Cómo conseguir cobrar la pensión máxima si has sido autónomo

Los profesionales deben cumplir una serie de requisitos de cotización para acceder al máximo legal

pensión máxima autónomo

Aunque a priori pueda parecer algo de ciencia ficción, no lo es. Una persona que ha sido autónoma también puede conseguir cobrar la pensión máxima.

Actualmente, la pensión máxima que puede cobrar un autónomo es de 2.820 euros en 14 pagas. Esto supone que se cobrarían anualmente 39.474 euros, unos 113 euros más al mes de lo que se abonaba en 2021.

Sin embargo, desde Asesorae advierten de que para llegar a cobrar esa cifra, el profesional tiene que haber cumplido una serie de requisitos durante su vida laboral. Uno de los principales es haber pagado una cuota suficiente que le permita cobrar la pensión máxima. De acuerdo con el tope de pensión fijado para 2022, esto es, 2.820 euros, el trabajador autónomo tendría que haber pagado aproximadamente de media unos 1.000 euros al mes durante los últimos 25 años para cobrar la pensión máxima.

Los últimos 25 años

Los expertos de AyudaTpymes añaden que no es suficiente haber cotizado por el máximo durante algunos años, sino que el profesional debe haberlo hecho durante los últimos 25 años. Cabe mencionar que en el caso de que el autónomo haya cotizado por una pensión intermedia hasta 10 años antes de jubilarse y a partir de esa fecha se suba la cotización, su pensión también subirá, pero no llegará al máximo.

Asimismo, es importante que el autónomo tenga la edad de jubilación establecida para poder cobrar la pensión. Se ha establecido que la edad de jubilación vaya aumentando progresivamente hasta alcanzar en 2027 los 67 años.

Para acceder a la pensión máxima de jubilación, la Seguridad Social hace un cálculo sobre lo cotizado por el trabajador en los últimos 25 años. Así, si, por ejemplo, el autónomo cotizó entre los 42 y los 55 años por una base de 750 euros, pero entre los 55 años y su jubilación incrementó su base a los 1.250 euros, probablemente ambas se compensen y pueda acceder a la pensión máxima. Lo contrario sucederá en el caso de que se haya cotizado hasta los 60 años por una base de 600 euros y luego la aumentara hasta los 1.400 euros, por lo que con toda probabilidad se cobrará menos que la pensión máxima.

Cuando el profesional está cotizando por dos regímenes, esto es, por el RETA y por el régimen general, si cumple los requisitos para jubilarse en ambos, podrá acceder a la prestación por jubilación en cada uno de los regímenes.

Normas
Entra en El País para participar