidad), frente al 10,8% que tenía el banco alemana hace seis años.

En el Deutsche Bank, el coste de sus CDS a un año era inusualmente más alto que el de cinco años, algo que no sucede con Credit Suisse. Ahora, en el caso de la entidad suiza, la cotización de estos instrumentos arroja una posibilidad del 23% de que Credit Suisse entre en default.

De un desplome del 11,5% a una leve bajada del 0,93%

Credit Suisse comenzó la jornada de este lunes con fuertes bajadas llegándose a desplomar un 11,5%, lo que llevó, momentáneamente, el valor de la empresa por debajo de los 10.000 millones. Sin embargo, a media jornada, remontó gracias a que varios analistas respaldaron los argumentos de que Credit Suisse tiene un capital amplio y liquidez para capear la incertidumbre actual y la volatilidad del mercado. Así, el banco terminó con una ligera caída del 0,93%, dejando el valor de sus acciones en los 3,93 francos (4,04 euros al cambio actual). A pesar de esta recuperación, la entidad ha perdido en lo que va de año un 55,3% de su valor en Bolsa, dejando su capitalización en los 10.441,3 millones de francos (10.723,4 millones de euros).

Normas
Entra en El País para participar